Inicio / Editorial / El totalitarismo a través de la piel

El totalitarismo a través de la piel

El totalitarismo eritrodérmico o si usted prefiere,  el totalitarismo escarlatiniforme , ojo, tiene sus analogías  con la  política. Para cualquier cristiano la imposición de criterios y formas de pensar resulta tan indeseable como ser castigado  a padecer  una de estas enfermedades dermatológicas.

sos-salud-ve

Si nos adentramos en la etiología de la eritrodermia se abre un amplio espectro de posibilidades causales que pueden ir desde una simple reacción medicamentosa a manera de intoxicación, cuya equivalencia en el campo político tendría su versión en la confusión ideológica que padecen los líderes. ¿Acaso no ha oído usted la expresión: “ tal sujeto lo que tiene en la cabeza es un envenenamiento de ideas o de  lecturas mal digeridas? “

Otros pacientes pueden desarrollar una eritrodermia a manera de  una fase evolutiva de su enfermedad, como es el caso de un individuo  con psoriasis, dermatitis atópica o un pénfigo foliáceo; quizás  podríamos pensar que la equivalencia en la praxis política lo ejemplifica aquella infeliz frase “ rojo rojito” o sea la imposición absoluta en la sociedad de esa postura ideológica,  fase intermedia o evolutiva  del totalitarismo.

Y finalmente, en el desarrollo de la eritrodermia es probable la existencia de una causa maligna como los linfomas –LCCT- cuyo parangón en el campo de la política podría ser una sociedad penetrada e invadida por una  sola y única visión de sí misma  que fagocita a la capacidad de optar por otras visiones, es decir,   una sociedad formada por hombres unidimensionales como diría   Marcuse: sujetos con “encefalogramas plano”.  En otras palabras  significa una diseminación total  de una ideología en la conciencia social, con pronóstico no reservado, sino claramente definido en términos de  decadencia y destrucción social.

La piel es nuestro órgano más extenso y en sus múltiples funciones figura   una de importancia vital,  como lo es la de ser barrera protectora que nos aísla y nos preserva de todas las agresiones externas. Pues bien, esa función protectora que representa la piel sana puede alterarse y de esta forma permitir que esos agresores atraviesen y se perpetúen en nuestro tegumento, consintiendo la presencia de la enfermedad.

La analogía con la política sería la pérdida de nuestros valores democráticos y con ella las defensas derivadas de nuestras convicciones y creencias en una sociedad plural, sin divisiones ni enfrentamientos violentos sino por el contrario guíada por principios de convivencia de racionalización de los conceptos políticos, del derecho y de los equilibrios.

Pero si a través de la enfermedad no es posible alcanzar los objetivos deseados, se nos ocurre hacer una sugerencia: para alcanzar definitivamente la estandarización, homogenización, uniformidad o como usted prefiera llamar al totalitarismo, y de paso el déficit de alumbrado eléctrico nocturno instalarían bombillas carmesí o escarlata a fin de cambiar el color de la piel, de modo que sin ser norteamericanos seríamos todos  pieles rojas o masa uniforme y amaestrada conforme  a la ideología que nos está imponiendo. 

Con  estas reflexiones también quiero dejar claro mi respeto y aprecio a los colegas y amigos que no comparten mi visión. En todo caso no me estoy refiriendo a problemas personales, mi preocupación y crítica va dirigida a la política y a los problemas del país.

Siempre la piel enviando sus señales de alarma. Otras veces, por ejemplo humillada  cuando le imponen atuendos politiqueros, aunque en estos casos, la conciencia o el corazón estén en desacuerdo.

Mis queridos lectores, afortunadamente en Venezuela no tenemos problemas raciales, aunque nos indujeron a ello,  la diversidad de piel nos protegió.

Dr. Rolando Hernández Pérez

 

Acerca de Rolando Hernández Pérez

Médico Dermatólogo. Jefe Servicio Dermatología Hospital Universitario "Dr. Luis Razetti" Barinas. Profesor Facultad de Medicina ULA. Ex-Presidente SVDMQE. Co-editor y fundador de Piel-L Latinoamericana.

17 comentarios

  1. CAROLINA cequeda

    Excelente Dr Hernandez!

  2. Jaime Piquero Martin

    Felicitaciones Rolando por tan magnifica analogia.
    La piel como la sociedad ameritan salud y para ello estan liderizando jovenes y nuevas celulas. Ambos son la chispa para resistir la mala enfermedad.
    Leer Las fronteras del heroismo por Americo Martín
    http://www.pedromogna.com/las-fronteras-del-heroismo-americo-martin/

  3. Maria Bibiana Leroux

    EXCELENTE, ROLANDO.
    Lo mejor que le podría pasar a este paciente es volver a tener su homestasis… Donde todo lo diverso se comunica e interactua para el bien del organismo.
    Un abrazo
    Maria Bibiana

  4. Felicitaciones Rolando. Disfruto e incremento mis conocimientos de esa barrera que llaman piel y comparto la analogía; quiero una piel sana con toda su diversidad. Un cordial abrazo

  5. Gracias Rolando. Tu analogía dermatológica/política me pareció excelente. El totalitarismo o colectivismo en cualquier forma es un cáncer que castiga y destruye a cualquier país. Lo más triste es que un porcentaje importante de la población cree en las promesas populistas, se hace dependiente, y causa daño a largo plazo con su voto, recordándonos en analogía, a los mecanismos autoinmunes cutáneos. Ojalá que pronto se mejore la situación en tu país.

  6. La analogía es pertinente. Además la piel va más allá que su estructura, en las personas, en las familias, en las sociedad, en el mundo (acogiéndonos a la reflexión de las cinco pieles de Hundertwasser).
    Pero sobretodo la piel nos une y nos solidariza.

  7. Luz Virginia Gutiérrez

    Me encanto Dr.Hernández, el uso de las palabraas exactas para una comparación tan propia, que Dios bendiga a los Venezolanos y pronto disfruten de paz

  8. Estimado Profesor y colegas médicos de Venezuela y Latinoamérica:

    Cuando se está viviendo una difícil coyuntura político social como la que enfrentan en este momento en su país, es casi imposible quedarse como espectador y por ello felicito la valentía suya para expresarse y opinar en este tema, en forma tan delicada y sutil con esta analogía.
    Nosotros en Chile vivimos una instancia similar antes del 11 de Septiembre de 1973, cuando había un gobierno socialista, populista y democrático, que incomodaba a la clase política y social de derecha, al poder económico (mas incipiente que el actual) y al tío SAM.
    Producto de ello, se boicoteó al país y se escondieron los bienes de consumo cotidianos, se paró el transporte y la distribución y se fabricó un descontento tal que comenzó la violencia y todo terminó en una dictadura atroz que descuartizó muchas vidas y familias y generó un cambio en el poder que tardó el país 17 años en poder liberar en forma democrática.
    Hasta hoy persiste una brecha de dolor ,odio y rencor que divide a nuestro pueblo, y el empoderamiento de los grupos económicos probablemente supera el poder político y en forma transversal incentiva la corrupción y reduce la capacidad de crecimiento de nuestra sociedad y nación.
    Mi pensamiento apunta a que todos los actores de su País, independientemente de la ideología que posean, piensen primero en la manera de dialogar con paz y encontrar los caminos para allanar las diferencias y luego fortalecer la capacidad de comunicación para en forma democrática y sin violencia reformar los mecanismos políticos y constitucionales que permitan el desarrollo libertario y con equidad de la sociedad. No vale la pena por tratar de hacer las cosas mas rápido, sembrar tempestades.
    Un abrazo fraternal a Ustedes mis colegas y a todo su pueblo…

  9. Correcta analogía.
    Por que la piel va mas allá de su estructura, en las personas, en las familias, en las comunidades, en el mundo; acogiéndonos a la reflexión de las 5 pieles de Hundertwasser.
    Pero lo mas importante en estos momentos, es esa piel que no une y nos solidariza.

  10. Faltó una “s” en el comentario.
    …ESA PIEL QUE NOS UNE Y NOS SOLIDARIZA.

    Felicitaciones Rolando

  11. Rolando Hernández Pérez

    Buenas noches, muchas gracias por las opiniones vertiadas en el aparte de “comentarios”
    Rolando Hernández Pérez

  12. griselda de ANDA

    Dr. Rolando Hernandez Pérez
    siento una dermatitis irritativa global..!!.. soy uruguaya, pero te siento como un clobetasol calmante….
    me parece excelente tu aporte…Felicitaciones …más allá de estar lejos… esta confrontación o analogía de política y piel me parece excelente… espero que las etapas aguda,y subaguda hayan pasado y que lleguen otras etapas crónicas de diálogo entre los agentes externos y la PIEL …para bien del País…

  13. Enhorabuena por la valentia del paralelismo. Es clásico:
    “calore, rubore…… et funcionen lesa”.

    Vuestro pueblo no se merece esto. ANIMO

  14. Rolando, que excelente analogia, ademas que como dermatologos se nos hace sentir en nuestras terminaciones nerviosas sensitivas, toda la variedad de sensaciones que nos esta produciendo la politica en nuestra querida Venezuela. Optemos con poder contar con una adecuada aproximacion diagnostica y terapeutica apropiada antes que la enfermedad se nos convierta en plaga fulminante! Un abrazo!

  15. Estimado Rolando, agradecido por manifestar tu opinion e irrumpir en la invisibilidad que nuestro gremio nos impone por aquello de que nos debemos exclusivamente a la salud. o por lo menos nos quieren imponer, y considerando la frase de Letamendi – el medico que solo sabe de medicina , ni medicina sabe. me permito diferir de tu analogia: me explico : muy bien has ilustrado el caso de la eritrodermia. Pero el momento actual No es asi.un grupò de personas quieren hacerlo ver asi. si nos basamos en la estadistica oficial hace unos meses: el 50,4 % de la poblacion esta roja , con diferentes tonalidades. y el resto No. Es decir que la piel en su gran mayoria No esta de ese color , por tanto en el sentido estricto , no seria Eritrodermia. Algun medico, u observador le dijo o quiere hacer creer a otros (comunidad y piel eritematosa del organismo en cuestion) que todo el cuerpo es de ese color. En todo caso hay que activar el sistema inmunologico, defensivo, hormonal, el sistema necesario para lograr un equilibrio y bienestar (salud)para la inmensa mayoria de las celulas, sistemas, de ese organismo. y no llegar a ser eritrodermico , o como sucede en el tratamiento radical del vitiligo : un blanqueamiento inducido, para que el color propiciado por la patologia parezca, entonces , el estado de normalidad. y opacar a ese 49,6 % de ese organismo que se opone a ser invisibilizado. Y al final, el organismo se convenza de que esta normal porque su cerebro, tal cual esquizofrenico, cree como verdadera esa realidad fantastica. El candidato no vencedor en las elecciones presidenciales proximas pasadas decia que habia que llegar con el mensaje de optimismo y progreso a los sectores mas humildes de nuestar poblacion. Asi lo creo tambien ; falta que cada uno de los ciudadanos emprendedores, no conformistas, de nuestro bello pais, llegue con ese mensaje de aliento ,con ejemplo de dedicacion, solidaridad ,dinamismo de que queremos un mejor futuro para todos y queremos La mayor suma de felicidad posible para la gran mayoria de los Venezolanos.

  16. En todo caso poca importancia tiene el concepto exacto de la eritrodermia… y te alabo el hecho de iniciar la discusion del tema que cotidianamente nos afecta a nuestros pacientes y a nosotros . (el que lo niegue no habla con los pacientes) . si de analogias hablamos nuestro tono de piel, crisol de razas. nos hace fuertes. deberiamos tener esas diferentes tonalidades que nos da el diferente grosor o densidad de melanina, en la piel de las diversas areas corporales. asi mismo, coexistiendo armonicamente diversas formas de pensar sin intentar ser de un solo tono. saludos

  17. Rolando Hernández Pérez

    “Analogía, significa comparación o relación entre varias razones o conceptos; comparar o relacionar dos o más seres, objetos o situaciones como la que planteo en la Editorial de esta edición a través de la razón, señalando características generales y particulares, generando razonamientos basados en la existencia de semejanzas entre estos, aplicando a uno de ellos una relación o una propiedad que está claramente establecida en el otro”.
    No es una cuestión de matemática o de equilibrio malabaristico, mejor, una apreciación general. Hay un hecho evidente , hay una polarización casi simétrica, pero esto no le concede a ninguna de las dos partes la potestad o el privilegio de ignorar o peor aplastar la otra; en un mundo civilizado, el entendimiento es la mejor forma para subsistir y para imponer con elocuencia nuestras ideas.
    Estas reflexiones, que vienen de una persona que ha visto muy de cerca ambas posiciones y ha tenido la oportunidad de “convivir” con los dos grupos, incluso familiarmente, me han permitido después de tres lustro hacer este parangón, que despertó un especial interés en todos los lectores, objetivo principal del mismo. Gracias
    Muchas gracias a todos por sus comentarios.

    Rolando Hernández Pérez

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies