Los Nietos

Poemas de Antonio Guzman y Adolfo Gomez Agamez sobre los nietos

EL NIETO

(Para Martin Berrocal Gómez)


LLEGASTE CUANDO TODOS ESPERABAN

SEÑALES DE DIOS A QUIEN SE IMPLORA

TE OIMOS A DISTANCIA; ERA TU LLORO

COMO SEÑAL DE AMOR QUE RECLAMABAS


ERES UNA CREACION SANTIFICADA

HECHA CARNE Y ALMA BENDECIDA,

FRUTO DEL AMOR PARA LA VIDA,

OJALA PARA DIOS CONSAGRADA;


BIENVENIDO EL NIETO DE MIS SUEÑOS

PEDACITO DE CIELO HECHO TERNURA,

DESDE AHORA RAZON DE MIS EMPEÑOS,


POR TI, VERDAD CONSENTIDA Y PURA;

NUNCA MAS REGAÑOS NI DESGREÑOS,

AFANES, PESARES NI AMARGURA


ADOLFO GOMEZ AGAMEZ

Montería-Colombia

2011-01-06




DUERMES

“Al bienvenido vástago y a su chocho abuelo”

¿Duermes?

tus ojitos cerrados me enternecen.

¿Qué sabes?

Ignoras que entre la dicha te mecen,

y te abraza quien te quiere,

y disfruta tu llegada.

Aun tu futuro no viene,

y no hay mente preocupada,

todo en casa es alegría.

Tu llegada fue alborozo,

y buen motivo de gozo.

Menos mal, dulce inocente,

que deleitas a tu gente.

Y que no sabes de este día,

de lucha, brega y sofoco,

en lo de ganarse el pan,

que gracias y por si acaso,

ya traes bajo el brazo.

Ese será tu consuelo,

ya te lo dijo el abuelo.

El sabe que este afán,

nos toca ya en demasía.

Y que aun en su porfía,

se ve obligado a enfrentar,

e impulsado a levantar,

de su lecho reposero,

para andar por el sendero,

del bregar ya cotidiano,

sin tener algún amigo,

que le alivie su camino,

en el duro trajinar,

de trabajar y luchar.

¡ mas, nada te ha de faltar ¡

El sabrá en todo momento,

lidiar por tu buen sustento.

Pero hoy día es todo fiesta,

Y todo en la casa es canto,

unidos por el encanto,

de tu propicia llegada,

por cierto …… muy esperada

Y tu …… abuelo:

hoy tu poema me convida,

y aunque lejos, no me importa,

entrometerme en tu vida,

y abusar yo de mi labia,

¡ la naturaleza es sabia!

Al cantarle hoy a tu nieto,

que no importa si me meto,

te volverá la alegría,

que sentiste en ese día.

Y de todas tus amistades,

que espero yo este entre ellos,

de mi voz, te va un destello,

sin apenarme por ello.

Con todo mi corazón,

desde este precioso suelo,

te va este poema dulzón:

¡Felicidades abuelo!


Antonio Guzmán. Asunción del Paraguay, 8 de enero de 2011




Acerca de Moncayo Luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies