Inicio / Editorial / La crisis económica mundial y la Dermatología latinoamericana

La crisis económica mundial y la Dermatología latinoamericana

editorial_228
Título: Madre con niño enfermo
Autor: Pablo Picasso.
Museo Picasso ( Barcelona)

Sombrío panorama el que refleja la crisis económica mundial hecha pública en Septiembre de 2008. No se trata de anuncios pesimistas sino reales que no solamente afectan a países desarrollados sino al globo terráqueo en general. Claro que para Latinoamérica los efectos pueden ser mas tangenciales según opinión de los expertos politólogos y economistas pero igualmente la mancha negra pica y se extiende, y aunque múltiples factores tales como inflación y avaricia de grandes capitalistas podrían señalarse como causantes de dicha crisis la verdad es que se trata de una falta de confianza en el sistema bancario  difícilmente recuperable a corto plazo.

La industria farmacéutica como cualquier otra empresa capitalista se apoya en un sistema económico preestablecido pero no confiable por lo cual sus inversiones son mas cautas y conservadoras. No pueden negar su ayuda en cuanto a participación en congresos, eventos, proyectos de investigación y relacionados porque ello produciría una involución perjudicial, pero sí están limitando sustancialmente la participación y prueba de ello lo vivimos en la recientemente pasada  reunión de dermatólogos (67th Annual Meeting AAD, 2009) celebrada en San Francisco, USA, donde pudimos palpar la baja en la asistencia de participantes y también en la inversión que los laboratorios hicieron en relación a años anteriores. Estamos hablando de que si la asistencia  del año pasado en San Antonio fue de alrededor de 13.000 participantes contra cerca de 8.000 este año y también de que otros años los diferentes “stands” obsequiaban generosamente sus productos mientras que en esta oportunidad la tacañería se hizo demasiado evidente.

No está en nuestro ánimo hacer exhaustivos análisis de amateurs pero sí es oportuno reflexionar acerca de nuevas orientaciones que debemos considerar a la hora de organizar eventos, asistir a ellos o participar en actividades de investigación y difusión de la información en el campo dermatológico que es el que nos ocupa.
Editores
Nota: Como no queremos ser agoreros, a continuación artículo optimista del Dr. Francisco Kerdel Vegas sobre otra faceta de la crisis económica y la salud


POSIBLES Y FAVORABLES CONSECUENCIAS DE LA MASIVA INYECCIÓN DE FONDOS AL SECTOR SALUD  DE LOS ESTADOS UNIDOS
Tomado de Revista del Domingo de NOTITARDE)
Dr. Francisco Kerdel-Vegas
www.bitacoramedica.com

Es hasta cierto punto paradójico e irónico que la crisis económica por la que atraviesa el mundo entero pueda tener alguna consecuencia favorable, sin embargo tal es la lectura que a primera vista puede darse a la ley que el pasado 17 de febrero de 2009, firmó el nuevo presidente de los Estados Unidos, Barack OBAMA, adjudicando la considerable suma de US$ 787 millardos (o sea, billones de dólares, en inglés) a la recuperación y reinversión en los Estados Unidos, de los cuales –tal como era de esperarse- una parte sustancial se dedica a la salud.  Concretamente,  dirige US$ 150 millardos del monto total (cerca del 20%) al sector salud de los Estados Unidos, la mayor parte de los cuales se utilizarán en los próximos dos años.

¿Porqué razón esta inversión masiva en salud -de semejante orden y magnitudes- en los Estados Unidos,  va a afectar favorablemente a otros países más allá de las fronteras de ese país?

Si estudiamos aunque sea superficialmente los objetivos de esa legislación, de inmediato nos daremos cuenta que dicha inversión va a tener  numerosas e importantes consecuencias favorables para las ciencias médicas en general, sin distingo de límites geográficos y políticos, dada la naturaleza de los conocimientos médicos y su inmediata propagación universal, que beneficia sin distingos a todos los seres humanos dondequiera que se encuentren.  Esa cuantiosa inversión en salud no la puede hacer sino la primera potencia económica del planeta, pero sus beneficiarios –en un buen número de innovaciones- podemos y debemos ser todos sus habitantes.

La nombrada legislación contempla amplias y favorables iniciativas en todo el sector de investigación biomédica y en particular enfoca el problema de la investigación clínica dedicada a demostrar la efectividad comparativa de diversos tratamientos para una misma enfermedad (un sector de gran importancia, que puede originar considerables ahorros en el gasto de salud).  También hace énfasis en la adopción rápida de la tecnología de la información en el sector salud y la protección  de la privacidad y seguridad de las historias médicas electrónicas.  Específicamente, incluye US$  87 millardos adicionales para el programa ya existente de Medicaid; US$  24,7 millardos para subsidiar esquemas de seguros médicos privados para personas que han perdido o perderán su trabajo como consecuencia de la crisis; US$  19,2 millardos para tecnología de la información en salud; y US$ 10 millardos para los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en su siglas en inglés).  Para dar una idea a los lectores de lo que significa esa “inyección de recursos” a partir de este momento, baste recordar  que la cantidad asignada adicionalmente a los NIH (que son sin la menor duda la fuente de financiamiento más importante del mundo en materia de investigación biomédica) representa  el equivalente a una tercera parte de su presupuesto anual (que monta a US$ 29,5 millardos en la actualidad).

Es fácil colegir de la información de que disponemos, que dada la eficiente organización burocrática de los Estados Unidos, esos fondos van a ser correctamente administrados y que los resultados de esos programas, aún aquellos que van directamente dirigidos a financiar la atención médica de los pacientes, tendrán beneficios indirectos pero positivos para otros países y otras situaciones, pues de esos resultados todos aprenderemos a utilizar eficazmente los recursos disponibles.  Una de las prioridades bien identificadas es lo que se refiere a investigación en el campo de “efectividad comparativa” de los tratamientos (área de profundo interés pero poco incursionada hasta el momento) , que será administrada por el Instituto de Medicina (organización que forma parte de las Academias Nacionales de los Estados Unidos).  Incluso se menciona en la legislación comentada la importancia de incluir mujeres y grupos minoritarios en los estudios clínicos, desde que está probado que diferentes grupos pueden tener diferente respuestas a los tratamientos.

La importancia atribuida al sector salud en este plan de rescate de la economía de los Estados Unidos es prueba fehaciente de que faltando la salud no es posible adelantar ningún otro beneficio social.  De esta histórica decisión del Gobierno y pueblo de ese gran país, nos beneficiaremos todos y cada uno de los ciudadanos del mundo.

26 de febrero de 2009

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

2 comentarios

  1. DR FRANCISCO VEGAS , QUIZA SEA UNA PARTICULARIDAD SUYA LA DE SER OPTIMISTA , Y NO ME PARECE MAL , TODO LO CONTRARIO , PERO LA REALIDAD DE AÑOS VIENE DICIENDO OTRA COSA CUANDO HABLAMOS DE SALUD EN EL MUNDO Y DE LA POSIBILIDAD DE ACCEDER A ELLA EN FORMA JUSTA Y EQUITATIVA PARA LA POBLACION MUNDIAL EN GENERAL , QUIZAS ESTEMOS EN UN MOMENTO DE INFLECCION MUNDIAL Y DE LO QUE SE TRATE SEA DE REPOSICIONARNOS COMO SERES HUMANOS Y MEDICOS , Y VER SI OTRO SISTEMA SIRVE MEJOR PARA LA CAUSA , LE MANDO UN GRAN SALUDO
    SANATORIO DE LA PROVIDENCIA Y MI CONSULTORIO , CAPITAL FEDERAL, BUENOS AIRES ARGENTINA

  2. La tecnologia actual comprarla es un sueño, investigación biomédica estamossin fondo para hacerla, la dermatologia cosmetica y quirurgica si efectuamos e innovaciones.

    Toda esta crisis nosesta afectando sobre todo a Nicaragua por cuestiones politicas, el descontrol es mayor.
    La crisis es algo que esta afectando a todos,
    es puntual lo escrito por ustedes

    gracias.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies