Inicio / Editorial / Alergia alimentario y reacciones cutáneas

Alergia alimentario y reacciones cutáneas

Las alergias alimentarias son reacciones adversas mediadas inmunológicamente a los alimentos.

No es fácil diferenciar las alergias alimentarias de las intolerancias o de cualquier otra naturaleza.

Cualquier proteína alimentaria puede desencadenar una respuesta alérgica y hay evidencias respaldadas por la investigación científica a una gran cantidad de alimentos; sin embargo, solamente un pequeño grupo de alimentos son responsables de estas reacciones inmunológicas con repercusión en piel y mucosas.

Los huevos, la leche, los maníes, la soja, el pescado, los mariscos, las nueces de árbol y el trigo, son los alimentos más implicados y respaldados con pruebas de laboratorio; hay un grupo menos común o mejor dicho menos conocidos de alergia alimentaria a la cascara de la manzana, cambures o bananas, mangos, carne de cerdo, carne vacuna y lechuga, entre otras.

Los médicos dermatólogos, generalmente no pensamos en estos posibles causantes de reacciones cutáneas, probablemente porque en nuestra formación de postgrado no se hizo hincapié o porque la incidencia de esta patología es cuantitativamente baja.

Los signos y síntomas son muy variados y pueden presentarse desde una anafilaxia inducida por alimentos, hasta reacciones morbiliformes, escarlatiniforme urticarianas, principalmente y vesiculosas, hasta ampollares ocasionalmente.

Entre las principales sintomatología hemos observado el prurito orofaringeo, angioedema (edema laríngeo); estridor, disfonía, tos seca, disnea, sibilancias, nauseas, vómitos, diarrea, urticaria, inyecciones oculares, prurito ocular, edema conjuntival, edema periocular; congestión nasal, prurito nasal, rinorrea y estornudos repetidos; dolor abdominal importante, sensación de fatalidad inmediata y hasta colapso cardiovascular.

Es necesaria una adecuada y amplia historia clínica, una lista completa de todos los alimentos sospechosos; se recomienda facilitarles listas de alimentos para que el paciente las señales y al mismo tiempo le sirve de recordatorio del posible agente implicado en su patología dermatológica.

Forma de preparar los alimentos – ingredientes cocidos, crudos, agregados, persevantes, conservantes – Cantidad mínima de alimentos necesarios para causar los síntomas.

Reproducibilidad de los síntomas en la exposición a las comidas. Antecedentes personales o familiares de otras enfermedades alérgicas, como el asma, dermatitis atópica, urticaria crónica, etc.

Factores que pueden potenciar o desencadenar la reacción alérgica a los alimentos, por ejemplo el ejercicio, el frío, calor, el estrés, fármacos antiinflamatorios –AINES- alcohol, cigarrillo.

Además es importante obtener una descripción detallada de cada reacción, incluyendo: ruta de exposición (ingestión, contacto con la piel, inhalación) y dosis.

Contacto con la piel: es muy importante en los lactantes y en la primera infancia.

Momento del inicio de los síntomas en relación con la exposición a los alimentos.

Todos los síntomas observados y la gravedad de cada uno.

Duración de la reacción. Tratamiento proporcionado y respuesta clínica al tratamiento.

Reacciones más reciente.

Evaluar el estado nutricional, los parámetros de crecimiento y los signos de otras enfermedades alérgicas, ayudaría a descartar otras afecciones que pueden simular alergia alimentaria.

En el diagnostico además de la presentación clínica algunas pruebas de laboratorio pueden ayudar, como pruebas de anticuerpos específicos contra inmunoglobulina E (IgE), los resultados positivos denotan principalmente sensibilización.

La prueba de pinchazo (prick test) esta es la prueba de detención más común para la alergia a alimentos; generalmente se evita por el riesgo de producir reacción sistémica. Prueba del parche parece prometedor, pero se necesitan estudios adicionales y no se recomienda en la práctica de rutina. Nosotros usamos frecuentemente las restricciones alimentarias de alimentos sospechosos y las dietas de provocación, esto último, con una buena historia clínica, examen físico y exámenes de laboratorio no ayudaría en el diagnostico y manejo de este padecimiento que parece ser más frecuente de lo que creemos.

Rolando Hernández Pérez

 

Acerca de Rolando Hernández Pérez

Médico Dermatólogo. Jefe Servicio Dermatología Hospital Universitario "Dr. Luis Razetti" Barinas. Profesor Facultad de Medicina ULA. Ex-Presidente SVDMQE. Co-editor y fundador de Piel-L Latinoamericana.

10 comentarios

  1. DRA. MARISELA ACOSTA CASANOVA

    BUENOS DÍAS

    EXCELENTE ARTICULO, DE FÁCIL COMPRENSIÓN Y DE GRAN IMPORTANCIA EN LA PRACTICA CLÍNICA. LAS MANIFESTACIONES CLÍNICAS EN PIEL POR REACCIONES ALÉRGICAS POR LO GENERAL NO SE LE DA LA RELEVANCIA QUE MERECE O POR LO GENERAL NO SE PIENSAN, NI SE RELACIONAN CON LOS ALIMENTOS, POR ESTA RAZÓN PIENSO ES DERMATOLOGÌA COMO ESPECIALIDAD ES DETERMINANTE TENERLO SIEMPRE COMO DIAGNOSTICO DIFERENCIAL EN LAS MANIFESTACIONES CUTÁNEAS.

  2. Excelente informacion

  3. María Bibiana Leroux

    Excelente editorial. Muy útil. Gracias!

  4. Amalia Panzarelli

    Yo pienso lo contrario, se abusa de la relación alimentos-erupciones en piel, especialmente en las Emergencias. La mayoría de los problemas cutáneos que llegan , lo primero que le preguntan al paciente fue lo que comió y generalmente lo que presentan no guarda relación con alimentos. De todas maneras no se puede desestimar su interrelación y lo que el paciente comunica sobre como aparece, antecedentes y las otras consideraciones muy bien explicadas en el Editorial. En condiciones ideales solicito RAST en sangre para alimentos (Radio Allergo Sorbent Test), procedimiento para cuantificar los niveles de IgE sérica específica, contra un determinado alérgeno. Actualmente, los elevados costos limitan su indicación. Mis saludos,

  5. Rolando Hernández Pérez

    “Los médicos dermatólogos, generalmente no pensamos en estos posibles causantes de reacciones cutáneas, probablemente porque en nuestra formación de postgrado no se hizo hincapié o porque la incidencia de esta patología es cuantitativamente baja”.

    Gracias Dra. Panzarelli por sus comentarios, pero, en el quinto párrafo colocado arriba entre comillas hacemos referencia que no es tan común y estoy de acuerdo en su acotación, en las emergencias, especialmente en las pediátricas, cualquier erupción cutánea se la atribuimos a una comida, olvidando a veces, los virus, bacterias, protozoarios y medicamentos.
    Pero la esencia del editorial es llamar la atención y pensar en esta posibilidad.
    Saludos
    Rolando Hernández Pérez

  6. Josè R. Sardi B.

    Màs que los alimCatalogación de conservantes industriales
    Sorbatos
    E-200 Ácido sórbico
    E-201 Sorbato de sodio
    E-202 Sorbato de potasio
    E-203 Sorbato de calcio
    Benzoatos
    No parabenos:
    E-210 Ácido benzoico
    E-211 Benzoato de sodio
    E-212 Benzoato de potasio
    E-213 Benzoato de calcio
    Parabeno (PHB):
    E-214 Para-hidroxibenzoato de etilo
    E-215 Derivado sódico del para-hidroxibenzoato de etilo
    E-216 Para-hidroxibenzoato de propilo
    E-217 Derivado sódico del para-hidroxibenzoato de propilo
    E-218 Para-hidroxibenzoato de metilo
    E-219 Derivado sódico del para-hidroxibenzoato de metilo
    Sulfitos
    E-220 Dióxido de azufre
    E-221 Sulfito de sodio
    E-222 Bisulfito sódico (Sulfito ácido de sodio)
    E-223 Metabisulfito de sodio o pirosulfito sódico)
    E-224 Metabisulfito de potasio (bisulfito potásico o pirosulfito potásico)
    E-225 Sulfito de potasio
    E-226 Sulfito de calcio
    E-227 Sulfito ácido de calcio (bisulfito de calcio)
    E-228 Sulfito ácido de potasio (bisulfito de potasio)
    E-234 Nisina
    E-235 Natamicina
    Antibióticos
    Percarbonato sódico
    Dietilpirocarbonato
    E-242 Dicarbonato de dimetilo (DMDC)
    E-284 Ácido bórico
    Tratamiento externo de alimentos (benzimidazoles y derivados del bifenilo)
    E-230 Bifenilo (difenilo)
    E-231 Orto-fenilfenol
    E-232 Orto-fenilfenato de sodio
    E-233 Tiabendazol (2-(4-tiazolil)benzimidazol)
    Nitritos y nitratos
    E-249 Nitrito de potasio
    E-250 Nitrito de sodio
    E-251 Nitrato de sodio
    E-252 Nitrato de potasio
    Conservantes para uso en cosméticos
    Al día de hoy hay 57 grupos de conservantes autorizados en productos cosméticos. Tres de ellos han sido eliminados por lo que actualmente quedan 54 grupos autorizados. Antes de poner a la venta un cosmético es necesario evaluar la eficacia del conservante utilizado. Este ensayo se denomina challenge test. La metodología para realizar el challenge test está definida en la norma ISO 11930:2012.

    1 Ácido benzoico y benzoatos
    2 Ácido propiónico y sales
    3 Ácido salicílico y sales
    4 Sorbatos
    5 Formaldehído
    6
    7 Bifenil-2-ol y sus sales
    8 Zinc pyrithinone
    9 Sulfitos y bisulfitos inorgánicos
    10
    11 Clorobutanol
    12 Parabenos
    13 Ácido dehidroacético
    14 Ácido fórmico
    15 Isetionato de dibromohexamidina
    16 Tiomersal
    17 Fenilmercurio
    18 Ácido undecilénico
    19 Hexetidina
    20 5-bromo-5-nitro-1,3-dioxano
    21 Bronopol
    22 Alcohol 2,4-diclorobencílico
    23 Triclocarbán
    24 Clorocresol
    25 Triclosán
    26 Cloroxilenol
    27 Imidazolidynil urea
    28 Polyaminopropyl biguanide
    29 2-Fenoxietanol
    30 Metenamina
    31 Quaternium-15
    32 Climbazole
    33 DMDM Hydantoin
    34 Alcohol bencílico
    35 Piroctone olamine
    36
    37 Bromochlorophene
    38 4-Isopropil-3-cresol
    39 Mezcla de Metilcloroisotiazolinona con Metilisotiazolinona: Las isotiazolinonas son sensibiliantes y como tales pueden dar lugar a alergias.
    40 Clorofeno
    41 2-Cloroacetamida
    42 Clorhexidina
    43 Fenoxiisopropanol
    44 Bromuro y cloruro de alquil (C12-C22) trimetil amonio
    45 4,4-Dimetil-1,3-oxazolidona
    46 Diazolidinyl urea
    47 Hexamidina
    48 Glutaral
    49 7-Ethylbicyclooxazolidine
    50 Clorfenesina
    51 Hidroximetilglicinato de sodio
    52 Cloruro de plata depositado sobre dióxido de titanio
    53 Cloruro de bencetonio
    54 Cloruro, bromuro y sacarinato de benzalconio
    55 Bezylhemiformal
    56 Iodopropynyl butylcarbamate
    57 Metilisotiazolinonaentos, es lo que llevan los alimentos.
    (TOMADO DE WIKIPEDIA).
    Dr. Josè R. Sardi B.
    Dermatòlogo.
    Caracas. Venezuela.

  7. Josè R. Sardi B.

    Màs que los alimentos, es lo que traen los alimentos: una pequeña muestra y faltan…
    Dr. Josè R. Sardi B.

  8. Julia Rothe de Arocha

    La historia clínica es muy importante, preguntar y preguntar de diferentes maneras, a veces se nos escapan detalles. Gracias Rolando

  9. Josè R. Sardi B.

    Desde luego que es una exageraciòn, pero la idea es llamar la atenciòn. Una paciente nos dice que cada vez que come atùn le da urticaria. Se le recomienda que compre el atùn en la pescaderìa y que no compre los enlatados, que de paso estàn muy caros. Hay! doctor nunca màs he tenido erupciòn. El problema estriba en saber què porquerìa tienen de agregado los alimentos.
    Dr. Josè R. Sardi B.
    Dermatòlogo.
    Caracas. Venezuela.

  10. Pasa con las urticarias, en las emergencias o en los servicios médicos generales, casi “todas” por no decir todas de las urticarias son producto de algun alimento, y se le indica al paciente, regímenes dietéticos muy difíciles de cumplir y que no elimina los habones, y el paciente padeciendo, tratando de cumplir una dieta de exclusión que en nada lo beneficia, porque la causa de su urticaria no son los alimentos que está consumiendo.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies