ODA AL AGUA

ODA AL AGUA

Admirable tu nacimiento,
de cuna de roca y hielo,
donde se ejecutó tu milagro transparente.
Tu sabor dulce
de paraíso encantado
pretendió calmar nuestra insaciable sed.
Nacida de una nube,
tu propósito:
convertirte en lluvia,
en laguna,
en río ,
en caudalosos ríos
que terminan ahogándose
en la inmensidad salada de los mares.
Cuando estás vestida de lluvia
te observo tras los cristales
en esas melancólicas tardes de invierno.
Agua! Dulce agua!
eres patrimonio de la humanidad
al que casi hemos agotado
de tanto desperdiciarla.
Hemos despreciado tu valor.
Estamos agotando tu volumen
de tanto dejarte escapar de nuestras manos
como peces encendidos
vestidos de material plateado
que se van para no volver.
¡Agua, divina agua !
mensajera de las nubes,
espejo de la luna,
camino de esperanza.
Riel fluida por donde se deslizan
los pobres sentimientos humanos
que a veces languidecen de amarga tristeza.
¡Oh agua !
Manantial de limpieza,
curas las heridas de mi cuerpo
embalsamas las heridas de mi alma.
Cuando te precipitas en tu recorrido
al chocar con las rocas
escribes melodías
de guitarras y trompetas  gigantescas.
Voy a viajar en tu compañía
para ver tu poder:
crear vida ,
manifestar el verde
en cordilleras, colinas y montañas.
¿Quién descubrió tu función ?
Cuéntame :
¿qué planes tienes para mañana?
Marcharé al puente del río infinito
a escuchar tu paso
a ratos escandaloso
lleno de estruendos
de batahola liquida
que sacude el polvo , la arena.
Otras tu voz es silenciosa
de estero con remanso
de río calmo
de compás en espera
de melodía refinada
de bemol casi silencioso
de astuto camino líquido
donde las venas se limpian de sangre ,
donde los tejidos pierden el color ,
donde copulan peces pequeñitos
de labios llenos de sed
donde se retira el carmín
después de haber besado bocas ardientes.
¿Sabes que contigo se apagan los fuegos?
La vida se inició en tu núcleo líquido.
A partir de allí
las criaturas se reprodujeron
habitaron tus orillas.
Se durmió la luna en tu abrazo
y las lágrimas terminaron  junto a ti en el estanque.
En ocasiones de catástrofes,
vestida sin quererlo de parca,
te he visto terca
creando anillos enroscadores de muerte y destrucción.
Dime dónde te hospedas , cuando de mi te escapas?
Qué reloj dictamina tu fluido horario?
Que historias cuentas
cuando te disuelves en el mar.
En los desiertos
te buscan bajo la inclemencia del sol
las gargantas secas como las playas lunares.
En las islas paradisíacas
he visto cuerpos semidesnudos
zambullirse en tu mundo
para esconder besos prohibidos.
¡Que rápido pasas por mi cuerpo líquida compañera!
¿Cómo piensas vestirte
en la próxima primavera?
Quiero saber que sueños
tienes colgados en tu húmedo corazón.
Quiero precisar
tu contorno escurridizo.
Deseo conocer
tu original esencia.
Quiero escribir
¡oh agua!
en tu papel transparente
la silueta del sudor
cuando se duerme felizmente en compañía .

Acerca de Moncayo Luis

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies