Renovación

De nuevo el Dr. Enrique Hernandez Perez nos deleita con este hermoso poema a la vida

 

Renovación

A mis nietos y a mi Esposa


Ahora que mi piel está menos turgente,

Cuando  aparecen en mis párpados líneas inocultables

Que difícilmente puedo ocultar a la gente,

Cuando mis gestos, aun sin quererlo, parecen menos amables

Y  en mi frente se dibuja el cansancio de los años

Cuando en mis sienes se advierten destellos plateados

Y  mi fuerza vital  también acusa  los daños

Veo en mis nietos esa inocencia

Que aún no ha sido alienada por el peso de la ciencia

Y sus risas y su energía me renuevan

Y restauran en mí ese cariño que hace que me conmueva,

Y me siento otra vez joven,

Fuerte, alegre, sin preocupaciones, con una vida nueva,

Y  nacen en mi corazón brotes de verdes floraciones,

Y no sé realmente si me han hechizado

Lanzándome dardos impregnados de cariño

O dándome sorbos de elíxir de ternura

Y ¡Oh¡ ¡Maravilla de maravillas¡

Me siento nuevamente romántico y enamorado

Porque son mis genes los que están allí

Remozados, iniciando otra vez la vida,

Como al principio del tiempo

Sin ataduras a un pasado

Que ya quedó atrás

Porque la vida está en ellos

Y yo, ciertamente estoy en sus mentes tiernas

En sus vocecitas frescas

En sus risas francas y dulces

Con la dulzura de la juventud

Y la frescura de los frutos recién cortados,

¡Son mis hijos reverdecidos¡

Y al sentirlos pienso y agradezco  a

mi Esposa

A quien como la Madre Gea de la Mitología

Debo todo cuanto  adoro,

Porque de Ella han surgido estos frutos

Que ahora provocan mi renovación

Enrique Hernández-Pérez

Acerca de Moncayo Luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies