Inicio / Editorial / Tierra de nadie

Tierra de nadie

tierra_de_nadie

Existen en el cuerpo humano algunas zonas anatómicas cuyas patologías exigen de varios especialistas como responsables de la conducción de esas lesiones o enfermedades; por ejemplo, la boca, el periné, el peri-ano y la región peri-orbitaria, son algunas partes del cuerpo en donde se usa, a veces, el calificativo de “tierra de nadie” pues en ellas coinciden muchos especialistas responsables de su cuidado.

Sin embargo, lamentablemente en nuestra medicina latinoamericana y en la mayoría de los casos no hay un especialista responsable para cada una de estas zonas, o hay muchos implicados y el paciente no sabe a quién acudir. Generalmente, un paciente con una enfermedad de la boca no sabe si debe ir al odontólogo, otorrinolaringólogo, gastroenterólogo o dermatólogo.

El estomatólogo, especialista en enfermedades de la cavidad bucal, no existe de manera generalizada y son pocos los países latinoamericanos que tienen esta especialidad en la oferta de servicios de forma habitual. De manera similar pasa con las enfermedades del periné, peri-ano y región peri-orbitaria. Este desconocimiento conlleva a una tardanza importante en el diagnóstico de las diversas patologías de estas zonas, lo que puede repercutir en el desarrollo de una enfermedad que pudiera ser curable con un diagnóstico temprano, como por ejemplo el cáncer, liquen esclero-atrófico, liquen plano, pigmentaciones, reacciones medicamentosas o condiciones fisiológicas que frecuentemente son confundidas con patologías malignas.

Creemos que el médico dermatólogo por su formación de pregrado y luego por su trabajo diario es el especialista idóneo para tratar y controlar todas las enfermedades de piel y mucosas, su relación con los órganos internos y la experiencia acumulada durante el desarrollo de la especialidad le proporcionan el conocimiento adecuado para el cuidado de la piel de esas zonas. Sin embargo, las mismas frecuentemente son abandonadas o descuidadas por los propios dermatólogos, lo que propicia que otros especialistas con menor conocimiento en ese campo se encarguen de diagnosticar y prescribir tratamientos inadecuados; o lo que es peor aún, que técnicos en salud o algunos curiosos se apoderen de esas áreas con consecuencias nefastas para el paciente.

En esta edición presentamos varios casos que comprometen a la zona peri-orbitaria y todos ellos visitaron dos especialistas en promedio antes de marcar una cita con el médico dermatólogo; incluso, conocemos de un caso que después de asistir a la consulta de un cirujano plástico y esteticista por oscurecimiento periocular (ojeras) y su tratamiento con material de relleno de dudosa procedencia, desarrolló una urticaria y angioedema sin respuesta a los tratamientos. Lo más significativo de éste último caso fue que los colegas o “técnicos en procedimientos estéticos” abandonaron literalmente al pobre paciente y le dijeron que eso era una “alergia interna” y no lo quisieron atender más.

De forma similar sucede con el peri-ano, zona de particular importancia que por su ubicación anatómica es poco accesible al paciente que cuando acude al especialista dermatólogo ya ha pasado un tiempo considerable para su adecuado y fácil diagnóstico. Así mismo, está la piel del periné, cuyas respuestas a las patologías que presenta no sabemos si encontrarlas en el gastroenterólogo, ginecólogo o cirujano generalo en el dermatólogo.

Las Sociedades médicas a través de sus páginas web, los grupos de discusión como PIEL-L LATINOAMERICANA, con más de 8 años de ininterrumpida labor de educación médica dermatológica, se han esmerado en trasmitir estas inquietudes para obtener una visión integral de nuestra especialidad.

En esta edición y muy probablemente en las próximas haremos un esfuerzo para presentar patologías que ejemplifiquen este tema.

Los editores.

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies