La Partitura

Hay una pregunta,o cuerpo de preguntas relacionadas, la cual ha intrigado a la humanidad desde la antigüedad.

Cómo puede ser compatible el concepto de un creador omnipotente, omnisciente y benefactor  con el hecho de una estructura vital (al menos en la tierra) imperfecta y  cambiante. ???

Este planteamiento parece urgente y conflictivo en épocas de sufrimiento, como el producido por los cataclismos, las guerras  y,especialmente ahora,las pandemias.

Históricamente han habido varios tipos de explicaciones; algunas pueden ser complementarias.

1.-La noción de castigo…La humanidad ha transgredido  los  lineamientos del  Señor y debe ser castigada, o incluso extinguida total o parcialmente. El Antiguo Testamento señala varios ejemplos: El Diluvio Universal y la supervivencia sólo de Noé , su progenie y ciertas especies animales.. La extinción por el fuego ; de Sodoma y Gomorra,. El castigo de la soberbia judía, mediante la derrota ante Babilonia , el exilio y el cautiverio. en el gran imperio mesopotámico.

2.-El concepto que existe no solamente el Bien del Divino Creador, sino también el  Mal, integrado en una figura  rebelde,poderosa y desafiante. Quizá este concepto sea de origen  iraní con la figura de Ahrimán. O quizá sea una noción propia de la humanidad en su totalidad. Así lo sugieren las ideas  sobre Shaitán  o Satanás (el Adversario) y el dios egipcio Set. El mal será finalmente  derrotado…pero sólo en la fruición de los tiempos.

3.-La enseñanza que quizá la humanidad evoluciona no sólo en su cuerpo, sino sobre todo en sus conceptos éticos y la capacidad de seguimiento de los patrones divinos. Si nos desviamos del buen camino somos corregidos y la magnitud de la corrección es función  directa de la importancia de la transgresión.-

4.- La opinión que la verdad , la justicia y la equidad  en el contexto de lo absoluto e irrefutable son inalcanzables para el conocimiento humano. Esta opinión es señalada de modo imperecedero y desgarrante  en el final del libro de Job. Dios  respondió a Job,desde un torbellino. Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra? y luego…Sacaras tú al leviathán con el anzuelo ?? Por fin Job concede….Yo denunciaba lo que no entendía; cosas que me eran ocultas y que no las sabía….

Job en representación del género humano se rinde y confiesa..No sé ni puedo saber..No entendí ni entiendo.Sin embargo esta admisión no es una explicación, no es una respuesta, es sólo una rendición incondicional.

Job se somete y se humilla  y luego sigue su vida rehaciéndola en lo factible. No obstante el ser humano no lo hace así..sigue preguntando porqué y para qué ??

La tercera opción es quizá la que ha tomado por suya el ser humano y sus civilizaciones.

En una obra que nunca terminó y que sólo se publicó luego de la muerte del autor. JRR Tolkien ( célebre creador del “Hobbit” y de la trilogía de los anillos en el Silmarillion) propone lo siguiente. El Dios supremo , creador, Ilúvatar, concibe su proyecto sobre el mundo en forma de una partitura. Esta partitura la hace del conocimiento de sus ayudantes, llamados de una manera u otra “dioses” . Estos últimos, interpretarán la partitura y la transformarán en música. A medida que la melodía se va produciendo se va formando el  Universo . Uno de los dioses, el más dotado, pero también el más rebelde y envidioso de la primacía y el poder generativo de Ilúvatar , introduce sus propios cambios en la melodía  Esto altera el universo en formación..Ilúvatar suspende su transmisión pero luego exclama. Tú, Melkor, has querido insertar tus propias notas y alterar mi creación. Debes saber sin embargo, que lo que haces y lo que puedas hacer y aún lo que desees hacer está considerado en mi obra y ella  irá a donde yo desee que vaya !!! (Esto fué el  sentido de lo escrito no una cita literal)

Nadie sabe exactamente qué era lo que Tolkien quería decir en este y otros trozos de una obra que nunca quiso publicar. Se podría quizá pensar que un creador todopoderoso y omnisciente no  construiría una obra que tuviese un final y  un ser estático.

Quizá construiría un organismo vivo, del cual todos formamos parte y que recorre un sendero no creado que se va abriendo a medida que se adelanta. No concibe ni es concebible un estado final ni una meta ni tampoco lo que pudiera admitirse como deseable o no. El Universo y su creador son uno y nosotros somos parte de ese uno sin saber si realmente existimos como individualidad o no.

El Silmarillion es difícil de leer e imposible de comprender…al menos para mí. No termina y es frustrante..pero no descorazonante…….. Al contrario !!!

Mauricio Goihman Yahr

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Individuo de Número Sillón XXVII, Academia Nacional de Medicina. Dermatólogo, Profesor.

Un comentario

  1. maria eugenia cavazza

    Gracias Maestro , siempre un gusto leer sus reseñas …. pensar el Tolkien quien desde muy joven atrajo mi atención y sembro tantas dudas …. no hay que descorazonarse ciertamente . Salimos del uno , experimentamos en este planeta y sin mas retornamos al Uno. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies