Inicio / Editorial / Dos hospitales, dos mundos dispares

Dos hospitales, dos mundos dispares

“La Miseria”  (1886). Óleo sobre tela 180,4×221,4cm.  Obra  de Cristobal Rojas.  Tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Cristóbal_Rojas Imagen de dominio publico

En 1973, y perdonen la distancia, ingrese al Hospital Vargas de Caracas “El Vargas”, ubicado en el centro de la ciudad y que, milagrosamente, a pesar de ser el más antiguo de Venezuela, aún permanece operativo. He vivido su auge de institución modelo a un declive doloroso debido a la indiferencia que se traduce en detrimento de las instalaciones, equipos, falta de personal, de actualización, de presupuesto para las diversas actividades que deben prevalecer en un centro hospitalario de carácter universitario, y que responda de la manera más adecuada tanto al médico en formación como  al personal y, sobre todo, a los pacientes. Veinte años de caída libre solo frenada por la mística y la excelencia de sus médicos, profesores y empleados comprometidos con la institución y la formación docente que va superando obstáculos como en un rally.

Pero, todo este triste panorama no es solo del Hospital Vargas, también abarca a todo el sistema de salud.

Los pacientes con cirugías electivas permanecen internados por falta de insumos y deficiencias ya señaladas pero hay otras básicas, como que familiares y amigos deben llevar la comida a los pacientes, y, en algunos casos, también la lencería. Reina la insalubridad y tampoco la seguridad está garantizada para nadie. Esperemos en Dios que los responsables de la desidia recuperen la cordura y pongan el merecido remedio a mi querido Hospital Vargas y a todas las instalaciones sanitarias de Venezuela.   

Con esa vivencia de laborar en un país donde el descuido de los hospitales es la principal violación al derecho universal de la salud, tuve la oportunidad de poder observar en primera persona (no como trabajador sanitario sino como familiar de paciente) un servicio de salud de un país del norte de Europa: Noruega

Noruega ha proyectado para su población un “modelo de bienestar”. Coexisten y se complementan una conjunción ambivalente capitalista de la economía y un profundo socialismo bien entendido en salud, educación y seguridad social, apuntalado en un sistema de impuestos, con amplia base tributaria,  dirigido a una redistribución de los ingresos desde los miembros de la sociedad más ricos hasta los más pobres.  Esto se acompaña de una tasa de desempleo (real) de 3,5%, poca población, alto nivel de educación gratuita uniforme y una fuerte ética enfatizada en el valor del trabajo. El cuidado de salud pública es una parte importante del modelo nórdico, asegurando servicios de salud de calidad independientemente de las circunstancias económicas del individuo.

Hace unas semanas pase un mal trance con un accidente que presento mi hija en Oslo, evolucionando todo satisfactoriamente.

Ella cayó sobre una escalera y llamada la ambulancia esta acudió en menos de 5 minutos. Dos paramédicos, nos interrogaron, la subieron a la ambulancia.  Estuvieron en el sitio unos 15 minutos con ella dentro del vehículo, asegurando y evaluando su condición estable,  sin perder un minuto, emprendieron camino comunicándose con su base para saber si la llevaban al Hospital Universitario de Oslo o a un centro primario de emergencia.

Llevada por fin al hospital (universitetssykehus HF), el más grande de Noruega? y del norte de Europa, con  20.000 empleados,  complejo  de muchos edificios de no mas de 3 pisos, con el estilo de construcción típica de Noruega y 2000 camas de hospitalización*.

Dentro del conjunto de edificios hay supermercado, farmacia, hotel y áreas de servicio de comidas, con transportes internos y hacia el resto de la ciudad.

Llevada al área de emergencia, a nosotros nos ubicaron en una salita bien acondicionada. A los 15 minutos se presentó un enfermero para informarnos que su estado era estable, que aparentemente tenía unas costillas rotas.

Nos llevaron a otra salita en el segundo piso y al rato nos pasaron donde estaba mi hija, un área de cuidados intermedios, muy bien equipada y con una enfermera solo dedicada a ella, sumamente amable y con muy buenos conocimientos médicos.

Mostro los exámenes con cinco costillas rotas y un pequeño sangramiento del bazo. 

El 80% del personal de enfermería y médico son mujeres y de ellas el 80% son nórdicas con el cabello recogido y uniforme blanco sencillo, de pantalón, camisa y suecos con medias y una sonrisa perpetua, por lo que uno llega a pensar que es la misma enfermera que entra y sale de diferentes habitaciones.

Luego de unas horas la pasaron a una sala de hospitalización (nunca supe porque era una sala de gastroenterología) de 70 metros de largo (como estas hay muchas). La primera noche estuvo sin compañeras de habitación y las otras 3 noches en una habitación de 3 camas separadas por cortinas, donde rotaban mucho los pacientes.

Cada cuarto (hay de 1, 2, 4 camas de 8 x 5 mts) esta equipado con  lavamanos, espejo y material necesario para examen. Al ingresar el paciente recibe un kit con camisa de dormir, bata, toallas y un neceser con productos básicos. El mobiliario es sencillo sin lujo pero impecable y la atención excelente; cada enfermera tiene asignado unos 4 pacientes

Área de baños grande distribuidos por todo el pasillo  con espacio suficiente para que sirva de ducha y vestidor cómodamente. y una especie de “cafetín” para los pacientes y algún familiar que lo desee para tomar café, té, jugos y comer algún  snack, además de una televisión y material de lectura, todo gratuito, nadie abusa.

Una curiosidad: No vi camillas, al paciente lo acuestan en una cama clínica en emergencia y la misma cama clínica fue a cuidados intermedios, a realizarle estudios al paciente y al cuarto de la sala. Incluso vi una noche a dos enfermeras en una plaza fuera del edificio con un paciente en su cama dejando que vea las estrellas, el paciente fumaba y las dos enfermeras bromeaban con él.

Las enfermeras se desplazaban; caminando o en patineta y cada enfermera (unas 12 por sala y turno) no solo tenía al cuido el paciente asignado, sino que recogía la lencería, le traía la comida a escoger, e iba limpiando por donde pasaba, religiosamente usaban un syndet sin agua cada vez que salían de un cuarto. En los pasillos también había andaderas para uso de los pacientes.

La doctora, la misma, le paso revista a las 11 am todos los días incluso sábado y domingo, acompañada de una enfermera. La visita de familia y amigos era inflexible de 2 pm a 7 pm.

Los exámenes que le hicieron fueron el día de ingreso, TAC, Rx, Ecosonogramas, sonda vesical etc. Colocaron además una epidural continua durante 4 días con analgésicos y anestesias que abarcaba de 3 a cuatro metameras  de la región dorsal.

El resto de los días,  solo le tomaban signos vitales,  Hb y Ht y de orina, la dieron de alta sin realizar; ni nuevas radiografías ni nuevo ultrasonido, con analgésicos fuertes.

Cada paciente tiene un número asignado de sanidad y puede ver su historia clínica por internet. Tuve la oportunidad de entrar a su historia con su clave y cada persona que la atendió (médicos y enfermeras) coloco una nota bien completa de ella.

Mi impresión es que es un servicio asistencial sin parafernalia ni costosos aparatos, con un esfuerzo en el personal, tanto en el trabajo físico como  intelectual, práctico.

La sociedad Noruega tiene una cultura de civismo, donde sus derechos están protegidos por el estado, su educación, salud y vejez segura pero el ciudadano sabe que todo ello, es por esfuerzo común y no por una dádiva del estado.

Nosotros también podemos tener todo eso, Venezuela puede, lo queremos, nos lo merecemos y estoy seguro de que en un momento no muy lejano gozaremos de todas esas realidades.

*https://es.wikipedia.org/wiki/Hospital_de_la_Universidad_de_Oslo

 

Jaime Piquero-Martín

 

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

26 comentarios

  1. Muy bueno Dr. Piquero. Felicitaciones

    Tomado del Dr Rafael Muci Mendoza , para entonces presidente de la Academia Nacional de Medicina .:

    Hospital Vargas de Caracas , vieja ambición de tus alumnos , faro que por una centuria alumbro la ciencia y conciencia médica , hoy por hoy es un traste , objeto devaluado , su destrucción asegurada .
    etc etc ,
    Tomé las palabras de Rafael también Valenciano. .En ocasión de los 50 años de nuestra graduación como médicos cirujanos donde por mandato de mis condiscípulos tuve el honor de leer el discurso de orden en el paraninfo de nuestra ilustre universidad .
    Noble Hospital Central de Valencia donde me formè como médico, y dedique más de 40 años como dermatólogo . Igualmente destruido , títere de un guiñol ante la aprobación de la sociedad que te rodea.
    Donde también ud Dr Piquero fue su egresado .

  2. Así debe ser y Venezuela tiene todo para prestar un servicio de calidad como lo merecemos, solo falta educación, rescate de valores y voluntad por parte de todos los factores y ciudadanos para hacer las cosas bien.

  3. Muy buena editorial, el asunto genera muchas reflexiones. Gracias Jaime.

  4. Excelente editorial
    Mi experiencia es muy parecida con la medicina inglesa
    Altos estándares, nada superfluo. Mucha eficiencia y un sistema de salud altamente valorado por sus usuarios y centrado en forma importante en staff paramedico con profesionales altamente preparados y comprometidos.
    Ejemplos dignos de seguir
    Los noruegos están felices de pagar sus impuestos ( dicho por una guía de turismo ) pues saben q tienen su futuro asegurado en términos de necesidades básicas como salud y pensiones amén de un sistema educacional gratuito
    Estoy segura q todos pagaríamos felices los impuestos e impuestos mas altos incluso si los viéramos traducidos en mejores niveles de educación , salud y pensiones respetando una equidad que hoy no se aprecia en nuestros países
    Nos falta transparencia, voluntad política, valores , etc para q alcancemos estos niveles de desarrollo
    Lamentablemente ni Jaime ni yo lo alcanzáremos s a ver.

  5. William Ortiz Cáceres

    Excelente y reflexivo relato, dónde con poco se puede hacer mucho. Prevalece la disciplina, limpieza y honestidad, el respeto a la persona es su objetivo.
    Siento tristeza ver cómo nuestros “gobernantes” y nuestra idiosincrasia nos limita acercarnos al primer mundo.
    Gracias por compartir esa experiencia mi querido maestro, colega y amigo.

  6. Wilmar Briceño R.

    Excelente editorial y muy oportuna en esta Venezuela que se hunde cada vez más en una diatriba política totalmente estéril. Afortunada la familia Piquero.

  7. Jose Maria Verduzco

    Muy realista y triste reflexion adaptable ( salvo excepciones) al resto de latinoamerica. Superpoblacion?, educación? Falta de verdaderas democracias?, poco compromiso politico de quienes somos antipopulistas y librepensadores? Dificil de encontrar el meollo de la cuestion, pero de lo que estoy casi seguro es que lo que pensaron Bolivar y San Martin ( hace 2 siglos) está muy lejos de la realidad actual

  8. Victoria Rivelli

    Y al leer, intuyo que esa desidia del cuidado por los derechos básicos, es una situación bastante común en nuestros países latinoamericanos…si tuviéramos alguna vez el coraje de enfrentarlos también unidos

  9. William Abramovits

    Estimado amigo:Empiezo por
    decirte que me alegra la resolución del evento por el que pasó tu hija. Tus observaciones tienen particular valor porque eres médico.
    Me atrevo a interpretar que comparas la calidad de la medicina de Venezuela y dejas implícitas comparaciones con la medicina norteamericana intercedo agregando mi visión de la medicina Estadounidense.
    Los Estados Unidos de Norteamérica, un pais extraordinariamente rico, malgasta recursos inmensos en atención médica. Acá a tu hija le hubieran hecho todo tipo de imagenología y repetidamente. La excusa es el poder de los abogados en la práctica de lo que no es su profesión, aúna la participación de otro grupo corruptísimo, los legisladores; finalmente el sistema de pago a los médicos que inclina la balanza hacia la práctica de procedimientos. Hay más pero no quiero tomarle tiempo y espacio a tus lectores. Por ahora gracias por tu análisis, ojalá sirva de base a una buena y constructiva polémica. Saludos!
    William Abramovits

  10. Assad Atala Freyat.

    TODO ES POSIBLE PARA EL AMOR.
    NADA ES POSIBLE EN LA DICTADURA EGOÍSTA.
    OJALÁ DIOS PERMITA LA LIBERTAD DE VENEZUELA.
    ALEGRÍA POR LA SALUD DE TU QUERIDA HIJA.
    UN ABRAZO FRATERNO.

  11. Jose Maria Verduzco

    No recuerdo muy bien ( creo que Lucio V Mansilla, argentino del siglo 19) dijo que lamentablemente, en mi pais, a la gente decente le faltaba agallas para imponerse a los corruptos.

  12. Quiero agradeceera Raul. Maribel, Felix, Maria Isabel, William Ortiz, Wilmar, Jose Maria Cictoria, Assad y Abramovits por sus comentarios. Me voy a referir aqui a lo que el Dr Willaim Abramovits realiza . En realidad no comparaba a la medicina de noruega con la norteamericana, pero al leer tu comentario creo que inconscientemente si lo hacia. En Venezuela nos hemos educado bajo los criterios de la medicina norteamericana y en la consulta privada, que si podemos ejercer con muchas limitaciones, hacemos una medicina con muchos estudios paraclínicos. Al escribirlo pensaba lo que yo hubiera hecho, hubiera realizado mas ultrasonido abdominal para ver como estaba el bazo y hubiera egresado al paciente con un nuevo TAC por lo menos de torax y abdomen. Las enfermeras Noruegas venian y solo tomaban una muestra para HB y Ht y un examen de orina, tocaban el abdomen auscultaban y ya ( lo hacian enfermeras).
    Viéndolo desde el punto de vista que expones, si hago una critica a toda la medicina basada en la aparatologia y los examenes, la cual es onerosa, mientras que el
    conocimiento medico y la pura observacion puede ser tan bueno y sin tanto gasto.
    Gracias a todos
    Jaime Piquero-Martin

  13. Rolando Hernandez Perez

    “La vida carece de valor si no nos produce satisfacciones. Entre éstas, la más valiosa es la sociedad racional, que ilustra la mente, suaviza el temperamento, alegra el ánimo y promueve la salud” Thomas Jefferson

    Una encuesta en 104 establecimientos de salud en Venezuela, promovida por la Asamblea Nacional, concluye en una sombría imagen de un sistema de salud colapsado que golpea incluso los bienes y servicios más esenciales.
    Según el reporte, la mayoría de laboratorios y servicios de nutrición de los hospitales están intermitente o completamente inoperativos. Estadísticas asombrosas muestran la escasez de productos como medicinas básicas, catéteres, suministros quirúrgicos y hasta fórmulas de alimento infantil.
    Después de estos largos veinte años del Socialismo del Siglo XXI, vemos la desidia, irresponsabilidad, incapacidad y corrupción en todos los órdenes de la administración de la salud en nuestro país; su recuperación es lenta, pero muy posible; todos nosotros debemos participar en lo que mejor sabemos hacer.

    Rolando Hernández Përez
    Médico Dermatologo

  14. Tino,visión y una síntesis extraordinaria de nuestros principales problemas en salud.Felicitaciones Querido amigo Jaime.

  15. Me puso piel de gallina leer su historia, acá en Córdoba Argentina los hospitales públicos que también son de formación universitaria dependen del gran trabajo de sus profesionales con muchas falencias e intereses políticos en contra

  16. La descripción de la atención médica es muy buena, Noruega tiene fama por su cuidado de la salud, deberíamos estudiar este modelo, lo vamos a incluir en la agenda,saludos. felicitaciones y muchas gracias, antonio clemente h

  17. Luis González Marchan

    Mi querido y siempre recordado Hospital”Vargas” parece que fue ayer cuando concurse y quedé en el Servicio de Cirugía 3 del Dr Fernando Rubén Coronil y comencé el 01/01/1975,donde pase los tres años de postgrado y obtuve el Magister en cirugía luego de presentar una tesis de grado.Lo más importante además de los conocimientos adquiridos de la mejor Escuela de cirugía que existía fue el calor humano y el compañerismo de mis compañeros y el respeto de mis profesores,Todavía y con mucho orgullo digo que me forme en el ‘Vargas’ y sigo mantenteniendo contacta con todos mis compañeros tanto cirujano como de otras especialidades de esa época,que lastimosamente no se repetirá

  18. Raquel M Ramos M

    En primera instancia, celebro que el accidente de tu hija se haya desarrollado en tan excelentes circunstancias. Y además, que hayas tenido la oportunidad de ver el desempeño de la medicina en un país notablemente desarrollado. Con respecto a la otra situación, ya creo que no tengo palabras. Saludos querido amigo Jaime.
    Raquel M Ramos

  19. Amadeo Leyba Ferrer

    Excelente artículo. Destaca su buena redacción y la forma agradable y didáctica en la atención de salud de un país del verdadero tercer mundo vs otro del primer mundo.
    Sin pedirte permiso e inspirado en un humilde repartidor de cartas de la novela y película il postino , ante un reclamo que le hace Pablo Neruda por haber usado su poesía para conquistar a su pretendiente , este le contesta que la poesía no es de quien la escribe sino de quien la necesita. Y tu artículo lo necesitan los que todavía tenemos esperanza en que algún día alcanzaremos este modelo de atención. Por eso lo estoy reenviando a mi red

    Amigo

    Amadeo Leyba Ferrer
    Pediatra

  20. Excelente tu artículo Jaime.
    Ilustrativo y educativo, creo que de este lado del Atlántico se abusa de la tecnología médica en detrimento del paciente.Gracias

    Hector Aguilera
    Psiquiatra

  21. Feliz inicio de Semana a todos.
    Al leer éste articulo , vienen a mi mente 2 reflexiones :
    1.- Como médico Venezolano, ejerciendo actualmente en España, puedo dar fé , de nuestra excelente formación. Si bien tenemos mucha influencia norteamericana , nuestra formación y criterios clínicos prevalecen y son Excelentes. Doy gracias a Dios por cada uno de los maestros que tuve en mi camino. Dicho ésto tenemos el potencial humano… Para ser una potencia…

    2.- Nuestra querida Venezuela … Era ” la niña rica de Latinoamerica” y no lo supimos capitalizar. Tengo la esperanza y la fe , que después de todo lo cada uno hemos vivido, cada uno en su realidad, podamos haber aprendido y tomemos conciencia de nuestra responsabilidad , en el momento en que se necesite… Para hace de Venezuela y sus hospitales la gran potencia humana.

    Gracias al apreciado y Admirado Maestro Dr. Piquero por compartir éste artículo
    Saludos
    Ana G Angulo M

  22. William Abramovits

    Nuevamente gracias.
    No sorprendente pero interesante la cantidad de contribuciones de colegas, muchos de ellos amigos.
    Un punto a lo mejor intentado a ser tácito es el de la competencia de los clínicos.
    Me sorprende un poco lo que la imagenología le ha robado a la palpación del hígado o el bazo, etc.
    A lo mejor en Noruega, país muy rico, aun inculcan la observación y análisis de signos y síntomas.
    Extrapolemos a la dermatología. Que no se pierda el valor de nuestras observaciones.
    Para eso hicimos post-grado y agregamos experiencia.
    El laboratorio y los estudios paraclínicos deben ser para darle soporte a lo que sospechamos, no para reemplazarnos..
    William.

  23. Muito lindo editorial, com a obra de arte “A Miséria” completando perfeitamente! Precisamos sonhar, acreditar e lutar para que um dia tenhamos hospitais como os de Oslo no Chile, em todo Brasil por igual e em todo mundo!

  24. Excelente papá, para mi fue vital y fundamental tenerlos aquí conmigo. Gracias

  25. SI LOS NORUEGOS PUEDEN HACER ESA MARAVILLA ASISTENCIAL, LOS LATINOAMERICANOS TAMBIEN PODEMOS, ES SÓLO CUESTIÓN DE PROPONÉRNOSLO.
    UN ACCIDENTE DE UN SER QUERIDO SIRVIÓ PARA QUE LA COMUNIDAD MÉDICA AMERICANA APRENDA COMO DEBEN SER LAS COSAS.

    CUANDO RECUERDO QUE EN LA DÉCADA DE LOS 70, ESTUVE EN UN HOSPITAL EN LA CIUDAD DE PUNTO FIJO OBSERVANDO EL TRABAJO DE UN PEDIATRA AMIGO, A QUIEN HABÍA CONOCIDO EN LA ARGENTINA… ¡ME PARECIÓ MARAVILLOSOS ESE HOSPITAL! ¿HOY CÓMO ESTARÁ? HAYA QUE REVERTIR MUCHAS FILOSOFÍAS EQUÍVOCAS.
    ¡SUERTE PARA TODOS!

    • Hola Sr. Oscar, gracias por sus buenos deseos, el problema no son los médicos sino el sistema hospitalario en un país destruido. Los médicos son excelentes y trabajan con las uñas. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies