Inicio / Editorial / Quo Vadis* en Dermatologia

Quo Vadis* en Dermatologia

humberto_antunes
Editorial: Invitado Humberto C. Antunes

President & CEO Galderma S.A.

 

Baby Map of the World. Autor  Salvador Dali ( 1939)
Baby Map of the World. Autor Salvador Dali ( 1939)

 

El mundo cambia rápidamente y todos los que estamos interesados en la Dermatología nos preguntamos; ¿como será la percepción y ejercicio de la Medicina en 10, 20 o 30 años? Aún los escenarios sombríos del año 2000 no han sido percibidos por el especialista del 2013.

Ha disminuido el número de empresas dedicadas exclusivamente a la Dermatología, testificando los retos, que sin duda tenemos que superar. Dermik, Westwood, Schering-Plough, Stiefel, Triax, 3M – Graceway, Serono, Intendis… todas estas empresas que prosperaron hace 10-20 años han ido migrando a fusiones y adquisiciones. Por otra parte los productos de marca representan, en contraposición a los productos genéricos, sólo una cuarta parte de las ventas con receta en el 2012.

Galderma, sin embargo, cree que los medicamentos genéricos de alta calidad juegan un buen papel después de la expiración de la “protección de patentes”, pero para mantener el equilibrio es necesario continuar fomentando la innovación y permitir a nuestros pacientes el acceso a estos nuevos productos

Los gobiernos, los contribuyentes y los genéricos reducen la posibilidad de desarrollo de productos fuera de las recetas tradicionales; las regulaciones se vuelven más estrictas. Se nos dice que hacemos investigación en “enfermedades más leves”. Pero la Dermatología se adaptará, ampliando el espectro de la salud de la piel, el desarrollo de OTC y productos estéticos y correctivos para lograr los resultados que desea el paciente.

La atención hacia la piel, el cabello y las uñas crecerá aún más ya que los pacientes de todo el mundo buscan mejorar su apariencia.

Los cambios demográficos también vienen con las crecientes necesidades de salud de la piel. Los pacientes en los mercados emergentes van a crear grandes oportunidades para la Dermatología y superarán a las naciones industrializadas. En 2030, habrá 1,4 mil millones de personas más en el planeta Tierra, el 95% nacido en los países en desarrollo y el mayor número posible de metros cuadrados de piel, uñas y pelo para tratar con las especificidades regionales y étnicas.

Como la población mundial está envejeciendo, la necesidad de salud de la piel se disparará. Los procedimientos estéticos superaran a los procedimientos correctivos.

Así que en realidad, el futuro de la Dermatología es lo que NOSOTROS : industria, organizaciones académicas y médicos hagamos de ella. Juntos, vamos a trabajar para atender al paciente en una magnitud que no lo podríamos imaginar antes, mediante el apoyo a la innovación para avanzar en el cuidado de la Dermatología y del paciente.

Podemos y vamos a darle forma profunda a un futuro próspero para la práctica.

Humberto C. Antunes
President & CEO Galderma S.A. 

 

* Quo vadis, Del latin: ¿Adonde va?”

 

 

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

8 comentarios

  1. Creo que efectivamente hay un aumento en los requerimientos de atención en problemas dermatológicos, sin embargo veo que sólo se enfocan en el aspecto estético y no en la patología per se y actualmente la mercadotecnia ya promueve a otras especialidades que antes no le hacían caso a la piel a interesarse en como tratar sólo lo superficial con el único objetivo de ganar dinero y se olvidan de la patología, es un gran cambio para una especialidad que ha ganado su lugar a pulso, pero me pregunto: Cómo ahora un médico especialista en otra área tiene que desatenderla para sólo enfocarse en la estética cutánea?.
    Hay además del interés general y la patología del envejecimiento cutáneo un interés por ser pseudo dermatólogos y quizás deberían la industria y las academias ser más unidas y lograr concientizar que la Piel es más que sólo belleza y que el paciente que acude con un dermatólogo no solo se interese en que se vea bien sino en que este sanó. Ya que en otras áreas cuando se trata de mejorar la estética se afecta la fisiología y se crea una patología donde no lo había.
    Habría que replantear si quiero ser especialista en qué y sobre eso enfocarse y la industria ser más selectiva para que sus productos realmente hagan el beneficio que deben y no que se mal usen y por ende al acudir con el dermatólogo este cambie la prescripción por que fue muy mal usado, aunque sea un buen producto. Algo que estamos viendo con más frecuencia por ese “boom” de que todos pueden ser pseudotodologos o pseudo dermatólogos.

  2. Guillermo Avilés Vázquez

    Se dice que una piel sana es una piel bella. No obstante el duro y dale mediático (por lo tanto mercadotécnico) han exaltado en el público un imaginario de estándares estéticos artificiales que resultan una quimera para gran parte de la población por obvias razones, por lo que el comentario de la doctora Alejandra Cueva me parece muy acertado.

  3. William Abramovits

    El señor Antunes como siempre muy acertado y oportuno.
    Es agradable ver que una casa farmacéutica como Galderma mantiene su visión optimista. Galderma, muy bien representada donde yo vivo, otrora por él y actualmente por el Sr. Francois Fournier, me mantienen esperanzado por el buen futuro de la especialidad y de las compañías que le dan soporte.
    Difiero tan solo enfatizando mi ilusión de ver que estas compañías sigan creando productos que no solo satisfagan las necesidades cosméticas del público, sino las que realizan las enfermedades cutáneas; una crema que corrija al vitiligo, un atomizador que repueble la alopecia areata, una tableta que solucione el lúpus, vienen a la mente sin pensar mucho.
    Mis respetos y aprecio a gentes como Mr. Antunes y a todos los que en Galderma y en la industria farmacéutica por su trabajo en favor de los sufrientes de dermatopatías y de los que trabajamos como sus médicos.
    Y gracias por colaborar con esta columna editorial en Piel-l.

  4. Concuerdo en todo con la Dra. Cueva. La industria no debe patrocinar personas no especialistas que usen sus productos solo por ganancias. Se degradan como industria seria y pueden causar daños a pacientes.

    Otra de las cosas que me parece importantes para trabajar en armonía con la industria es que ésta no apoye a médicos (a) para congresos, cursos etc, si no participan como exponentes de sus trabajos científicos en dichos congresos, etc. No debiera permitirse el pago de viajes, congresos etc a colegas, si no es por motivos académicos.

    Finalmente, en este intercambio empresa-dermatología no puedo olvidar el caso de las enfermedades huérfanas y sus respectivos medicamentos. Generalmente son personas pobres y no serán buenos mercados, pero son personas que sufren y debiéramos aliviar su pesar. Cómo? La industria puede fomentar investigación en este campo-aunque no gane nada- pienso que su responsabilidad social se lo exigen. Paradójicamente, la industria podría ganar mucho, pues apoyando estudios de enfermedades genéticas de la piel de carácter envejecimiento prematuro, con afección de cáncer, etc., podrían encontrar otras medicinas, para esa otra gente sana y que no quiere envejecer.

    En Panamá, en mi caso, tenemos buenas relaciones con la empresa mencionada, pero pienso, podría hacer más.

  5. GUADALUPE GONZALEZ

    Creo que la industria farmacéutica, no solo debe enfocarse en la dermocosmetica, nosotros no somos cosmetólogos somos clínicos!!!, estoy deacuerdo que en unos años serán más metros de piel, sí pero debemos estar preparados para tratar adecuadamente y éticamente al paciente. Ojalá salgan más productos innovadores para patologías.!!!!! y no solo pensar en envejecimiento!!!

  6. Quo vadis es una novela histórica del polaco Henryk Sienkiewicz. Fue escrita entre los años 1895-1896, y en ella se narran las vicisitudes de muchos y diferentes personajes en la época del emperador romano Nerón.
    Me vino a la mente el artículo de Wolff,K. Quo vadis dermatology: a scenario for the future. J Am Acad Dermatol 2003;48:605-8. Les recomiendo su lectura y reflexión. En él, el autor (dermatólogo en la Universidad de Viena) expresa su preocupación sobre la especialidad, la invasión exterior, el peligro interior, las pseudociencia, lo trivializados y marginados que podemos llegar a ser.
    La especialidad se encuentra en una fase crítica de su desarrollo por la orientación abrumadoramente estética con el descuido del paciente enfermo, y que debe ser nuestro principal objetivo como médicos y esas son las verdaderas vicisitudes que estamos atravesando. No solo es el fotoenvejecimiento y el cuidado de la piel… es pensar en el cáncer, psoriasis, pénfigos, lepra, leishmaniasis, tuberculosis, vasculitis, lupus, vitíligo, dermatitis atópica, angiomas deformantes, enfermedades de transmisión sexual, micosis fungoides, etc….Recordar que si no somos necesarios en casos de enfermedades sistémicas, no seremos necesarios en absoluto.
    Ojalá la industria farmacéutica entienda este Quo vadis y estimule la investigación de medicamentos innovadores que actúen en patologías verdaderas.
    Es una responsabilidad que tienen en la historia. Muy acertado el comentario de la Dra Cuevas.
    Mis saludos,
    Amalia Panzarelli
    Dermatólogo
    Caracas

  7. ASSAD ATALA FREYAT.

    LA MEDICINA GALÉNICA TOMA ACTUALIDAD.
    LA FÓRMULA MAGISTRAL ES MÁS INDIVIDUAL Y ECONÓMICA.
    LA PRESCRIPCIÓN VUELVE A SER UN ARTE.
    HAY FARMACIAS CON PERSONAL CAPACITADO.
    DERMATOLOGÍA CON AMOR, AL PACIENTE…

  8. Excelente Reflexión. Veo con preocupación lo que el Señor Humberto Antúnez muy oportunamente nos comenta. Aun así pienso que como Sociedades debemos sumar esfuerzos para que nuestra profesión siga en el sitial que debe tener. Si, es importante tener una piel sana y bonita y la estética ayuda mucho pero también hoy cualquier charlatan pone centros de estética y se cree dueño de la verdad con respecto a la piel engañando a los pacientes que fácilmente caen en la trampa.
    Es común ver como a nuestros consultorios llegan personas que se hicieron algún procedimiento laser o de otro tipo con complicaciones serias. Allí es donde entonces SI nos buscan. Porque tenemos la habilidad de corregir el problema en cambio los charlatanes no saben que hacer ante una situación de problema o complicación. Debemos en los congresos seguir conociendo de estos problemas y contar nuestras historias. Recordar que nuestro deber es seguir pendientes de los pacientes atópicos, con psoriasis, vitíligo, lupus, ITS etc como bien apuntaba la Dra. Panzarelli. Somos y seguiremos siendo los guardianes de eso y nadie nos puede quitar el sitial que con esfuerzo logramos obtener. La dermatología evoluciona si, pero nosotros también debemos evolucionar y no solo estar pendientes del ultimo laser o aparato sino de cada nuevo tratamiento para aquellas enfermedades que aun es incierta su terapéutica y no seguir con tratamientos empíricos. Por eso ya estoy lista para ir a recibir mas conocimientos en el Congreso Centroamericano y del Caribe de Dermatología en Panamá y que decir del Cilad en Brasil.
    Un saludo afectuoso desde Honduras
    Dra. Karina Alvarenga
    Dermatóloga
    Presidenta de la Sociedad Hondureña de Dermatología Capitulo Nor-Occidental

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies