Inicio / Colaboradores / Dermatología y Arte / Dermatologia y Arte 205

Dermatologia y Arte 205

DERMATOLOGIA Y POESIA.
Juan Ramón Jiménez

DERMATOLOGIA Y PINTURA
IGNACIO DE ZULOAGA.
Pintor español nacido en el País Vasco (1870-1945).

DERMATOLOGIA Y POESIA.
EL ARTE DE DECLAMAR.
Poema: El Vino
Declama: Alberto Cortés

Descargue la edición 205 de Dermatología y Arte:

dermatologia-y-arte-205.pdf

Descargue la presentación en powerpoint de “EL ARTE DE DECLAMAR:

El vino.pps

Acerca de Raquel Ramos

3 comentarios

  1. RAMOS Raquel
    DERMATOLOGIA Y POESIA.
    Juan Ramón Jiménez
    DERMATOLOGIA Y PINTURA
    IGNACIO DE ZULOAGA.
    Pintor español nacido en el País Vasco (1870-1945).
    DERMATOLOGIA Y POESIA.
    EL ARTE DE DECLAMAR.
    Poema: El Vino
    Declama: Alberto Cortés

    “Platero y Yo” de Juan Ramón Jiménez.

    Todos tenemos gratos recuerdos de obras que nos han impactado en nuestra juventud y a lo largo de nuestra formación académica. Lo más probable es que las hayamos disfrutado en diversas etapas de nuestra existencia. Habitualmente las guardamos con un fervor especial, en los estantes de nuestra biblioteca. Son libros de nuestros autores preferidos que han dejado huella en nuestro espíritu y que hemos leido y disfrutado en numerosas oportunidades.

    En mi caso particular, siempre me acompañaron: un grueso tomo, compendio de las novelas completas de Rómulo Gallegos, que incluía numerosas éxitos editoriales como Doña Bárbara, Canaima, Pobre negro, La Trepadora, El último Solar (Reinaldo Solar), Cantaclaro, Pobre Negro, Sobre la misma tierra… etc y sus más de 30 cuentos que conforman su extensa y brillante producción literaria. Gallegos, en mi opinión, fue la máxima representación de la novela costumbrista en Venezuela.

    El siguiente tomo, es referente a las obras de Stefan Zweig, especialmente sus novelas, editado en Barcelona, España, en el año 1955, excelente escritor Austríaco de origen judío, coterráneo de Sigmund Freud, con quien intercambió interesante y fecunda correspondencia, recogida en un hermoso epistolario, del cual en algún momento pienso escribir algún comentario. (Ya veremos si Raquel me lo acepta en su interesante columna Arte y Dermatología). Lamentablemente, el famoso escritor en unión de su segunda esposa, concluyeron sus vidas en forma trágica. Este tomo contiene hermosas novelas como La Piedad Peligrosa (Impaciencia del Corazón), Calidoscopio que contiene (Conocimiento casual de un oficio, Miedo, Ardiente secreto, Novela Veraniega, La Institutriz, El refugiado, La calle del claro de luna etc); Sendas equívocas, Carta a una desconocida, Veinticuatro horas de la vida de una mujer, Jeremías, etc.

    Un tercer autor que leí mas tarde en los inicios de mi formación médica es Maxence van der Meersh, autor de la obra inolvidable “Cuerpos y Almas” (1935). Por recomendación de mi recordado maestro de Clínica Médica, el brillante médico e ilustre enciclopedista Dr. Antonio Sanabria, Jefe de Servicio de Clínica II en el HUC, quien en cada visita médica, al pie de la cama del paciente, nos dictaba lección de medicina y lección de vida. Además de excelente clínico, era un hombre con una cultura universal, digna de admiración, que nos trasmitía sus conocimientos científicos y culturales, de una manera generosa, espontánea y amena. Esta hermosa novela, es una mezcla de ficción y realidad de la medicina de principios de siglo en Europa. De ese libro recuerdo los Shocks insulínicos o con curare, para el tratamiento de la locura, las extirpaciones de amígdalas en serie en los pasillos del hospital, o aquellos médicos-héroes que probaban la orina para diagnosticar diabetes. El libro nos relata todas las peripecias que experimentaban los residentes en los hospitales parisinos, de principio y mitad del siglo XX, como “L´ Egalité”, sus vivencias, restricciones, preocupaciones, y rivalidades, reflejadas a través de las vidas de Jean, Michel, Mariette y Fabienne Doutreval, una importante familia de médicos de Angers (Anjou, Francia). Sus páginas también describen los contrastes de la asistencia médica, entre la gente pudiente y los necesitados.

    Nuestro maestro, solía decir que ningún estudiante de medicina, debía quedarse sin leer esta hermosa, pero cruda novela que retrataba los ambientes hospitalarios de la época.

    El cuarto tomo se refería a la obra poética y novelística del escritor, filósofo y traductor ruso Boris Pasternak, quien fue acreedor del premio Nobel de literatura, en 1958 por su novela cumbre “Doctor Zhivago” hermosa novela trágica ambientada en la Rusia Soviética, publicada por vez primera en Italia en 1957. Es uno de los cuatro poetas que emergieron en los años de gobierno del sátrapa Stalin, quien en esa época, persiguió sin tregua y sin piedad a todo lo que se relacionara con libertad y disidencia, propio de los regímenes totalitarios. Era hijo del famoso pintor judío Leonid Pasternak, convertido posteriormente del judaismo al cristianismo ortodoxo. Leonid conjuntamente con su esposa, Rosa Kaufman, excelente concertista de piano, brindaron al joven Boris, toda una atmósfera de arte y cultura, propicia para su desarrollo creativo ulterior. Por su casa desfilaron personalidades como León Tolstói y el genial poeta Rainier Maria Rilke. Su famosa novela no se publicó en la Unión Soviética, hasta el año 1987, es decir, 30 años después de su primera publicación en Italia. Las maniobras suscitadas entre la CIA y la KGB, en relación al premio, se las dejamos a los políticos. No nos incumben para los fines de este escrito.

    La quinta lectura que disfruté con gran deleite, se relacionaba con el poeta español Juan Ramón Jiménez, (motivo central de la columna de la Dra. Raquel Ramos), con su extensa obra poética influenciada por Rubén Darío y Gustavo Adolfo Bécquer. Su obra literaria en prosa era realmente conmovedora, como lo demuestra su famosa novela o elegía andaluza “Platero y Yo” (1914), merecedora del premio Nobel de Literatura. (1956).
    Esta creación la dedicó el poeta a Aguedilla, la pobre loca de la calle del Sol que acostumbraba enviarle al poeta “moras y claveles”. Curiosamente nuestro poeta Andrés Eloy Blanco también crearía un hermoso poema a la loca Luz Caraballo, que según la leyenda, deambulaba delirando por la cordillera andina…. “con violetitas de Mayo, con carneritos de Enero”.

    “Platero y Yo” es una obra poética escrita en prosa, que según Díaz-Plaja, está influenciada por la literatura francesa, sobre la española romántica, con la que se inicia esta forma de expresión, en las que las cualidades de la poesía, se aplican a la prosa.

    En la literatura Española, los primeros textos poéticos son las “Leyendas” de Bécquer, pero es con el Modernismo (Rubén Darío y José Martí), cuando el “poetizar”, se convierte en una actitud, en otras palabras, la prosa se llena de elementos propios de la poesía.

    Veamos algunos fragmentos de su capítulo inicial:

    “Platero es pequeño, peludo, suave, tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Solo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.
    Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas…Lo llamo dulcemente: “¿Platero?”, y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal……

    Come cuando le doy. Le gustan las naranjas, mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de piel….
    Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra….Cuando paseo sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:
    -.Tiene acero….
    Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo”

    Un saludo cordial
    Dr. Guillermo Planas Girón
    Caracas-Venezuela

  2. Guillermo, cuando observo tantas semejanzas en un proximo, me digo, que la admiración no es gratuita. O sencillamente, el adagio popular “DIos los cria y el diablo los junta”, frase muy cierta, aunque no me gusta mucho mencionar al innombrable . Yo heredé de mi padre, un tomo de la obra de Gallegos muy similar a la que tu mencionas. He amado sus novelas…”¿Cómo será el amor de Hilario Guanipa'” (La Trepadora), bromeo con un maracucho amigo cuando le encuentro porque se apellida Montiel,pertenece al Grupo Galderma. “Diablo contento, Montiel, Montiel de los Montieles””(Sobre la misma tierra). El nombre de mi hija hubiese sido Luisana, como el personaje de su bellisimo cuento “EL PIANO VIEJO”. Lo que pasa es que Luisana fue una sufrida mujer, y yo ….ni con el pétalo de una rosa para mi niña, asi que lo voltee, y se llama Ana Luisa. He saboreado una quesadilla y pienso en su cuento “La Rebelión”. En fin, he experimentado leer, a Cantaclaro o Doña Bárbara, estando en la zona de los llanos, Canaima, en una ida a la gran Sabana. Los invito a leer alguna de estas novelas, permaneciendo en el ambiente que describe Gallegos para ella. Les prometo que será toda una delicia, porque sientes que al leer, no es solo tu imaginacion la que te acompaña. sino que estas viendo lo que estas leyendo.
    Me identifico enormemente con este venerable escritor español, Juan Ramón Jiménez, por su personalidad, por su evolución, y finalmente , porque yo AMO A PLATERO Y YO. La madurez nos brinda la capacidad de aumentar nuestra ternura ante lo sencillo. La relación del protagonista con su burrito, y como relatan sus andanzas….me han hecho llorar alguna vez.
    Me llena de orgullo que fuese nuestro latinoamericano RUBEN DARIO, y su movimiento renovador MODERNISMO, quien cambiara el curso de la trayectoria de tantos artistas…NO sólo J.R JIménez fue tocado por su vara mágica, tambien lo fue el pintor que presento en esta edición: Ignacio de Zuloaga, pintor vasco, contemporáneo de Sorolla, recibio esa bendición.Su amor a la fiesta brava, le llevo a plasmar lienzos espectaculares con esta temática, que bien podrían colocarse al lado de un Picasso.
    Finalmente, por que no decirlo, Alberto Cortés, me emociona con su canto, con sus poemas declamados al rompe del alma. Más si se une a ese grande, llamado Facundo Cabral.
    Gracias Guillermo, por compartir y descubrir parte de tus recuerdos, que son la vida en trozos. Como el cuadro de Dalí que nos trajo Jaime en su edicion, son los trozos de una vida guardados en cajones, y que sabroso es abrir alguno en el momento que queramos y dejar salir de ahi los bellos recuerdos.
    Raquel.
    PD: ESte módulo esta totalmente abierto a quien quiera exponer en él sus inquietudes artísticas, humanísticas. ESpero con ansia que el tiempo te permita enviarme alguno de tus aportes. Ya el DR. MOntoya Travieso, esta haciendo algo para nosotros.

  3. Guillermo, sobra decir que esta es tu casa….esta tarde mientras pasaba mi consulta me sonreía a ratos pensando que pasaría si yo incursionara en tu archivo dermopatológico. Probablemente…las celulas en empalizada formarían una primera línea de defensa, seguidas de granulomas sarcoidales o una dermatitis fibrosante, las aberraciones mitoticas danzarían en torno a este clan y en fin todas las clasificaciones de Ackerman unidas para que yo no cometa sacrilegio. Te quiero mucho amigo.
    Raquel Ramos

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies