Inicio / Colaboradores / Dermatología y Arte / MUSICA: Venezuela

MUSICA: Venezuela

Canción: Venezuela
Intérprete: Mirla Castellanos
Letra y Música: Pablo Herrero y José Luis ArmenteroVenezuela 

Llevo tu luz y tu aroma en mi piel
y el cuatro en mi corazón
llevo en mi sangre la espuma del mar
y tu Horizonte en mis ojos…

No envidio el vuelo ni el nido al turpial
soy como el viento en la mies
siento el caribe como una mujer
soy así que voy a hacer…

Soy desierto, selva, nieve y volcán
y al andar dejo mi estela
el rumor del llano en una canción
que me desvela…

La mujer que quiero tiene que ser
corazón, fuego y espuela
con la piel tostada como una flor
de Venezuela…

Con tu paisaje y mis sueños me iré
por esos mundos de Dios
y tus recuerdos al atardecer
me harán más corto el camino…

Entre tus playas quedó mi niñez
tendida al viento y al sol
y esa nostalgia que sube a mi voz
sin querer se hizo canción…

De los montes quiero la inmensidad
y del río la acuarela
y de ti los hijos que sembrarán
nuevas estrellas…

Y si un día tengo que naufragar
y el tifón rompe mis velas
enterrad mi cuerpo cerca del mar
en Venezuela …

[audio:http://jh-tk.net/piel-l.org/2007/09/venezuela.mp3]

Acerca de Raquel Ramos

Un comentario

  1. Mirla Castellanos

    Sus inicios se remontan al Trío “Los Naipes”, al programa de Renny Ottolina y a los festivales de música del viejo continente.

    Con sesenta y cuatro años a cuestas, Mirla Castellanos ha vivido cada etapa de su vida con emoción y libertad.

    Su Valencia natal le recuerda su infancia. “Ahí nací y empecé a tener uso de razón. Recuerdo con mucho cariño mis primeras Navidades y mis primeras enseñanzas, patinatas, juguetes, amigas, y cuando comencé a cantar, pero como una niña consentida, a la que su mamá le colocaba lazos en la cabeza y asistía a las emisoras de radio y a programas infantiles, sin pensar que ése iba a ser mi modo de vida”.

    Recuerda que se fue a Caracas a los 15 años de edad. Debutó con “Los Naipes” en los años 60 y entró en el espectáculo de Renny Ottolina. “Fue la culminación de un empezar adolescente”.

    En estos años trabajó en Radio Caracas Televisión, primero como extra, luego como modelo. “Hacía papeles pequeños en telenovelas, cantaba en alguno y otro programa como aficionada, pero después regresé a Radio Caracas como una profesional y firmé un contrato por 17 años”.

    Confiesa que ella nació para ser una estrella, pues cuenta con las principales características de una cantante de su nivel: “Empuje, esfuerzo, disciplina, crítica, autocrítica”. No olvida que sus primeros padrinos fueron Oswaldo Yépez, Ricardo Tirado, Renny Ottolina -su gran amigo, maestro, su primer empleador y quien le daba consejos- y Aldemaro Romero, quien la ayudó muchísimo. “Aunque mi primera hada madrina fue Olga Teresa Machado, la que conocí en Valencia”.

    Machado hacía espectáculos musicales y ella fue quien convenció a la mamá de Mirla para que fuera una estrella. “Le dijo a mi madre: ‘¿Por qué no llevas a Mirla a Caracas? Ella tiene madera de artista’, y así me fui a la capital”. Comentó que “con Olga Teresa descubrí muchas cosas de cómo era la farándula dentro y fuera. Fue una relación muy linda”.
    Es conocida en el medio artístico como la PRIMERÍSIMA DE VENEZUELA, y me encanta su interpretación de esta canción. No todo el mundo llega con esta vitalidad a 45 años de vida artística.
    Con respecto a la canción, me conmueve que sean dos extranjeros quienes la hayan compuesto, una de las canciones más bellas , dedicadas jamás a Venezuela.Eso quiere decir mucho del significado de la palabra “patria”.
    DRa. Raquel M Ramos M
    Valencia. Venezuela
    Dra. raquel m

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies