Inicio / Editorial / Virchow, Köebner y los carcinomas basocelulares

Virchow, Köebner y los carcinomas basocelulares

Uno de los tópicos más interesantes en dermatología es el fenómeno de Köebner, el cual consiste en la aparición de una lesión después de un trauma en un sujeto con una dolencia subyacente. La literatura científica es rica en casos de individuos con lesiones de psoriasis, vitíligo, leishmaniasis u otras enfermedades de la piel en el sitio de una herida, quemadura, fricción u otro tipo de trauma. El nombre de la reacción es por el dermatólogo y micólogo alemán Heinrich Koebner (1838-1904).

En esta edición de Piel Latinoamericana, se presenta un artículo en la sección Journal Club que trata de la aparición de carcinoma basocelular (BCC) en sitios de herida asociado a la migración de células madres del folículo piloso alteradas (mutadas). Pasaron más de 100 años desde que el patólogo Rudolf  Virchow postuló en 1863 una relación entre herida y cáncer, para obtener algunas evidencias de lo que realmente está detrás de la implantación de lesiones en sitios de injuria.  Lo primero que se identifica en el trabajo de Sunny Y. Wong y Jeremy F. Reiter publicado en Proc Natl Acad Sci USA February 14, 2011 es que células madres foliculares con la mutación SmoM2 son capaces de generar BCC en sitios de herida. Estos resultados sugieren que el BCC podría ser desencadenado por una herida en la piel.

Los eventos que ocurren en una herida que pudiesen favorecer el reclutamiento de células asociadas con lesiones cutáneas en los sitios de injuria, están lejos de ser conocidos. Sin embargo, evidencias recientes señalan que el trauma genera liberación de enzimas como triptasas que promueven la división de células epiteliales y la producción de quimiocinas como IL-8 e ICAM-1 que atraen leucocitos a la herida. La triptasa también activa mastocitos y células de Langerhans, y genera quininas y quininógeno importantes para la formación y modificación de la matriz intracelular, además de promover la expresión de PAR2 por las células endoteliales, lo cual favorece el reclutamiento de leucocitos. (1) Factores fundamentales como la IL-6, TGF-beta , endothelial platelet-activating factor (PAF), hormona melano-estimulante (MSH-alfa) y el factor de crecimiento similar a la insulina (insulin-like growth factor-I, IGF-I), considerados como guardianes del equilibrio inmunológico, son alterados por la herida, activando el reclutamiento de células con un activo dermotropismo. (2)

El futuro nos depara nuevos estudios que permitirán comprender el fenómeno de Köebner y el rol de las células madres en enfermedades que se han asociado con traumas.

1.       Namazi MR. Possible molecular mechanisms to account for the involvement of tryptase in the pathogenesis of psoriasis. Autoimmunity. 2005, 38:449-52.

2.       Paus R, Nickoloff BJ, Ito T.  A ‘hairy’ privilege.   Trends Immunol. 2005, 26:32-40.

 

 

 


 

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

4 comentarios

  1. Zoraida Lopez Cruz

    Excelente articulo, es muy interesante la relacion entre el antecedent4e de una herida y la aparicion de un carcinoma, realmente los felicitos por estos articulos tan interesantes.
    Saludos Desde Morelos, Mèxico.
    Dra Zoraida Lòpez Cruz

  2. Jose Maria Verduzco

    Muy buen artìculo. Serìa interesantìsimo investigar si el fenòmeno de Koebner puede observarse en otro tipo de patologia tumoral, aùn benigna. Sostengo èsto a raìz de que hace unos años tuve la oportunidad de asistir a una joven paciente que desarrollò queratosis seborreicas (corroboradas por histopatologìa) dispuestas linealmente sobre la cicatriz de una cesarèa practicada 8 meses atràs.
    Les agradecerìa me hagan saber de la existencia de algo similar.
    Un afectuoso saludo a los colegas latinoamericanos.

  3. Adaucto Hissa Elian

    Excelente artigo !! Gostaria de lembrar alguns fatos clínicos como o da conhecida Ulcera de Marjolin, isto é o Carcinoma Espinocelular desenvolvido sobre antigas cicatrizes de queimadura. Na realidade, toda cicatriz tem potencial carcinogênico, sejam elas de quaisquer naturezas. Lembro-me de um caso de Carcinoma espinocelular que surgiu em um homem de 65 anos sobre uma cicatriz de BCG realizada na Infância.
    Há uma denominação um tanto olvidada na Dermatologia atual que é das Ulodermatoses: doenças dermatológicas que evoluem e/ou se resolvem de forma atrófico -cicatricial, como por exemplo o Lupus Discoide e o Liquen esclero-atrófico,ambas com potencial de desenvolvimento de tumores, como, de resto, pode ocorrer com qualquer outra Ulodermatose.
    Gracias

  4. Gracias por sus comentarios el fenómeno de Köebner es un tema fascinante. Seguiremos ahondando sobre el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies