Inicio / Editorial / Porque del pollo yo también me como las alas

Porque del pollo yo también me como las alas

errare

Con este título, tomado de una conversación de la serie televisiva “Pablo Escobar, el patrón del mal” queremos referirnos al acierto o error en el que puede concluir cualquier acto médico, dicotomía con la cual debemos aprender a vivir. (1)

La primera interpretación de esta aseveración hecha por un individuo no recomendable se refiere a casos tales como enfermos que no podemos curar o cuya conducción no nos produce la satisfacción de un éxito parcial o total de su dolencia. Esos enfermos requieren de tratamiento, necesitan atención a veces psiquiátrica y estamos llamados a dársela, sin condiciones, la mejor que puedan obtener. Si son difíciles no merecen ser remitidos a otros especialistas o a otros centros de tratamiento. Nos escogieron, son las alas del pollo, no los muslos, y también son nuestra responsabilidad.

No somos máquinas perfectas, somos seres humanos; con sentimientos, emociones, temores, dudas, compasiones, rechazos, amores, odios, cansancio; que de una u otra forma pueden hacernos caer en distracciones y descuidos que afecten la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas.

No estoy descubriendo la pólvora, ya los servicios médicos administrados por el estado, en muchos países han evaluado estos errores y los han denominado, eufemísticamente, “acontecimientos adversos” (2)

En 1999 el Instituto de Medicina de Estados Unidos publico una investigación: “To Err is Human: building a safer health system” en el que se estimaba que los errores médicos causan entre 44,000 y 98,000 muertes anuales, situando de esta manera al error médico como la cuarta causa de muerte en USA, superando el número de fallecimientos por accidentes de vehículos automotores, cáncer mamario y por sida.(3)

La mayoría de los errores médicos ocurren por los siguientes factores: fatiga por trabajo excesivo, falta de entrenamiento, pobre comunicación con los pacientes, hostilidad en el ambiente de trabajo, juicio medico inadecuado, recetas Ilegibles

¿Cómo podemos minimizar el error en el ejercicio medico?

  • Ejerza la medicina basada en evidencias, mantenga los conocimientos actualizados
  • Rodéese de un equipo de trabajo eficaz y amable ( asistentes médicos, enfermeras, secretarias, administradores, personal de limpieza)
  • Sistematice el uso de las guías clínicas, haga planes de trabajo, no invente, ante el paciente “Siga el librito”
  • Mejore su comunicación con el paciente.
  • Sea ordenado y cuidadoso al prescribir ?
  • Prudente al responder.
  • Sea fiel a sus promesas , nunca asegure el resultado de un tratamiento
  • Tenga actitud profesional de atención
  • No diagnostique, recete o indique tratamientos por vía telefónica, o a través de terceros.
  • Haga llenar una hoja de conocimiento de riesgo y de exoneración de responsabilidad
  • Pregúntese ante cada paciente ¿Qué haría yo si fuera mi nieta, o hijo o esposa, madre..? (4)

¿Qué debemos hacer cuando cometamos un error?

  • Ante nosotros mismos reconozcámoslo y reparémoslo sin destruir la fe del paciente porque esa cuota-parte incide en su confianza y en su curación.
  • Atienda al paciente y a sus familiares NUNCA LOS ABANDONE
  • Admita ante el paciente y sus familiares el error pero no la culpa, hable de situaciones insuperables sin reconocer negligencia, imprudencia  o impericia. De una explicación  seria y responsable al paciente y sus familiares sobre las características y posibles causas o factores que lo determinaron y sobre sus opciones de tratamiento.
  • No tome una actitud defensiva porque genera desconfianza y rechazo.
  • Sea prudente al hablar y actuar, que se sienta que tiene discernimiento, buen juicio, cautela, circunspección, precaución. Muestre la mejor intención de repararlo y esta última representa un compromiso invaluable para usted, para él y para sus familiares preocupados. “No es un médico prepotente, es un médico preocupado que me va a tomar en serio y me va a direccionar en la mejor alternativa, puedo apoyarme en él”.

,¿Qué debemos hacer cuando un paciente viene con un error      cometido por otro colega?

  • Nunca critique al colega, diga que el manejo seguramente tomaba como base otros parámetros diferentes que usted no comparte pero respeta.
  • Si el error aconteció en el marco de un procedimiento quirúrgico y es de sencilla reparación, remédielo, si es complejo, trate de no hacerlo o solicite la intervención de una junta médica. Cualquier error quirúrgico difícil de reparar, si usted intenta repararlo y no lo logra o lo hace a medias, usted será también culpable ante el mundo del error.
  • Evite comentarios intencionales entre colegas. Ello podría causar fricciones innecesarias que solo le van a traer problemas en el futuro.

¿Qué hacer cuando su paciente pide una segunda opinión?

No sienta que si un paciente viene a usted para una segunda opinión usted es el “Dios de la especialidad” o, caso contrario, el segundón; o si un paciente suyo va a un colega a pedir una segunda opinión usted va a asumir que él no confía en usted y por ese motivo consultó a otro especialista.

Los pacientes no son de uno, son de ellos, tienen dudas, es su cuerpo, quieren estar seguros de que reciben el mejor tratamiento y que su médico es el mejor solo que necesitan reafirmarlo y en algunas ocasiones esa actitud nos beneficia porque nos hace más acuciosos. Los enfermos intrínsecamente son fieles en la mayoría de los casos pero en algunas ocasiones pueden decidir recorrer a varios dermatólogos, pero, si usted ha demostrado seriedad y capacidad, ese paciente es suyo y lo tendrá para siempre y para sus familiares y amigos.

¿Cómo resumir lo dicho?, no existe tal resumen, solo la introspección, cada médico debe formularse la pregunta clave ya formulada en el texto….¿ Que conducta debe seguir si se tratara de mi mama….etc. etc. etc.? ahí está la respuesta porque esa respuesta encierra los valores y la directriz que el paciente busca y también incluye el máximo que nosotros podemos dar.

Tomado de “Oración diaria del médico (Oración de Moses Maimónides)”

Ilumina mi mente para que reconozca lo que se presenta a mis ojos y para que sepa discernir lo que está ausente y escondido. Que no deje de ver lo que es visible, pero no permitas que me arrogue el poder de inventar lo que no existe; pues los límites del arte de preservar la vida y la salud de tus criaturas son tenues e indefinidos.

No permitas que me distraiga: que ningún pensamiento extraño desvíe mi atención cuando esté a la cabecera del enfermo o perturbe mi mente en su silenciosa deliberación, pues son grandes y complicadas las reflexiones que se necesitan para no dañar a tus criaturas.(5)

 

Referencias revisadas

  • https://es.wikipedia.org/wiki/Escobar,_el_patr%C3%B3n_del_mal
  • Reason J. Human error: models and management. BMJ 2000; 320: 768-770.
  • Kohn LT, Corrigan JM, Donaldson MS (eds): To err is human. Building a safer heath system. Washington, DC, National Academy Press; 1999.
  • Casquero Montes VA. El error en la medicina Rev.peru.pediatr. 60 (2) 2007
  • http://www.unav.es/cdb/claoracion.html

 

 

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

12 comentarios

  1. Karina Alvarenga

    Sencillamente magistral maestro. Yo soy de las que prefiero consultar, revisar libros y en ocasiones referir a colegas con mayor habilidad y trato de hacer ver al paciente que busco lo mejor posible para el.
    Gracias. ?

  2. carlos f quintero baute

    Excelente disertación que nos pone a pensar mucho, en el caso de nosotros en Colombia con esta porquería de sistema de salud, la relación medico paciente se rompió en mil pedazos por la misma estructura de negociado del sistema y el ataque indiscriminado de los medios en busca de rating, aqui lo difícil es hacer las cosas bien, el sistema te lo impide a toda costa y siempre terminamos de los malos del paseo.

  3. Maria Bibiana Leroux

    Excelente. Gracias por sus reflexiones, que nos ayudan a seguir practicando la buena medicina! Bibiana

  4. Dr. Wilmar Briceño R.

    Muy acertado el editorial del Profesor Dr. J. Piquero
    En cirugía la Organización Mundial de la Salud recomienda desde el año 2009 el uso de la lista de chequeo o control (check list) antes de la inducción anestésica, antes de la incisión y despúes de finalizar el acto quirúrgico con la finalidad de disminuir el error humano. Aunque se ha demostrado que su uso (medicina basada en evidencia) minimiza los eventos adversos, su aplicación salvo en algunos países no ha sido posible a gran escala.
    Buen recordatorio para todos los profesionales de la medicina.

  5. XIMENA GALLEGOS

    ESPECTACULASR, EXCELENTE REFLEXION QUE NOS AYUDE A TODOS A TENER DISCERNIMIENTO DE NUESTROS ACTOS, NO CREERNOS QUE TODO LO PODEMOS SINO CONSIDERARNOS HUMANOS Y COMO TAL POSIBLEMENTE COMETEDORES DE ERRORES.
    Y SOBRE TODO PEDIR AYUDA AL SEÑOR PARA QUE NOS ILUMINE EN CADA UN ODE LOS CASOS QUE POR MAS FACIL QUE PAREZCA AVECES EL MANEJARLO Y OBTENER REUSLTADOS FAVORABLES PUEDE RESULTAR DIFICIL MIL GRACIAS ESTUVO HERMOSO Y UN MENSAJE INCREIBLE

  6. WILLIAM Ortiz Caceres

    Excelente maestro. Orgulloso de seguir cada semana sus reflexiones que no sólo permiten el crecimiento médico sino humano

  7. Elizabeth Ball de Picon

    Excelente editorial Dr. Piquero. De mucha actualidad y utilidad.
    Elizabeth Ball

  8. Sergio Miguel Ramonda

    Esta disertación deberíamos reelerla cada tanto. Expresa un contenido profundo del accionar médico . Agradezco al profesor Piquero.

  9. William Abramovits

    Los problemas de los médicos y la medicina los debemos reparar en casa. O si no, los abogados y los contadores y finalmente los políticos nos los van a “arreglar”. Como ha ocurrido en Estados Unidos. Trágicamente.

    Lo de pedir una segunda opinión me recordó del chiste_
    Una paciente de alcurnia (siempre auto titulada así) le dice al dermatólogo: Yo no puedo tener sarna, yo soy de la alta sociedad y vivo en el Country Club (de seguro hay uno en cada país); demando una segunda opinión.
    El dermatólogo responde: Bueno, es bien fea también.

  10. Carolina Cequeda

    Excelente lectura para siempre recordar que somos humanos,que seamos humildes y sepamos reconocer que nos equivocamos y qué buscaremos solución.
    Y algo importante:trátalos como quisieras que te trataran a ti o a tus familiares..saludos y muchas gracias Dr Piquero

  11. CARMEN LOPEZ ACOSTA

    BUENAS NOCHES DR.PIQUERO
    EXCELENTE ESTAS REFLEXIONES EN ESTOS TIEMPOS TAN DIFICILES…
    SALUDOS

  12. Para leer y releer en diferentes momentos del ejercicio profesional. Excelente editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies