Inicio / Colaboradores / Si hablamos del pelo: más es menos…

Si hablamos del pelo: más es menos…

Con mucha asiduidad recibo consultas de mujeres tanto adolescentes como adultas que “se quejan” sobre el estado de su pelo. Durante varios minutos escucho sin preguntar nada, mientras observo el lenguaje corporal. Suelen poner cara de lamento, tocarse el pelo y estirarlo, mirándose las puntas, al tiempo que tiran de un mechón. Toda esta información es relevante al momento del diagnóstico.

Caso clínico

Foto n° 1 a-b

Paciente femenina de 17 años, que consulta por pérdida de pelo que ha progresado en últimos 6 meses de evolución. Sin antecedentes previos de enfermedad. Menstruaciones regulares. Niega problemas endocrinológicos u hormonales o ingesta de medicamentos desencadenantes. El pelo en general, se nota seco, y frágil. Se constata disminución de la densidad pilosa en parte media del cuero cabelludo y cercana a la línea de implantación fronto parietal. -lo que se conoce como signo de la vincha-. Foto n° 1 a-b. En el interrogatorio la paciente relata que cuida su cabellera y que este problema la preocupa mucho. Ella cepilla su cabello diariamente con cepillo para darle mayor fuerza. Como antecedente de importancia hace 6 meses realiza “alisado” de su pelo y tintura por primera vez.

Se indican estudios hematológicos: hemograma, ferremia, hepatograma, glicemia, uremia, eritrosedimentación, hormonas tiroideas, dosaje de zinc, dosaje de vit D. Todas las determinaciones fueron normales.

Foto n°2 a-b-c-d

Se realiza tricograma con cabellos recogidos por test de lavado. Se indica a la paciente que lave su cabellera de manera habitual y lo seque sin secador y sin mediar tracción. Esperar 24 hs y cepillar a contrapelo por minuto. Todos los pelos que se caigan en ese momento se utilizaran para el estudio. La muestra se estudia con microscopio digital 200X. Foto n°2 a-b-c-d. Se observan múltiples alteraciones del tallo piloso asociadas: tricorrexis nudosa, pelo en burbuja, tricosquisis. Se concluye que son alteraciones estructurales adquiridas debido a procedimientos capilares.

Indicaciones

• Lavar el cabello con shampoo suave, no peinar el pelo mojado con tracción

• Evitar la tracción fuerte y continua con pelo seco

• Suspender la aplicación de calor seco en todas sus formas

• Evitar procedimientos capilares de alisado o coloración por 6 meses. -como mínimo-

• Tomar cistina 500 mg por día por 90 días.

Discusión

El cuidado del pelo aparentemente sano puede variar por razones etarias, culturales, religiosas o simplemente por dictado de las modas. En la actualidad existe una gran oferta de productos capilares y procedimientos que cambian el color, alisan, enrulan o modelan la fibra pilosa alterando el aspecto natural del pelo.1-2-3

Existe un grupo de mujeres sanas preocupadas por la apariencia de su cabellera, que exponen repetidamente su pelo a procedimientos capilares. Si bien todos estos se promocionan como seguros pueden causar daños en el pelo. El cabello dañado tiene una afinidad diferente para productos comparado con el cabello sano normal. Se daña tanto la cutícula como las capas concéntricas del tallo piloso disminuyendo la elasticidad y aumentando la fragilidad. Como consecuencia lógica, los problemas del cabello son particularmente frecuentes entre estas personas. Los factores predisponentes serían el pelo rizado y la tracción. La alopecia habitualmente se presenta en pacientes que usan una variedad de procedimientos capilares, incluyendo alisado, enrulado, tracción, trenzado, aplicación de extensiones o pegado de pelo. El daño extrínseco del cabello reconoce causas físicas, químicas y efectos agravados al combinar los procedimientos. Cuadro nº1. 4-5

Las técnicas para alisar u ondular el pelo en forma temporal o permanente, implican la combinación de calor, estrés mecánico y productos químicos. Para lograr un pelo lacio a partir del pelo rizado se debe producir modificaciones en la corteza del pelo. Los productos utilizados combinan la presencia de formaldehido (en mayor o menor proporción), cobre y ph muy bajos lo cual produce reducción de la cistina de la fibra pilosa, disminuyendo su fuerza. Otros productos químicos, los tioglicolatos se utilizan tanto en ondulación como en alisados permanentes del cabello. En ambas situaciones su mecanismo de acción es el mismo: romper los puentes disulfuro de la cistina del cabello. Luego se aplican oxidantes como peróxido de hidrógeno para fijar la nueva posición de estos puentes. 4-5-6 Las tinturas para el cabelludo son de uso muy difundido. Se considera que el 70% de la población femenina mundial ha utilizado tinturas capilares al menos una vez. La asociación de peróxido de hidrógeno y amoniaco forman la base para modificar el color natural del cabello. Al mismo tiempo se utilizan colorantes que mediante oxidación son acoplados a la fibra pilosa. La dermatitis y la caída de pelo relacionadas con coloración estarían asociados a la presencia de monoetanolamina y peróxido de hidrogeno. 7-8-9

Distintas alteraciones estructurales adquiridas del tallo piloso se han descrito en pacientes que se someten a múltiples prácticas capilares. En estos casos el daño de las células cuticulares conduce a la pérdida de la capacidad protectora de la corteza y el aumento de la fragilidad de la fibra llevando a su ruptura. Se mencionan: pelo en burbuja, tricorrexis nudosa, tricosquisis, tricosclasis, y tricotilopsis. Cuadro n° 2 El pelo en burbuja se caracteriza por la formación de cavidades en el tallo piloso debido al calor producido por secadores o planchas o rizadores de pelo. Una temperatura de 175-215 ° C durante 5 minutos es suficiente para generar el problema en pelo seco. Si el pelo está húmedo el umbral de la temperatura podría ser menor. Esto conduce a la ruptura de la fibra pilosa. 2-8 La tricorrexis nudosa adquirida se caracteriza por la formación de “nodos” en el tallo piloso de disposición proximal o distal. En estos nodos se produce la fractura de la fibra originando una imagen en escobilla. La recuperación completa de esta fragilidad pilosa se observan entre dos y cuatro años de los cambios de hábito en el cuidado del pelo. 2 La tricosquisis se debería a bajo contenido de azufre y reducción de cistina del tallo piloso. 10-11

En nuestro caso la presencia de alteraciones del tallo piloso asociadas visualizadas mediante tricograma es muy significativa. Lo usual es ver uno o dos pelos con alteraciones por campo. Esto nos a pensar que esta paciente sometía su cabellera a múltiples procedimientos capilares que combinaban tracción, calor y químicos.

Conclusión

Existe una gran diferencia entre lo que los dermatólogos consideramos como “salud capilar” y lo que las prácticas cosméticas, esteticistas, peluqueros y publicidad ofrecen como alternativa de “pelo bello es igual a pelo sano”. El uso incorrecto o excesivo de estos procedimientos, su combinación y la repetición de los mismos llevaran tarde o temprano al deterioro del pelo. Sin embargo, el uso ocasional puede generar patología en un cabello fino o con enfermedad previa no conocida por el paciente. Es importante crear una conciencia en los pacientes de que si pretenden tener un pelo sano, deben utilizar la regla: “menos es más”.

Figura 2e

 

 

 

 

Acerca de Maria Bibiana Leroux

Médica Dermatóloga. Doctora en Medicina. Ex- Docente Universitaria. Ex- Personal Médico del Hospital del Centenario de Rosario. Argentina. Miembro del Consejo Editorial en International Journal of Dermatology and Clinical research.

4 comentarios

  1. Excelente articulo:
    Como se consigue la Cistina ??
    A veces es tan dificil desde la Ciencia medica, convencer a las personas que lo que la Sociedad de consumo les dice,no es cierto ……

    Angela Seidel

  2. Bibiana: excelente tu articulo, gracias por compartir tus conocimientos. coincido con angela seidel, ya que en el consultorio se ven multiples patologias por el consumo de productos promocionados por la television, que son los de mas baja calidad y perjudiciales para la piel y/o el cabello. lo veo a diario en la consulta pediatrica por los productos Johnson, jabones liquidos “antisepticos”, etc. muy interesante el desarrollo minucioso de los efectos nocivos de los productos alisadores sobre el cabello (que son de uso masivo).

  3. William Abramovits

    Excelente contribución y muy práctica. Me permito recordar el diagnóstico de “Frontal Fibrosing Alopecia”, de traducción obvia, y relacionado al uso de ”Hot Combs” y Irons (Cepillos Calientes y Planchas) que las mujeres de cabello rizado (particularmente) utilizan; las biopsias puede que contribuyan en muchos casos de duda, como la tricotilomanía (que no es una manía), en personas como las que La Dra. Leroux nota con su perspicacia clínica; el juego con las hebras puede ser tan culpables como patologías más fáciles de percibir y muy tratables.

  4. Maria Bibiana Leroux

    Gracias por los comentarios. Creo que como dermatólogos tenemos que aprender algo sobre cosmética capilar, para entender mejor las agresiones externas y hacer el diagnóstico diferencial con la patología primaria del pelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies