Inicio / Colaboradores / La riqueza de las naciones

La riqueza de las naciones

Estos días de forzoso asueto  son propicios para lecturas en áreas diferentes a las de nuestra actividad usual.
Así pude leer con cuidado el clásico de Adam Smith,”The Wealth of Nations”(La Riqueza de las Naciones).
Smith trabajó en este libro once años.La primera edición salió en 1776,año de la declaración de independencia de los Estados Unidos. La edición que poseo es la reimpresión de la  quinta edición de 1789,la cual fué la última publicada en vida y revisada por el autor.
No me ocuparé del análisis estrictamente económico de esta obra,. Esto ya ha sido hecho muchas veces.  por gentes infinitamente más calificadas que yo en esta área.( Smith sostiene que la riqueza de las naciones se basa en el producto del trabajo de las gentes. Esto es,la agricultura,la cría,la pesquería, la industria y el comercio; no en la cantidad de oro o plata que puedan poseer.)
Me ocuparé más bien como historiador aficionado de ciertos aspectos que me llaman la atención. Leer a Smith es  leer un análisis  hecho sobre y en un mundo que ya no existe y que sólo conocemos a través de  libros de historia.El enfoque de  esos libros de historia  escritos hoy es sin embargo, es como el de una autopsia.El de Smith es como el de una  historia clínica y examen físico hechos en el siglo XVIII  por un avezado médico y que leemos ahora..
Smith sostiene que los países más ricos eran(en ese orden) China, Holanda, Inglaterra y Francia, España y Portugal estaban muy por debajo aunque aún tenían prácticamente intactos sus  imperios coloniales ,y en el caso de  España sus ejércitos jugaban aún un papel en el juego de poder europeo.
Veamos brevemente cómo eran y qué pasó con algunas de estas naciones.
China en el sigloXVIII,antes de la real eclosión de la revolución industrial, era un imperio gigantesco y ordenado. Su gran producción agrícola y ganadera,sus artesanías se distribuían por el imperio por una extensa red fluvial.Era una sociedad organizada regida por una meritocracia elegida por exámenes sucesivos.Poseían un código inalterado. China tenía poco comercio exterior(seda,té,artesanías y obras de arte y lujo)Se bastaba a sí misma y despreciaba a los occidentales a los cuales ,con razón,consideraba como inferiores y burdos. Que pasó luego ?
Vino la revolución industrial..Los juncos chinos no pudieron competir con los barcos de vapor occidentales,los cañones chinos, hechos a mano, no podían competir con los cañones franceses y luego con los cañones prusianos de Krupp. Los chinos habìan inventado la brújula,pero no el telégrafo ni el código Morse. Alrededor de 1840 los británicos forzaron a los chinos a comprar opio a cambio ,fundamentalmente ,de plata y a abrir sus puertos a los occidentales.El orgullo chino fué humillado y China comenzó a ser desgajada por los británicos,los rusos, los japoneses….La juventud china estudió afuera y quiso cambiar las cosas. El sistema cristalizado no lo permitió; el sistema estalló.. El Imperio cayó en 1912.China sufrió  décadas de guerra civil,de dictadura cruel y férrea, de desprestigio. Finalmente se reestructuró el Imperio(aunque se llame República Popular) se fomentaron las industrias, China es hoy uno de los grandes talleres del mundo.
Japón no fué mencionado por Smith.Era un país cerrado hasta que lo abrieron los Estados Unidos a mediados del sigloXIX.Su situación era similar a la de la China Imperial pero allí el sistema se hizo flexible.El propio emperador rompió los privilegios feudales,tomó la dirección del país, mandó legiones de estudiantes a los países occidentales. Se hizo un sistema de occidentalización en el trabajo y de mantenimiento de lo japonés en el hogar.En 1905 sólo décadas después de la apertura Japón derrotó a Rusia. En la primera Guerra Mundial Japón se anotó con los vencedores.No lo hizo así en la Segunda y sufrió la catástrofe atómica.Se recuperó drámaticamente usando dos herramientas  una diplomacia realista basada en los hechos no en los sueños y trabajo. y educación.
Inglaterra vivía inicialmente del comercio,de la construcción de barcos,de la industria de la lana, la cerveza,la carne y la pesquería. Se transformó mediante la revolución industrial en la fábrica y la Universidad del mundo. La industria química inglesa, los textiles, las máquinas, la porcelana y la loza, los ferrocarriles, el uso del carbón en vez de la leña, …..Perdió parte de sus colonias americanas ,pero pudo establecer con ellas relaciones de comercio,amistad y ayuda mutua.El siglo XIX fué el siglo de Inglaterra el siglo XX no lo fué..pero sostenida por el trabajo y la inventiva Inglaterra ocupa hoy un puesto preponderante con su industria de aviación,sus trenes, sus ingenieros,sus compañías petroleras y sobre todo sus Universidades de donde siguen saliendo avances y se siguen recibiendo premios Nobel.
Smith empezó a escribir su obra en  1765, Los ahora Estados Unidos eran  colonias…siete colonias diferentes. En su conjunto no tenían más de tres millones de habitantes y su superficie no era mucho mayor que la de la Capitanía General de Venezuela en esa época. Las siete colonias exportaban básicamente sólo productos agrícolas…trigo y tabaco.Tenían,por supuesto carne, cueros, leche, derivados de lo anterior, pesquerías y artesanías,,,pero esos no eran productos de exportación dado el pequeño tamaño de los barcos y la no existencia de la refrigeración. Las siete colonias no tenían industrias. El movimiento independentista fué desencadenado por una protesta sobre un impuesto…sobre el té…..!!! Pero los de las siete colonias trabajaban y dejaban trabajar. Smith mismo auguró un futuro brillante a esos territorios y abogó por una unión con Inglaterra(que es en verdad lo que ahora existe). En cien años las siete colonias se unieron, compraron La Florida a los españoles, La Luisiana y grandes terrenos anexos a la Francia de Napoleón, la Alaska a los rusos. Arrebataron  Texas,Colorado, Nevada y California a un México que  no supo medir sus fuerzas  ni usar la diplomacia. En esos mismos cien años inventaron el pararrayos, el barco de vapor, el telégrafo, el submarino, el teléfono y la iluminación eléctrica. Abrieron las puertas a la inmigración y dieron tierras. Permitieron que los inmigrantes llegaran y se incorporaran a la vida nacional e hicieran industrias y comercios y estudiaran.Respetaron a toda costa la propiedad privada.Eligieron Presidentes de los cuales una buena proporción eran personas distinguidas y capaces y los que no lo eran no fueron reelectos.
Usaron la diplomacia de forma realista. Domaron la energía atómica con el aporte de aquellos a quienes Hitler había expulsado… Trabajo y claridad de mente…
Mientras tanto qué hicimos nosotros…? Guerreamos con España una Guerra a Muerte que fracturó para siempre nuestra sociedad…Destruímos en 1830  una Unión con tres países hermanos que hemos estado tratando de reconstruír,sin éxito,desde entonces. Tuvimos como Presidente a un José María Vargas,pero lo derrocamos y lo mandamos a morirse a los Estados Unidos. Lo mismo hicimos con José Antonio Páez quien aprendió de sus errores…pero el país no. Tuvimos el buen acierto de eliminar la esclavitud sin guerras ni muertes, pero nos enzarzamos luego en una cruentísima guerra federal que  destrozó lo poco que la independencia dejó intacto.
Entramos luego en una etapa feudal que nos hizo retrotraernos a la Edad Media. Hicimos esfuerzos notables de reconstrucción y modernización  desde López Contreras  sólo para destruírlos ahora.
Usamos el petróleo como los españoles hicieron con la plata y el oro de Amèrica..para dejar ciertas obras arquitectónicas que se destruyen con el tiempo y para enriquecer a otros en otras latitudes..que sí trabajan….No somos incapaces…somos como un barco sin rumbo o más aún como un barco condenado a estar dirigido por capitanes que los meten en la dirección de huracanes o de escollos.
Los países y las sociedades no están condenadas a un sino inexorable. Smith no menciona a Alemania como tal en su tratado porque Alemania no existía sino varios estados algunos de cierta consideración…como Prusia..
La Alemania se unificó  recién en 1870 alrededor del tiempo en el cual Guzmán Blanco hacía nuestro Capitolio.
Sabemos lo que la Alemania ha hecho desde entonces… mucho en bien por su capacidad de trabajo…mucho en mal por avatares políticos y diplomáticos…
Tenemos ante nosotros el futuro..podemos tomar la ruta del odio,del desprecio hacia la propiedad y  contra el trabajo, del  bochinche constante…Podemos,todavía,tomar la ruta del trabajo y de la construcción,   del respeto y de la ley, del estudio y de la producción . Debemos escoger..mas no con la boca sino con la acción.

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Individuo de Número Sillón XXVII, Academia Nacional de Medicina. Dermatólogo, Profesor.

4 comentarios

  1. Excelente, debería ser una lectura obligatoria. Gracias Don Mauricio, siempre tan claro.

  2. Rolando Hernández Pérez

    Me gustó mucho este artículo “La riqueza de las naciones” una evolución histórica clara y demostrable con los acontecimientos que hemos leído y vivido, además muy oportuna, de manera especial, a los que vivimos en este lado del mundo.
    Gracias Mauricio.

    Rolando Hernández Pérez

  3. Amalia Panzarelli

    Excelente escrito donde el autor va narrando acontecimientos históricos memorables de diferentes puntos geográficos extrapolados finalmente a nuestra realidad.

    A la luz del exordio anterior, me permito reflexionar brevemente sobre el camino tomado por nuestros coterráneos en la actualidad signado mas por el estropicio y el facilismo que por la racionalidad y el trabajo.
    Edificante lectura.
    Mis respetos,

    Amalia Panzarelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies