Inicio / Sección Inicial / Aportes más comentados 2012 / Retrato de un Jefe de Departamento de Dermatología

Retrato de un Jefe de Departamento de Dermatología

Por Jaime Piquero Martín
Editor 

Editorial dedicado a la memoria de dos arquetipos de jefes de departamento de dermatologia: Profesores Sebastián Sampaio y Bernard Ackerman

Ser Jefe de Departamento de Dermatologia tanto en una universidad como en un hospital no es tarea fácil como tampoco lo es reunir en una sola persona aquellas cualidades ideales para desempeñar el cargo con la equidad y la competencia que requiere. No obstante, ese es el fin que se persigue y habiendo yo desempeñado dicho compromiso con aciertos y desaciertos hago ahora la reflexión que en su momento hacía el Dr. Bernard Ackerman* y que me hace recordar también al Dr. Sebastián Sampaio ambos fuentes de inspiración de noveles y avezados.

La visión idealista y eminentemente académica del Dr. Ackerman * tal vez resulte como un modelo del investigador insigne y que, en ocasiones, no se compagina con la realidad latinoamericana que en nuestros países vivimos. Es así como además de las cualidades que él reúne: imparcialidad, curiosidad, pensamiento lógico, árbitro ecuánime, honesto, justo y capaz, lleno de conocimientos que no duda en compartir generosamente… en definitiva, un ideal.

Claro que todos queremos a ese Jefe de Departamento, pero, ¿lo tenemos?, nosotros además necesitamos que reúna otras condiciones menos académicas pero indiscutiblemente reales, debe ser un buen administrador, ¿de que?, del tiempo, de los recursos, del dinero, de la proyección social, de las relaciones interpersonales siempre tan difíciles que a veces impiden que prive la Academia.  En ocasiones, hemos vivido situaciones ante las cuales se estrellan hasta los ideales pero que un buen jefe de departamento, buen académico, buen investigador, buen administrador, metido en la burbuja de la ecuanimidad logra salvar lo mejor. 

Todo lo expuesto nos mueve a reflexión, sobre todo a los que hoy en día ocupan el cargo o los que aspiran a él,  puesto que sabemos cuales son las cualidades que requerimos de la persona que tiene en sus manos la justa decisión pero no siempre tenemos la suerte de encontrarla así como el Dr. Ackerman lo hizo con su fuente de inspiración, el Dr. Carl Truman Nelson, pero la búsqueda es necesaria y urgente para beneficio de todos y cada uno de los eslabones de la cadena de la cual depende la institución que lidera.

* Ackerman AB Portrait of an Ideal Chairman of an Academic Department of Dermatology. Arch Dermatol. 1998; 134: 16- 17

FotoAmedeo Modigliani “Autoritratto” “Self-Portrait” 1919, Olio su tela, 64.8 x 48.9 cm. Museo d’ Arte Contemporanea dell’università di San Paolo, Brasile.

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

15 comentarios

  1. ROSALBA REYNA GOMEZ

    HE TENIDO LA OPORTUNIDAD DE TRATAR AL DR. JAIME PIQUERO
    EN ALGUNOS CONGRESOS EN MEXICO Y REALMENTE CREO SINCERAMENTE QUE EL REUNE TODAS ESAS CARACTERISTICAS,ADEMAS DE SER UNA PERSONA TAN SENCILLA, ACCESIBLE,PARA ORIENTAR Y RESPONDER A LAS DUDAS QUE UNO TENGA EN UN MOMENTO DADO. FELICIDADES.

  2. Gracias Dra. Reyna por su comentario, lamentablemente tengo buen sentido de autocritica y se que estoy muy lejos de calzar las botas de jefes ideales como lo fue por ejemplo el maestro Barbarubia
    Amigo
    Jaime Piquero Martin

  3. Isabel Arias de Adame

    Estimado Dr. Jaime Piquero , querido colega y amigo
    yo crecí en una familia rodeada de médicos y para colmo , dermatólogos …
    se reconocer a un hombre y a una mujer con una vida plena , no solo como médico o profesionista , mi padre el Dr. Oswaldo Arias , médico militar , de cuya escuela, fue director, recordaba siempre la frase de Letamendi:
    “el médico que solo medicina sabe , ni medicina sabe…..”
    TÚ sabes Medicina , sabes de cultura y supiste hacer una buena familia, junto a una gran mujer …Juanita….tus hijos son dermatólogos y profesionistas, ya exitosos ,
    eso… es ser un hombre completo, más allá de ser solo un jefe de servicio….
    YO afortunadamente , también estoy al lado de otro gran hombre..
    con admiración… Isabel Arias

  4. Raquel M Ramos M

    Hermosísima dedicatoria, que habla de la nobleza de tu corazón Jaime.
    Raquel

  5. Haciendo coro de lo que dice la dra Arias,de cuyo padre tuve como maestro y conocer a maestros virtuosos como el dr ackerman y sampaio,me es muy grato decir que ud dr Jaime piquero,tiene todas las virtudes para serlo,motivo por el que me siento muy orgulloso de conocerles y escucharlos en varias ocasiones.Maestro;Estamos con ud.
    atte dr vera miguel mexico

  6. aura valenzuela

    queridisimo y admirado dr jaime piquero..mi jefe de servicio……son pocas las personas que logran en su vida ser un excelente profesional, padre ejemplar, esposo comprensivo, humilde y respetuoso con sus alunmos…estoy muy orgullosa de haber sido su alumna…

  7. Martin Sangueza

    Mi querido Jaime:
    mil gracias por tu editorial, creo que es algo que uno siempre tiene que tener en cuenta y lo difícil que resulta ser en estos tiempos, el ser Jefe De Servicio.
    Yo estoy convencido que el Dr. Ackerman fue y será por mucho tiempo un icono de la persona critica, sincera y sobre todo académica. Los que pudimos estar con el podemos dar testimonio de la calidad de enseñanza que otorgaba todos sus alumnos.

  8. antonio guzman

    Estimado Jaime: Nunca necesitaste una jefactura para ejercer tu catedra; pero el sino la puso en tus manos por merito propio y desde ese baluarte, tu labor ha sido fructifera como era de esperarse; desparramas sabiduria, ciencia y lo mas importante: acervo cultural que es un pilar de la medicina como arte. De la ciencia?, ya sabemos que traes al pobre acne del cogote con tus aportes valiosisimos y se te reconoce por muchos otros mas. Pero lo mas preciado ha sido concerte como amigo y disfrutar de tu sencillez como maestro, de tu hospitalidad en tu calido hogar construido con la bella y culta Juanita, de tus tertulias y si es preciso, acaloradas discusiones literarias y de tu sinceridad como amigo.
    Gracias por permitirme estar cerca de ti en la construcción de las piel, prosa y poesia que tanto nos divirtieron. Añoro ya la tercera edicción, mi querido editor. Los profesores maestros Sampaio, Ackerman, Cordero, Latapi, Arenas, Convit, Hernandez Perez, Castro Ron, Rondón Lugo y otros, coinciden con esos rasgos que menciono de tu personalidad y constituyen tu casta; a la que llama con acierto el Profesor Woscoff otro gran maestro de la Argentina: prohombres de la dermatología
    Espero verte pronto MAESTRO y sobre todo AMIGO GRANDE. ¿No será GRAN AMIGO?. Por favor… corrigeme

  9. jose r sardi b

    En nuestro medio es casi que imposible

  10. • Gracias Rosalba, Isabel, Raquel, Miguel, Aura, Antonio ( Te pasastes Angufa) por todas sus palabras de cariño que no son sino eso, muestras de la amistad y respeto que nos hemos tenido, en ese compartir con el entretenimiento que Dios nos puso en el camino, la Dermatologia.
    • Gracias Martin, por recordar a ese icono de la dermatologia, Profesor Ackerman
    • Gracias Sardi por intervenir y decir que es casi un imposible, gracioso que lo haya dicho alguien que aunque nunca ha querido ejercer ningun cargo de poder de hecho si lo ha hecho por derecho.
    • Un abrazo a todos, Jaime

  11. Rolando Hernández Pérez

    Ortega y Gasset decía que “el hombre, es el hombre y sus circunstancias”, postura filosófica, más que discutida y discutible, pero que independientemente de adoptarla como verdad absoluta o no, no deja de plantear una hipótesis más que interesante, de la que creo que se puede sacar mucho provecho en este interesante editorial escrita por Jaime Piquero Martín.
    La vida en estos lados del mundo es diferente y nuestro entorno más aún; hay que prepararse muy bien y luego dejar que las cosas sucedan………..Jaime Piquero estuvo a la altura de las exigencias y demostró eficiencia, disciplina y sabiduría.
    Rolando Hernández Pérez

  12. Si Piquero, todos los de nuestra generación que llegaron a “cargos de poder”, en las escuelas de medicina o en la Sociedad de Dermatología hicieron la labor de rutina. Con gran honradez, pero hasta ahí. Sin dinero qué puedes emprender. Recuerdo que comprar un microscopio llevaba casi un año, por el burocratismo entorpecedor, ¿no sé si en el Vargas era así?. Y desde luego que yo me sumo con halago a tu editorial.
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo.
    Caracas. Venezuela.

  13. Luz Marina Aular Machado

    Dr Piquero, le escribí el día de aniversario de grado en la UC, que usted no merecía un homenaje sino algo mejor: el respeto, la admiración y el cariño de sus colegas y amigos. Hoy reciba mi respeto, mi admiración y mi cariño para usted como el excelente jefe que debe haber sido y para toda su familia las felicitaciones de tenerlo como jefe de casa (Bueno a lo mejor es la Sra Juanita la jefa).
    Yo tuve la suerte de tener durante mi residencia de postgrado un excelente jefe de servicio, quien no solo me enseño dermatología, sino disciplina, solidaridad, responsabilidad y respeto ante paciente y a querer día a día mas nuestra profesión. A mi querido jefe Dr. Raúl Fachin Viso siempre lo recordare y respetare como mi jefe.
    Por ultimo me uno a las palabras del maestro Sardi: en nuestro medio es casi imposible o tal vez muy dificil
    Gracias por el editorial
    Luz Marina Aular

  14. Juan Antonio Chassaigne

    Excelente Editorial del Maestro Jaime Piquero y dedicado a otros dos titanes de la Dermatología, ejemplos a seguir por las nuevas generaciones.

    Juan Antonio

  15. ser “jefe” implica una gran responsabilidad, si es de un servicio, si es de un grupo de colegas o si es de una familia da lo mismo, se necesita precisamente de eso a lo que el editorial se refiere ” equanimidad”; me forme academicamente en el servicio del hospital das clinicas en Sao Paulo dirigido por el profesor Rivitti, sucesor del profeso Sampaio, sin embargo mis mayores aprendizajes profesionales, academicos, administrativos y primordialmente personales y familiares los he obtenido de mi principal jefe de servicio, suegro y amigo el profesor Jaime Piquero Martin a quien mucho agradezco mi vida profesional y familiar, le respeto y admiro, Edgar La Rotta; dermatologo Caracas, Venezuela

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies