Inicio / Colaboradores / Nutrición y Piel / Vitamina D: Su utilidad en enfermedades autoinmunes

Vitamina D: Su utilidad en enfermedades autoinmunes

La vitamina D cumple un importante rol inmunomodulatorio y preventivo de autoinmunidad. Estudios epidemiológicos demuestran un aumento del déficit de vitamina D en las últimas décadas1. Este déficit se ha relacionado con una menor exposición solar, mayor utilización de filtros solares, y una baja ingesta de alimentos que la contienen, como pescados grasos.

La forma activa de la vitamina D es la 1,25 dihidroxivitamina D. Su síntesis requiere dos procesos de hidroxilación de la vitamina D3, a nivel hepático y renal, para lograr su forma activa. A su vez la vitamina D3  proviene de la metabolización de 7- hidroxicolesterol en la piel, por acción de la radiación ultravioleta B y en menor proporción de su consumo en la dieta. 

El rol inmunoregulador de la vitamina D es por su acción a nivel de la inmunidad innata y la adquirida. Los linfocitos B, T macrófagos y células dendríticas tienen la capacidad para sintetizarla y además expresan el receptor de vitamina D (VDR). Esto otorga a la vitamina D una actividad autocrina y paracrina en la regulación inmunológica.

A nivel de inmunidad innata cumple un rol antimicrobiano en respuesta a la injuria, mediada por la expresión de catelicidina y del TLR -2. Una observación clínica que demuesta esta asociación, es la mayor susceptibilidad de desarrollar tuberculosis en la población Afroamericana. Ellos tienen bajos niveles séricos de vitamina D asociado a una menor producción de catelicidina, lo que contribuye a su predisposición a la tuberculosis.

A nivel de la inmunidad adquirida, el receptor de vitamina D (VDR) está presente en linfocitos B, T y células dendríticas. Su activación induce una respuesta inmune de tipo tolerogénica, aumentando los linfocitos T reguladores e inhibiendo la respuesta Th12.

Estudios recientes han demostrado que pacientes con lupus eritematoso cutáneo3 y también lupus eritematoso sistémico4 presentan bajos niveles de vitamina D plasmática, siendo mayor el déficit en fototipos IV o más. La necesidad de fotoprotección es básica en estos pacientes. Sin embargo, debe considerarse que la deficiencia de vitamina D contribuiría a agravar su evolución. Bajos niveles de vitamina D aumentan la hiperreactividad de linfocitos B, y en forma opuesta, su aporte causa apoptosis de linfocitos B y disminución de la producción de anticuerpos anti DNA. De esta forma, la suplementación con vitamina D en dosis de 400 a 1000UI al día, tendría un rol terapéutico en pacientes con lupus eritematoso.

Una revisión reciente del Third National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES III) demostró un efecto benéfico a nivel óseo y una disminución de la mortalidad por cáncer con niveles plasmáticos de 25-(OH) vitamina D de 80 nmol/l.

El requerimiento de vitamina D para alcanzar estos valores es variable entre la población. Algunos autores concluyen que aportes de 200 a 600 UI al día serían insuficientes para lograr este nivel, y se requeriría una ingesta de 1000 a 2000 UI para alcanzarlo.

En relación a este punto, destacamos la recomendación de fuentes de alimentos de vitamina D, como pescados grasos y alimentos fortificados a pacientes con lupus eritematoso.

Bibliografía

1.    Susan Harris Emerging roles of vitamin D: more reasons to address widespread vitamin D Insufficiency. Mol Asp Med, 2008, e pub.
2.    Adorini L, Penna G. Control of autoimmune diseases by the vitamin D endocrine system. Nat Clin Pract Rheumatol. 2008 Aug;4(8):404-12.
3.    Caitriona Cusack, Claire Danby, Jason C. Fallon, Wen Lyn Ho, Barbara Murray, Jennifer Brady, Patrick O’Kelly, Nicola Ambrose, Grainne Kearns,Gillian M. Murphy. Photoprotective behaviour and sunscreen use: impact on vitamin D levels in cutaneous lupus erythematosus. Photoderm, Photoimmunol, Photomedicine  2008, 24, 260–267.
4.    Kamen DL, Cooper GS, Bouali H, Shaftman SR, Hollis BW, Gilkeson GS. Vitamin D deficiency in systemic lupus erythematosus. Autoimmun Rev. 2006 Feb;5(2):114-7

Acerca de GAETE Marcela | HONEYMAN Juan

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies