Inicio / Editorial / Paralelismo de la Rosácea con Dermatitis Seborreica y Acné

Paralelismo de la Rosácea con Dermatitis Seborreica y Acné

Resultado de imagen para andy warhol pinturas
Andy Warhol Serie Marilyn Monroe. Serigrafía. 1967.

 

Dios (la naturaleza para los agnósticos) no puso nombres a las enfermedades, aunque sí sutilezas. Las enfermedades han sido descritas, catalogadas, clasificadas, numeradas y nombradas para ordenar nuestro conocimiento y sistematizar el manejo terapéutico. Es así como hemos separado el Acné, la Dermatitis seborreica y la Rosácea pero en la práctica apreciamos que se confunden y/o coexisten.

Rosácea: Trastorno crónico que afecta las partes centrales de la cara y se caracteriza por enrojecimiento frecuente, eritema persistente, telangiectasia y episodios intercalados de inflamación con pápulas y pústulas.

Dermatitis seborreica:  Trastorno crónico recurrente de áreas eritematosas descamativas con mayor frecuencia en aquellas ricas en secreción sebácea, como el cuero cabelludo y la cara. Se ha relacionado con levaduras de especies de Malassezia, y alteraciones inmunológicas.

Acné vulgar: A partir de lesiones clínicamente no inflamatorias, comedones que luego cambian a pápulas, pústulas y nódulos inflamatorios. Afecta áreas de piel con mayor densidad de folículos sebáceos como la cara, parte superior del tórax y espalda.

Las tres son afecciones inflamatorias crónicas, donde participa una especial microbiota, respuesta inmunológica y glándula sebácea. La Dermatitis seborreica y el Acné se presentan más frecuentemente en adolescentes o jóvenes mientras que la Rosácea, en oportunidades después de la tercera década con antecedente de haber sufrido Acné en su adolescencia

Paralelismo entre Acné-Rosácea: Las lesiones inflamatorias tanto en el Acné vulgar como en la Rosácea pueden ser clínicamente idénticas, aunque, a diferencia del Acné vulgar, en la Rosácea hay ausencia total de comedones. Es común observar a pacientes con Acné en la adolescencia que años después tienen Rosácea pápula-pustulosa, sobre todo si son propensos a sonrojarse.

Paralelismo entre Dermatitis seborreica – Rosácea: Lesiones en cuero cabelludo, región retroauricular y cejas, además de escamas grasosas que sugieren un diagnóstico de Dermatitis seborreica, mientras que una distribución centro facial favorece a la Rosácea.

Entonces ¿Cuáles son las “sutiles” diferencias entre ellas? En el Acné: el comedón ocasionado por la alteración en la queratinización folicular. En la dermatitis seborreica: la especial predisposición a la multiplicación de la Malasezia conformando fértiles colonias y en la Rosácea: la tendencia a enrojecerse además de la piel sensible.

Común a las tres apreciamos en la piel de la cara una interfase entre el huésped y el medio ambiente con disfunción de barrera lo cual conduce a una respuesta inmune alterada, cosa que las tres patologías comparten con la Dermatitis atópica. Creemos, siguiendo la hipótesis de Plewig y Kligman “en las vías de transducción de señales como el del papel que juega, FoxO1 y mTORC1 en el Acné y las respuestas de estrés del retículo endoplásmico en la Rosácea”

La constelación sindromática del Acné y la Rosácea coexisten con cierta frecuencia en un solapamiento, que pueden lograr estar presentes al mismo tiempo con periodos en donde una se va apaciguando mientras que otra emerge lentamente.

Con este análisis de estas tres afecciones dermatológicas, queremos abrir una ventana al conocimiento donde al igual que el paralelismo que en ellas se aprecia,  también ocurre en muchas otras patologías,  no solo dermatológicas, donde existirían vínculos explicados a través de  diferentes expresiones inmunológicas.

Jaime Piquero Martin

 

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

10 comentarios

  1. José Antonio Román G

    Excelente tu artículo, Jaime. Patología muy frecuentes en la consulta diaria hospitalaria. Afortunadamente, aún disponemos de tratamientos, con muy buenos resultados. Gracias Jaime, así,removemos las neuronas, que duermen en la tranquilidad de la noche

  2. Hilda Ramos Zerpa

    Interesante analogía entre estas 3 patologías.
    Gracias Dr Piquero,

  3. Gracias dr Piquero por los tips que ayudan a separar entidades que con frecuencia cabalgan haciendo difícil el diagnóstico correcto.

  4. Lorena Abadía-Patino

    Excelente artículo mi estimado Jaime. Me gusta su forma de escribir

  5. Federico Ernesto Peña S

    Hola compañero, tenes toda la razón , me acuerdo de mi profesor Francisco Grimalt, que en sus libros de hace mas de 30 años , que existía la asociación de rosácea y la dermatitis seborreíca , la llamaba, Rosacea seborréica , donde enfatizaba del mal caracter de los pacientes y su fuerte componente emocional , afortunadamente existes para tratar de romper el dogma que hace mas de 500 años , nos tiene jodidos, empezar a pensar por nosotros mismos, de algo que vemos a diario
    Un abrazo

  6. Hola Profesor.
    Gracias por su recordatorio de la Clínica de estas tres patologías que tienen cosas en común, y quería señalar que las tres, se ven beneficiadas entre tantos tratamientos, por la recomposición de la flora bacteriana tanto a nivel cutáneo como intestinal, por lo que ahora estaríamos privilegiando el empleo de elementos Pro y Pre Bióticos sobre el empleo de antibióticos antiinflamatorios sistémicos, que a la larga perpetúan el problema.

    • Lorena Abadía-Patiño

      Mi alma honra la suya por ese despertar de conciencia mi estimado Jorge. Yo soy microbióloga y desde cuando me presentaron a las bacterias, fue amor a primera vista… Las bacterias son como los seres humanos, no todas comen lo mismo; por eso hay que tener mucho cuidado de cuáles prebióticos vamos a administrar… porque si alimentamos a las bacterias que no nos producen salud, sino al contrario, enfermedad, no estamos haciendo nada, por otro lado, no podemos administrar probióticos sin saber cuáles necesita el paciente, cada caso es particular… queda mucho por investigar… bendecida y reposada noche

  7. William Abramovits

    Gracias Jaime:

    Esto lo podemos usar cuando los pacientes nos acusen de habernos pelado su diagnóstico.

    Lo mismo ocurre con la dermatitis seborréica y la psoriasis del cuero cabelludo.
    Lo mismo ocurre con la dermatitis seborréica y la tiña versicolor.
    Lo mismo ocurre con la dermatitis atópica y la psoriasis.
    Lo mismo ocurre…

  8. Gracias a Roman, Hilda,Ismery, Lorena, por sus comentarios igualmente a Federico y William quienes captaron exactamente lo que deseaba transmitir. Tambien al Dr. Jorge aunque igual que Lorena, no es cualquier probiotico o prebiotico. Ese es un mundo que puede ser muy promisorio pero aun esta en fase de mayores evidencias para darle el espaldarazo
    Saludos
    Jaime Piquero Martin

Responder a Vanesa Piquero Casals Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies