Inicio / Editorial / Futuro de la Medicina en Venezuela

Futuro de la Medicina en Venezuela

"Futuro De La Medicina En Venezuela "
Publicado en El Universal, Sábado,  26/05/2007..p.3-4
 

REALIZAN ENCUENTRO DE SANADORES Y ESPIRITISTAS.

chamanes

Bajo el patrocinio y la organización de la Escuela para la Participación en Salud Social y el apoyo de la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Caracas, desde esta tarde y hasta el próximo domingo se realizará el 5to Encuentro para la Memoria Ancestral,en la Escuela Bolivariana 19 de Abril, de la avenida San Martín, con la participación de médicos integrales, yerbateros, santeros, babalaos, cofradía de María Lionza,  holísticos, parteras y salvadores de la agricultura, entre otros, provenientes de varios estados del país. Hoy habrá una "sanación colectiva" a las 7:00 de la mañana.

Esta convocatoria nos hizo reflexionar y hacer algunas consideraciones.

En el mundo antiguo las prácticas "mágicas" pudieron representar un recurso válido contra las enfermedades, sobre todo aquellas de difícil diagnóstico y escasos recursos terapéuticos que en la dermatología abundan considerablemente. Antes que se produjera la eclosión de la dermatología clínica y científica, los pacientes aquejados de enfermedades de la piel solo podían recurrir a las creencias o al empirismo de la época. La religión, la filosofía y sobre todo la creencia en las fuerzas de la naturaleza eran las bases de una tradición que nutría las prácticas populares en materia terapéutica. Los caciques, chamanes, brujos, monjes, iluminados, untados, que representaban las élites religiosa e intelectual de esos tiempos eran consideradas  intermediarias entre el enfermo y una fuerza superior materializada por la fuente milagrosa.

Hoy día entendemos perfectamente la evolución del pensamiento y de la ciencia médica, toda esa fenomenología mágica quedó en la historia, quedó enmarcada como un testimonio de nuestros antepasados, que no tenían otra alternativa que recurrir a estas practicas o formas de hacer medicina,  siendo estas, no obstante inefectivas en la consecución de la salud, muchas de estas soluciones era el resultado de la evolución propia de la enfermedad, es decir su historia natural.

La terapéutica dermatológica actualmente pretende dar respuestas a los nuevos tratamientos, nuevas estrategias y a las nuevas demandas de la población, los tres lados del triangulo terapéutico de la dermatología actual.

Nuevos tratamientos:

En la mitad del siglo XX (1952)  hubo un acontecimiento de gran trascendencia en la terapéutica dermatológica, la introducción en el tratamiento de las enfermedades de la piel de los corticosteroides tópicos, fue  un dermatólogo norteamericano  Marion Sulzberger  el pionero de esta maravillosa idea y hoy aceptada   como la primera arma antiínflamatoria verdadera en la dermatología moderna, los mismos inhibe los Th 1 y los Th2, ELAM-1, ICAM-1 y el HLA-DR, además inhibe las interleuquinas 1-3-4 y 6, INF-alfa y INF, todos ello mediadores plenamente confirmados de los fenómenos inflamatorios cutáneos.

 Marion Sulzberger Teaching - Revista Naure

Posteriormente en esta misma carrera de la búsqueda de nuevas alternativas terapéuticas antiinflamatorias se descubre  en Japón (1984) una nueva molécula el Tacrolimus producido por el Streptomyces  tsukabaencis que actúa sobre la proliferación y activación de los linfocitos T, otro protagonista de la inflamación, base etiopatogenica de un importante un número de enfermedades dermatológicas , muy seguidamente en el año de 1996 se descubre otra molécula muy similar a esta última Pimecrolimus con iguales características.

El mejor entendimiento de los procesos inmunológicos de las enfermedades inflamatorias de la piel como la Psoriasis y la Dermatitis atópica nos ha permitido diseñar una nueva terapia: la terapia biológica, bloqueando puntos clave de su mecanismo patogénico, de esta manera surgen la terapia con anticuerpos monoclonales, monoclonales quiméricos, humanizados y los que interfieren con los receptores, que inhiben la actividad de las células presentadoras de anfígenos, la reducción de los linfocitos T patogénicos,  la inhibición de la actividad y proliferación de los linfocitos, desviación de la respuesta inmune de T1 a T2 y el bloqueo de la actividad de citocinas inflamatorias, es de esperar que los medicamentos que puedan llegar a desarrollarse siguiendo estas diferentes vías sean muy numerosos y de características muy distintas.

Nuevas estrategias

Las nuevas dirección se centran en considerar al cuerpo humano como un todo perfectamente interrelacionado e interconectado influenciado por todo lo que sucede en su interior y en su alrededor.

Las nuevas demandas de la población

estudiantesLos nuevos pacientes exigen a sus dermatólogos una mayor atención a los aspectos estéticos que le permitan una mejor autoestima para una más segura integración en la sociedad. Solicita y reclama nuevas formas de tratamiento con tecnología de punta,  fácilmente conocidas a través de los diferentes medios que la globalización y la democratización del conocimiento le permiten; cada día crece los pacientes que llegan a consulta dermatológica con más información y conocimiento sobre su enfermedad. 

Frente a este escenario evolutivo de vanguardia que persigue un mejor entendimiento de la enfermedad con bases científicas plenamente comprobadas, es inverosímil, difuso y hasta ilógico, encontrar propuestas oficiales y publicas impregnadas de elementos mágicos – religiosos curativos, como que si aún formáramos parte de una sociedad aislada del mundo actual, dando cabida a un retroceso en el campo de la medicina, por lo que tendría validez el preguntarnos:

¿;Cómo es posible que en un país de apenas veintiséis millones de habitantes,  con una excelente ubicación geográfica, privilegiados recursos naturales y una clase bien preparada de profesionales en ciencia de la salud, que han tenido la oportunidad de prepararse y trabajar en los mejores centros científicos del mundo,  estemos presenciando una convocatoria patrocinada y avalada por la primera autoridad civil de la capital del país?¿ Hacia donde vamos?, ¿;será que perdimos el rumbo?

Los Editores.

Imagenes:

Figura 1: Fotografía de varios chamanes haida, de la web Haida: Children of Eagle and Raven 
Figura 2: Marion Sulzberger Teaching, 1952-1953. NYU Postgraduate Medical School Bulletin. Courtesy of Archives, Frederick L. Ehrman Medical Library, NYU School of Medicine. Revista Nature
Figua 3: Estudiantes de Medicina, en prácticas de laboratorio.  

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

2 comentarios

  1. En la foto donde aparece el Dr. Sulzberguer, la distinguida dama que aparece de pie escuchando atentamente las palabras del maestro es nuestra querida maestra Dra Eva Koves y de frente el caballero con el cabello engominado es el Dr. Sadegh Amini esposo de la DRa. Koves y padre de nuestro ex residente del Instituto de Biomedicina Sadegh Amini Koves

  2. Tienen la formula estructural del tacrolimus, me gustaria conocerla.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies