Inicio / De Interés / Artículos Científicos / Aspirina para el daño solar (A propósito de dos artículos)

Aspirina para el daño solar (A propósito de dos artículos)

Rahman H, Kumar D, Liu T, Okwundu N, Lum D, Florell SR, Burd CE, Boucher KM, VanBrocklin MW, Grossman D, Aspirin protects melanocytes and keratinocytes against UVB-induced DNA damage in vivo, J of Invest Dermatol 2021 Jan;141(1):132-141.e3. doi: 10.1016/j.jid.2020.06.003.
.
En un artículo publicado en el 2020; basándose en que la radiación ultravioleta promueve el cáncer de piel a través de múltiples mecanismos, incluida la inducción a la inflamación, estrés oxidativo y daño en el ADN. Los autores plantean que la acción antiinflamatoria de la aspirina (ASA) podrían proteger contra el daño al ADN inducido por UVB y la carcinogénesis de la piel.

Es así como utilizan ratones a los que se les administro aspirina y luego se radiaron con UVB mostrando posteriormente menos inflamación, menos células de quemaduras solares y lesiones, que en la piel de otros animales control irradiados pero que no se les administro aspirina. Sin embargo, estos efectos de la aspirina no retrasaron la aparición del melanoma en ratones expuestos a una sola dosis neonatal de UVB.

Concluyen que la aspirina puede proteger contra la inflamación inducida por UVB en la piel y reducir el daño del ADN inducido por UVB tanto en los melanocitos como en los queratinocitos.

Aspirin’s Protective Effects Highlight the Role of Inflammation in UV-Induced Skin Damage and Carcinogenesis John A. D’Orazio1,2,3 Journal of Investigative Dermatology 2021 141, 10e11. doi:10.1016/j.jid.2020.06.011

En este comentario realizado en el mismo numero de la revista J Invest Dermatol en la que fue publicado el resumen del articulo “La aspirina protege a los melanocitos y queratinocitos contra el daño del ADN inducido por los rayos UVB in vivo”, en donde los autores Rahman et al. informan que la aspirina administrada por vía entérica atenúa el daño celular asociado con los rayos UV y la inflamación inducida por los rayos UV in vivo y el carcinoma de células escamosas.

Esta investigación se basa en estudios previos de laboratorio de Grossman que demostraron que la aspirina inhibe muchos aspectos del fenotipo maligno del melanoma. Para este articulo así como para otros anteriores se basan en la idea que la inflamación crónica es carcinogénica y la radiación UV inflama, por lo que podría estar implicado en la carcinogénesis de la piel. De hecho, se han realizado muchos estudios epidemiológicos, celulares y moleculares desde hace muchos años que respaldan un vínculo entre la inflamación y la carcinogénesis.

La aspirina (ácido acetilsalicílico) es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo ampliamente utilizado por sus propiedades analgésicas, antipiréticas, antiplaquetarias y antiinflamatorias. De hecho, algunos estudios de población humana han implicado un papel protector de la aspirina u otros agentes antiinflamatorios en la prevención del cáncer de piel, aunque otros no, quizás debido a la variabilidad en su uso. en grandes cohortes.

Usando modelos celulares y animales, los autores encontraron que la aspirina redujo el infiltrado inflamatorio que sigue a los rayos UV y promovió la eliminación de las fotolesiones.

Asimismo, la aspirina tuvo un claro impacto protector en el desarrollo del carcinoma de células escamosas dependiente de UV en ratones sin pelo SKH1-E.

Ciertamente, la aspirina se ha utilizado ampliamente como agente preventivo contra la trombosis, las enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer; por lo tanto, su uso potencial como protector UV es razonable; sin embargo, existen varias advertencias importantes y barreras potenciales que deben tenerse en cuenta antes de que la aspirina pueda traducirse en un producto significativo contra el cáncer de piel o como protección UV en humanos.

Preguntas que nos hacemos

¿Se pueden lograr niveles significativos de metabolitos de aspirina en la piel?
¿Se pueden alcanzar estos niveles de forma segura mediante la administración oral?
¿Se podría usar aspirina de manera segura en la población pediátrica, una población particularmente de alto riesgo de UV, cuando se ha asociado con el síndrome de Reye en ese grupo de edad?
¿Podrían desarrollarse agentes antiinflamatorios tópicos como protectores UV que tal vez podrían incorporarse a los protectores solares?
¿La aspirina de alguna manera previene el desarrollo de foto productos mediado por UV o también afecta su reparación?
¿Por qué la aspirina no protegió contra el melanoma cuando redujo los niveles de fotoproducto en los melanocitos Melan-A?

Conclusiones

La aspirina protegió contra el daño y la inflamación inducidos por los rayos UV in vitro e in vivo.

La aspirina atenuó la carcinogénesis de queratinocitos inducida por UV pero no afectó la formación de melanoma inducida por UV en ratones.

A través de sus propiedades antiinflamatorias, la aspirina puede ser útil como agente protector UV.

El autor que realiza el comentario como nosotros esperamos con interés el trabajo futuro para aclarar estos problemas y posiblemente desarrollar el uso de agentes antiinflamatorios en la protección UV y la prevención del cáncer de piel.

Acerca de Editores PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies