Inicio / COLABORADORES / DermaNews / Las vacunas ya están aquí, pero ¿deberíamos esperar alguna reacción local en piel?

Las vacunas ya están aquí, pero ¿deberíamos esperar alguna reacción local en piel?

Con el advenimiento de las vacunas, la esperanza de la disminución de casos severos por SARS-CoV-2 parece prometedora, pero al igual que todo en esta pandemia, los conocimientos se adquieren con el día a día.

Es imperativo recordar que existen diversos tipos de vacunas contra el SARS-CoV-2:

-Vacunas de ARNm: Les dan instrucciones a nuestras células para que produzcan una porción inocua de lo que se conoce como «proteína Spike». La proteína Spike está presente en la superficie del virus que causa el COVID-19. Una vez que las instrucciones (ARNm) se encuentran dentro de las células inmunitarias, las células las usan para producir una porción de la proteína. Una vez que nuestro organismo creó esa porción de proteína, la célula descompone las instrucciones para deshacerse de ellas. A partir de allí la célula muestra la porción de la proteína creada sobre su superficie. Nuestro sistema inmunitario reconoce que la proteína es un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta inmunitaria y producir anticuerpos, como sucede cuando se produce una infección natural contra el COVID-19. Al final del proceso, nuestro organismo habrá aprendido cómo protegerse contra futuras infecciones.

Algunos ejemplos de vacuna de ARNm: Pfizer, Inc., y BioNTech Tozinameran (BNT162b2), ModernaTX, Inc (mRNA-1273), Janssen Pharmaceuticals Companies of Johnson & Johnson (JNJ-78436735),

-Vacunas de vectores virales: Contienen una versión modificada de otro virus (el vector) para darles instrucciones importantes a nuestras células. El vector (no el virus que causa el COVID-19, sino otro virus, menos nocivo) ingresa a una célula dentro de nuestro organismo y usa la maquinaria celular para producir una porción inocua del virus que causa el COVID-19. Esta porción se conoce como proteína Spike y solo está presente en la superficie del virus que causa el COVID-19. La célula despliega la proteína Spike sobre su superficie, y nuestro sistema inmunitario reconoce que no pertenece al sistema. Esto desencadena una respuesta de nuestro sistema inmunitario, que comienza a producir anticuerpos y activar otras células inmunitarias para combatir lo que considera una infección.

Algunos ejemplos de vacuna de vectores virales: CanSino Biologics (Ad5-nCoV), Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya  (Gam-COVID-Vac/Sputnik V), Johnson & Johnson (Ad26.CoV2.S), Universidad de Oxford y AstraZeneca (AZD1222).

-Vacunas de virus inactivado: Para ello se cultivaron grandes reservas del coronavirus en células de riñón de mono. Luego rociaron los virus con una sustancia química llamada beta-propiolactona, un compuesto que desactivó los coronavirus al unirse a sus genes. Los coronavirus inactivados ya no podían replicarse. Pero sus proteínas, incluida la de espiga, permanecieron intactas. A continuación, los investigadores extrajeron los virus inactivados y los mezclaron con una pequeña cantidad de un compuesto a base de aluminio llamado adyuvante. Los adyuvantes estimulan el sistema inmunitario para potenciar su respuesta a una vacuna. Es el mismo principio que se usa para la formulación de vacunas contra la polio, la hepatitis A y la rabia.

Algunos ejemplos de virus inactivado: Sinovac (Coronavac), Instituto de Productos Biológicos de Beijing y Sinopharm (BBIBP-CorV).

Estas son las vacunas fase 3 que actualmente se están utilizando. Ahora bien cuando se analiza los diversos prospectos de estas vacunas se reportan efectos secundarios habituales tras la inyección, tales como: dolor en el brazo y síntomas similares a los de la gripe, como: cefalea, escalofríos, fatiga, náuseas y fiebre. En un pequeño porcentaje de casos (0,3- 0,45% según datos preliminares) ocurren reacciones graves, como anafilaxis. Los efectos secundarios son más frecuentes cuanto menor es la edad del paciente, quizás porque su sistema inmunitario responde con más vigor.

¿Pero qué hay de reacciones locales en la piel? Hasta la fecha en la literatura revisada solo hay una carta al editor en la revista de la New England Journal of Medicine, publicada en marzo, donde reportan formalmente reacciones locales cutáneas de las vacunas de ARNm contra el SARS-CoV-2, específicamente la vacuna ModernaTX, Inc (ARNm-1273),  en el lugar de la inyección, que fueron observadas en el 84,2% de los participantes del estudio fase 3 tras la primera dosis. Este estudió demostró incluso reacciones retardadas, definidas en ese ensayo como aquéllas que aparecen luego del día 8) y que ocurrieron en 244 de los 30.420 participantes (0,8%) después la primera dosis y en 68 participantes (0,2%) después de la segunda dosis. Estas reacciones incluyeron: eritema, induración y dolor a la palpación. Las reacciones normalmente se resolvieron en los siguientes 4 a 5 días de su aparición.

Estas reacciones tuvieron un aspecto polimorfo. Los autores informan de una serie de 12 pacientes con estas reacciones, apareciendo todas cerca del lugar de la inyección después resolver los síntomas asociados con la vacunación. Cinco de las reacciones fueron placas ?10 cm, recibiendo tratamiento sintomático con ej. hielo y antihistamínicos. Otros recibieron glucocorticoides (tópicos, orales o ambos) y 1 paciente recibió antibioticoterapia para presunta celulitis. Los síntomas se resolvieron una mediana de 6 días después del inicio (promedio de 2-11 días).

Los autores sospechan de una reacción local de hipersensibilidad de tipo retardado o mediada por linfocitos T, la cual fue apoyada por biopsia de piel obtenida de uno de los pacientes. Dicha biopsia reportó: infiltrados linfocíticos perivasculares y perifoliculares superficiales con eosinófilos y mastocitos dispersos. Cabe destacar que dicha hipótesis solo ha sido planteada para vacunas de ARNm, sin embargo no es descabellado sospechar que reacciones locales parecidas se puedan observar con los otros tipos de vacuna, que hasta la fecha no han resportado en la literatura dichos efectos.

Por otro lado Cristina Galván, dermatóloga e investigadora española, ha puesto en marcha un estudio observacional descriptivo prospectivo y multicéntrico cuyo objetivo principal es describir mejor estas reacciones cutáneas y valorar si están relacionadas con la vacunación, el cual está apoyado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Esta autora reporta que posterior a la inoculación de la vacuna, se ha reportado muchos casos de herpes zóster y que tampoco se puede dejar de lado los casos de reacciones inflamatorias en zonas donde previamente se habían realizado rellenos dérmicos por motivos estéticos, por ej. Con ácido hialurónico.

Es posible que el personal de salud encargado de la vacunación masiva, no esté preparado para abordar reacciones locales retardadas a la vacuna, dada a la cantidad de dosis que se están aplicando de manera simultánea.

Nuevamente recae en el dermatólogo la responsabilidad de saber identificar estas reacciones para orientar adecuadamente al paciente y evitar el uso innecesario de tratamientos con esteroides, AINES e incluso antibióticos.

Bibliografía

  1. Baden LR, El Sahly HM, Essink B, et al. Efficacy and safety of the mRNA-1273 SARS-CoV-2 vaccine. N Engl J Med 2021;384:403-16.
  2. Kelso JM, Greenhawt MJ, Li JT, et al. Adverse reactions to vaccines practice parameter 2012 update. J Allergy Clin Immunol 2012;130:25-43.
  3. K Blumenthal, E Freeman, R Saff, L Robinson et al. Delayed Large Local Reactions to mRNA-1273 Vaccine against SARS-CoV-2. N Engl J Med 2021. Preproof: DOI: 10.1056/NEJMc2102131

 

Acerca de Mariaesther Vásquez Chirinos

Médico Cirujano egresado de la UCV-EMJMV. Médico Internista y Dermatológo egresada de la UCV-HV-IDB. Fellowship en Oncología y Cirugía Dermatológica-HMCA. Colaborador Docente de pregrado de la Cátedra de Dermatología EMJMV-UCV. Adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Vargas de Caracas.

7 comentarios

  1. Excelente tanto de originalidad de cada una d e las vscinsd como de su efectos secundarios posterior s su aplicacion

  2. La peor reaccion de la vacuna es no ponersela

    Otra: En Dermatology onmline Journal Articulo de jedioswski P. Morbiliform rash after administration of Pfizer- NioNTech Covisd- 19 mRNA vaccine
    Gracias Mariaesther
    Jaime Piquero Martin

  3. Maria Esther Chirinos-Chirinos

    De verdad, de gran importancia el rol del Dermatologo, a la hora de reconocer lesiones, estadios y asociaciones con severidad, criterios terapéuticos y epidemiológicos al momento de reconocer las reacciones cutáneas ante la CoVID-19 y antes reacciones post-vacúnales
    Gracias Dra Vásquez por ilustrarnos, ya que el conocimiento es un compromiso….

  4. Gracias Dr. Ya la revisó. Acaba de salir también una carta al Editor en la AAD.

  5. Amalia Panzarelli

    Por las redes sociales hay fuertes críticas a las vacuna de fabricación china, Sinovac y Sinopharm, por el contenido de beta-prionolactona; un cancerígeno reconocido y el hidróxido de Aluminio que podría causar neurotoxicidad por lo que estarían contraindicadas en personas que tienen el gen o antecedentes para Alzheimer y Parkinson.

    Por cierto, la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinopharm fue la que se colocaron las infantas Elena y Cristina en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.
    Así que yo me la pondría sin problemas. Mis saludos,

  6. Jaime Piquero martin

    Amalia como van las cosas en las altas esferas del gobierno en España, incluyendo la monarquía, yo no me fiaría de eso. Tiene gran parecido con nosotros hace unos 20 años!!!!

Responder a Amalia Panzarelli Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies