Inicio / Colaboradores / De Mirador Salud / ¡Las vacunas: un salvavidas para los grupos más vulnerables! ¿Y los antivacunas qué…?

¡Las vacunas: un salvavidas para los grupos más vulnerables! ¿Y los antivacunas qué…?

Padres que no quieren vacunar a sus hijos aumentan mucho más cada día. Una situación alarmante que nos llevaría a la primera mitad del siglo pasado. En Estados Unidos, por ejemplo, están incrementando los estados que permiten las exenciones no médicas para evadir vacunar a los niños. Igualmente, los brotes de sarampión son cada día los más. En Europa, situaciones similares se observan. Algunos opinan que como llevamos mucho tiempo sin padecer aquellas terribles enfermedades, a la sazón las hemos olvidado. ¡Una excusa inexcusable!

Todo esto gracias a los movimientos antivacunas…

Oponerse a la inmunización no es nada nuevo y ha existido desde siempre. Existen historias como la ocurrida en Inglaterra en los primeros años del siglo XIX, cuando a raíz del descubrimiento de la vacuna de la viruela por Edward Jenner, la gente se resistía a vacunarse, pero era comprensible por lo novedoso de la situación; igual situación ocurrió en Boston durante el último brote de viruela (1901-1903)en Estados Unidos, el coordinador del Comité de Salud se enfrentó a los antivacunas y les lanzó un reto, historia reseñada en MiradorSalud. Es interesante conocer la historia de los movimientos antivacunas.

Pero, últimamente estos movimientos han proliferado, en parte a causa de algunos factores como las redes sociales (social media) que fomentan la información errada y sin fundamento e influyen en esta propagación. Esto es un desafío histórico para la salud pública cuando, particularmente, son las celebridades, trabajadores comunitarios, médicos o las llamadas “mamás bloggers” los que transmiten mensajes equívocos sobre las vacunas por las redes sociales.

En tiempos recientes (2015), en Estados Unidos, solamente el 72% de los niños entre 1 y 3 años fueron vacunados como correspondía, según las guías del Comité Asesor para las Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés). Debido a la preocupación en relación a la seguridad y los efectos adversos de las vacunas, los padres han recurrido a la obtención de exenciones no médicas basadas en la religión o creencias filosóficas para evitar que sus hijos sean inmunizados. En ese país, el número de estados que permiten esta exención pasó de 12 a 18 estados, entre el año 2009 y el 2016, acontecimiento que incluyó áreas metropolitanas importantes como Seattle, Portland, Phoenix, Salt Lake, Houston, Austin, Detroit, Kansas City, Pittsburgh, entre otras.

El mismo estudio, igualmente, demostró que existe una relación inversa entre tasa de exención y cobertura de vacunación. Es decir, que en aquellos estados con mayor tasa de exención hay menor frecuencia de vacunación o cobertura. Por ejemplo, la cobertura de la triple viral (paperas, rubeola y sarampión) en preescolares de aquellos estados con dispensas para no vacunar son más bajas y, al mismo tiempo, las bajas coberturas dan lugar a brotes de enfermedades, como es el caso del brote de sarampión originado en Disneylandia (Anaheim, California). Por el contrario, en los estados donde se dejaron de aplicar estas dispensas subió la cobertura de inmunización. Los investigadores concluyen que se están estableciendo nuevos focos de actividades antivacunas que pueden ser copiados por otros países.

En Europa también se repite la situación. En agosto de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica una nota titulada: Casos de sarampión alcanzan récord en la región europea. La OMS señala que más de 41.000 niños y adultos han sido infectados con sarampión en los primeros 6 meses del año 2018. Cifra alarmante comparada con 23.927 casos ocurridos entre 2010 y 2018. Siete países (Francia, Georgia, Grecia, Italia, Rusia, Serbia y Ucrania) presentaron más de mil infecciones en niños.

Este mapa interactivo muestra la expansión de enfermedades transmisibles y prevenibles por inmunización entre 2008 y 2018. Por ejemplo, en 2008, ocurrieron 147.381 enfermos por distintas infecciones prevenibles, de los cuales 147.159 (99,8%) fueron por sarampión, mientras que para el 2018, se diagnosticaron 275.954 casos, de los cuales el 59% padeció de cólera y el 38% de sarampión. Es decir que las enfermedades transmisibles aumentaron 53% entre ambos años.

Esta situación se debe a una cobertura vacunal insuficiente y es motivo de gran preocupación para las autoridades de salud en el mundo. Para impedir la circulación y transmisión de sarampión, de manera de mantener así protegida a la población es necesario inmunizar al 95% de la población blanco para así alcanzar la tan necesitada inmunidad de rebaño y mantener libre de sarampión y erradicar la enfermedad para todos los habitantes del mundo.

Al respecto el Dr. Seth Berkley, Director General de GAVI ha comentado: “El aumento de los casos de sarampión es muy preocupante, pero no sorprendente”. “La complacencia con respecto a la enfermedad y la propagación de falsedades sobre la vacuna en Europa, el colapso del sistema de salud en Venezuela y su fragilidad y la baja cobertura vacunal en África se combinan para provocar un resurgimiento mundial del sarampión después de años de avances”. América estuvo muy cerca de eliminar el sarampión del continente, meta que se desinfló…

Distintas estrategias en salud pública han sido analizadas y deben implementarse para corregir este desfase. Sin embargo, es complicado cambiar esta ola de creencias negativas sobre las vacunas. Al respecto, los matemáticos Xingru Chen y Feng Fu de Dartmouth College, New Hampshire, USA, explican la raíz de este fenómeno social en un artículo publicado este año, titulado: “Vacunas imperfectas y la histéresis”, donde abordan la problemática de la resistencia a la vacunación aun cuando las evidencias indican que son beneficiosas y seguras.

La histéresis es un fenómeno que muestra la tendencia de un material a conservar sus propiedades en ausencia del estímulo que lo causó. Es aplicable a fenómenos físicos y químicos, en catástrofes, en la economía y en circunstancias de conflictos personales o colectivos que surgen por una acción que cambia las condiciones existentes.

La investigación muestra cómo problemas pasados respecto a la seguridad de las vacunas crean la histéresis que induce resistencia a la inmunización por un tiempo prolongado y aun ante evidencias que muestran que las vacunas son seguras y salvan vidas. La histéresis puede afectar la salud pública negativamente ya que es una fuerza muy poderosa y difícil de cambiar en el ámbito social. Se podría decir que la histéresis impulsa los movimientos anti-vacunas.

Partiendo del papel que juegan factores sociales en la epidemiología y utilizando modelos de conducta-enfermedad, en este estudio analizaron datos de la vacuna de la tos ferina durante 1978 y 1992 en Gales e Inglaterra, cuando su cobertura pasó de 30 a 91%, hecho que solo debió tomar un año en condiciones ideales, pero que en cambio tardó 15 años.

La aparición de histéresis ha sido estudiada en las propiedades magnéticas de materiales y en sistemas biológicos y socioeconómicos, pero esta es la primera vez que se demuestra que puede ocurrir en un contexto de salud pública.

Comenta uno de los autores: “La mera fuerza de los argumentos fácticos y lógicos sobre temas de salud pública no es suficiente para superar la histéresis y el comportamiento humano.”

Ahora, ¿cómo romper el ciclo de la histéresis? Los autores recomiendan promover comportamientos altruistas ya que el dilema de la vacunación es un ejemplo de problema de cooperación humana en el mundo real porque al vacunarme yo y a mis hijos estoy protegiendo a terceros e impidiendo que el virus se propague. Actuando responsablemente ayudo a otros.

Nota: Ver caso de la vacuna del dengue.

Irene Pérez Schael

Acerca de MIrador Salud

Somos un equipo de investigadores, profesionales de la salud y ramas afines y de la comunicación comprometidos con la promoción de una salud responsable. www.miradorsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies