Inicio / Colaboradores / El Rabino y el General Romano

El Rabino y el General Romano

La Guerra de los Judíos del 66 al 72 de la era cristiana, fue una de las más sangrientas y encarnizadas de la humanidad antigua. Fue también una guerra fanática, suicida y terrible por parte de los judíos. Fue una guerra de extremistas en Israel. Las grandes poblaciones judías de Alejandría (un millón de almas), Chipre y Roma no la apoyaron. En el propio Israel los fanáticos se mataban entre sí mientras luchaban contra los romanos. Los descendientes de la casa real Macabea permanecieron en el lado romano y trataron, sin éxito, de convencer a los rebeldes que depusieran sus armas.

Los rabinos rechazaron a la guerra porque era suicida y contraproducente. Al finalizar el conflicto los esclavos judíos supervivientes fueron llevados a Roma y fueron la mano de obra esclava del Coliseo. Un arco de triunfo en Roma y una acuñación de monedas (Iudea Capta., Judea cautiva) celebraron el triunfo romano. El Templo de Jerusalén fue destruido para no levantarse…hasta nuestros días.

Alrededor del año 68 el rabino Yojanan ben Zakkai decidió escapar de Jerusalén… Para ello se fingió muerto, sus discípulos lo llevaron en una urna supuestamente para sepultarlo en su lugar natal. Al llegar al campo romano fue capturado y llevado ante el General latino, Vespasiano….

La entrevista entre ambos fue larga… El Rabino vaticinó al general que este ultimo ocuparía el trono como emperador (En ese momento el emperador era Nerón). El general preguntó que cual era la solicitud del rabino? Yojanan ben Zakkai pidió solamente que se le permitiese crear una escuela o mejor academia en la pequeña ciudad de Yavne. Esa petición fue concedida….

Nerón fue asesinado. Vespasiano fue llamado a Roma a asumir la corona de laureles y fue su hijo, Tito, quien terminó la lucha contra los judíos, destruyó al templo y luego hizo el arco triunfal, que existe aun hoy en Roma llamado arco de Tito.

La Academia de Yavne sobrevivió siglos, Allí se formaron los discípulos de Yojanan Ben Zakkai y los discípulos de estos y los de estos. El gobierno de los judíos pasó de los extremistas a los sabios y se estableció una catedrocracia que redactó el Talmud. La enciclopedia legal, religiosa y de conocimiento general, de que aún rige la observancia del judaísmo y que permitió la supervivencia de este a través de los siglos y las vicisitudes y las distancias. El Judaísmo pasó de ser el pueblo de una ciudad y un templo al pueblo del libro. Sin el Talmud no habría habido Islam ni el Israel moderno. El pueblo judío habría desaparecido como desaparecieron los filisteos, los elamitas, los etruscos, los cartagineses…..

El Imperio Romano no existe ya…perduran monumentos y el lenguaje el latín que es lo que se habla en los pueblos hijos y nietos del Imperio. La misma religión del Imperio, la cristiana, es el Nuevo Israel (así se definió a si misma) no el nuevo Latium…

Qué nos enseñó ben Zakkai?? Que en los momentos de desgracia y de locura política y militar…cuando las estructuras se derrumban, solo el poder del conocimiento, de la ciencia, de la Ley permite la permanencia y rehabilitación de los pueblos y civilizaciones.

Si un grupo posee el poder y lo usa para destruir…eso puede ser contrarrestado y vendrá la reconstrucción…si se mantiene el conocimiento y la búsqueda de este mediante estructuras adecuadas. Si se atenta contra la Academia…eso es mortal y hay que defenderse y defenderla……Eso era verdad el año 70, era verdad cuando la inquisición quemó libros o cuando Hitler lo hizo…Es Verdad hoy en Venezuela.. Hay que proteger la Academia en sentido lato y a las instituciones e institutos de ella. Venezuela sin ciencia seria una ignara colonia.

Mauricio Goihman Yahr

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Dermatólogo, Profesor, Miembro correspondiente (puesto No 4) de la Academia Nacional de Medicina

Un comentario

  1. Jaime Piquero Martin

    Quinientos años antes en el 420 AC ya Socrates habia dicho “Hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.
    Pero peor es cuando el conocimiento se manipula y se enseñan mentiras como verdades.
    Jaime Piquero Martin

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies