Inicio / De Interés / Artículos Científicos / Hidradenitis suppurativa: an update

Hidradenitis suppurativa: an update

Clin Med (Lond). 2016 Feb;16(1):70-3. doi: 10.7861/clinmedicine.16-1-70.

Hidradenitis suppurativa: an update.

Ingram JR1.
Author information

Abstract

Hidradenitis suppurativa (HS) is a chronic, painful skin disease characterised by recurrent inflammatory lesions in flexural locations such as the axillae, groins and perineum. The papules, nodules and abscesses may discharge blood-stained pus which, combined with pain, results in marked quality-of-life reduction. Sinus tracts and scarring may also result. Onset of HS is typically in the second to fourth decades and it affects about 1% of young European adults. There are links with smoking and obesity and an autosomal dominant pattern of inheritance is reported by one-third of patients. Medical management escalates from topical antimicrobials to oral tetracyclines, a combination of clindamycin and rifampicin typically given for 10 weeks, oral disease modifiers, and anti-tumour necrosis factor-alpha therapies. Excision of individual lesions has high recurrence rates which can be minimised by wider excisions, at the expense of longer healing times. Treatment of pain is a relatively neglected aspect of therapy.

© Royal College of Physicians 2016. All rights reserved

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Un comentario

  1. Guillermo Planas Girón

    Comentario del Dr. Guillermo Planas.G, sobre “HIDROADENITIS SUPURATIVA/ACNE INVERSA (HS/AI), publicada en Piel-L.org, AÑO XII – EDICION 387. Marzo de 2016.

    No obstante todos los adelantos científicos que han beneficiado a la medicina en general y en especial a la dermatología, a estas alturas no se conoce la etiopatogenia precisa de esa terrible enfermedad denominada Hidroadenitis Supurativa/ Acné Inversa (HS/AI), que tanto daño tisular, y devastadora calidad de vida producen a los pacientes afectados. La sola localización en áreas de reconocida presencia de glándulas apocrinas en zonas críticas como el periné, la región inguino-escrotal, glúteos, regiones axilares, etc. sugiere la participación de esta unidad anátomo-fisiológica en el desarrollo de la enfermedad. Una afección oclusiva-poral (tapón queratínico) en el ducto de la glándula apocrina, seguida de dilatación del ducto, severo cuadro inflamatorio y proliferación bacteriana, asociada en primera instancia al acopio de polimorfonucleares con su carga enzimática lisosomal, es la fisiopatología más aceptada. Hay autores que integran y unifican la naturaleza de este tipo de afecciones donde está comprometida la unidad pilo-sebácea en forma integral o parte de ella. Y reconocen que se trata de todo un espectro cuya gravedad va desde pápulas y comedones que se resuelven sin mayores consecuencias hasta senos fluctuantes, supurativos, fístulas y grandes abscesos que dejan cicatrices desfigurantes. En todo ese abanico engloban: acné vulgar, acné conglobata, acné queloideano, HS/AI, y celulitis disecante del cuero cabelludo (perifoliculitis capitis abscedens et suffodiens). La más variada terapéutica –conocida por todos- ha sido utilizada con resultados en la mayoría de los casos frustrantes, en algunos casos indicados paliativamente, obviamente dependiendo de la gravedad y la evolución del cuadro. Desde simples preparados tópicas como la clindamicina al 1% y eritromicina gel 2%-4%; asociaciones de antibióticos orales como la rifampicina+ tetraciclinas; retinoides; DDS; terapias con factor alfa anti-necrosis tumoral, y por supuesto la excéresis quirúrgica amplia que amerita largo tiempo de recuperación. Se podrán imaginar Uds. la limitación que debe producir la instalación de un cuadro de semejante cronicidad en áreas tan sensibles y su repercusión en la esfera social y psicológica.

    Valga la pena recordar que el padre del marxismo, Carlos Mark, autor de El Capital, sufrió durante muchos años de AI/HS que le produjo enormes molestias, reveladas en su frecuente intercambio de correspondencias con Federico Engles. S. Shuster publicó en el BJD “The nature and consequence of Karl Marx’s skin disease” (vol 158. Issue 1, pages 1-3, January 2008), donde destaca que Marx se quejaba de la continua aparición de “boils” (“furúnculos”, “nacidos purulentos”) que le interferían con su trabajo diario de escritorio. Sostiene Shuster que la enfermedad seguramente generó consecuencias psicológicas importantes en el destacado filósofo e intelectual alemán e influyó en su trabajo. Posteriormente, profesores alemanes de Medicina de la Universidad de Marburg, (Rudolf Happle y Arne König), en trabajo publicado en la prestigiosa revista BJD, llegan a la conclusión –basados en estudios clínicos e informes históricos- que la dermatosis que sufría Marx, (HS), era producto del tabaquismo que sufría. Fundamentan sus conclusiones en estudios clínicos e informes históricos sobre el autor de El Capital. Buscando en mi biblioteca, me encuentro con dos tomos que versan sobre el “Epistolario de Sigmund Freud”. El padre del Psicoanálisis le envía a Marx el manuscrito de su próxima publicación sobre el tema del Insomnio, con la finalidad de intercambiar ideas y opiniones entre dos grandes intelectuales. Freud era unos cuantos años más joven que Marx. Marx le contesta con respeto pero con cierta displicencia: “En cuanto a la posibilidad que Ud. plantea de discutir y comentar sus trabajos, lamento no poder aceptar. Yo me encuentro con exceso de trabajo y agobiado por una no muy edificante enfermedad que entorpece mi labor de escritorio; quien le puede ayudar de plantearse los problemas con radicalidad es mi amigo Friedrich Engels, quien además de compartir conmigo las tesis del socialismo científico es un profundo y actualizado conocedor de las modernas ciencias naturales”. Ambos eran intelectuales de gran talla. Quien tenga la oportunidad de leer los epistolarios de sendos innovadores y el intercambio de la nutrida correspondencia que sostuvieron con otros grandes de la época como Stefan Zweig, Albert Einstein, Marie Bonaparte, Thomas Mann, Ernest Jones, C.G. Jung, Wilhelm Fliess, Friedrich Engels, etc., disfrutará sin duda de los deleites de la buena literatura y se empapará de todas las falencias que como seres humanos no le fueron extrañas.

    Un saludo cordial,
    Dr. Guillermo Planas G
    Ccs, Venezuela

Responder a Guillermo Planas Girón Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies