Inicio / Casos Clínicos / Caso Clínico / Caso Nº2: Médico, no soporto el desagradable olor de mis axilas; y la gente que me rodea afirma que no es perceptible.

Caso Nº2: Médico, no soporto el desagradable olor de mis axilas; y la gente que me rodea afirma que no es perceptible.

Dr. Antonio David Pérez-Elizondo
Médico Internista-Dermatooncólogo
ExPresidente de la Academia de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México
Médico Adscrito del Instituto Materno-Infantil del Estado de México
Miembro del Colegio Ibero-Latino Americano de Dermatología
Miembro de la American Academy of Dermatology
Miembro de la Sociedad Mexicana de Pediatría

RESUMEN

Descrito por el Dr. Pryse-Philips en 1971, el síndrome de referencia olfatorio hace alusión a la convicción irreal de emitir mal olor proveniente del propio organismo con la percepción imaginaria de su advertencia por parte de las personas del entorno. Se considera una variante somática de tipo olfativa del trastorno delirante con componente afectivo; psicopatología propuesta como entidad independiente en el Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales en su quinta edición (DSM-V). Sin duda representa un verdadero desafío diagnóstico y terapéutico ya que la delimitación del cortejo sintomático resulta muy complicado al comprender ideas delirantes, marcadas obsesiones, conductas compulsivas y fobias sociales además de cierta participación de un trastorno dismórfico corporal, entre otros problemas mentales. Un punto controversial es la concepción de la única intervención de un error personal del juicio o la conjunción con fenomenología ilógica ideo-afectivo-perceptiva en el contexto del espectro delirante; queda por deliberar el significado certero de un delirio homogéneo y una ideación sobrevalorada. Se calcula una prevalencia de la problemática delirante entre 0.05 y 0.1% quizás abandonada en el subregistro y ni que decir de su vasta tipología. Alrededor del 40% de los afectados padecen diferentes comorbilidades asociadas predominando la ansiedad y depresión mayor, respecto a los rasgos de la personalidad más frecuentes corresponden al grupo C, anancásticos, dependientes y evitativos. El pronóstico del padecimiento por su cronicidad y empeoramiento progresivo se ha considerado desfavorable; sin embargo se reportan mejorías parciales o completas entre el 30 y 60% de los casos gracias a la psicoterapia y/o tratamiento farmacológico a base de antipsicóticos y antidepresivos. En esta breve revisión temática presento un caso ilustrativo.

Acerca de Editores PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

3 comentarios

  1. William Abramovits, MD, FAAD.

    Cuando hacemos pipí luego de comer espárragos algunos olemos algo peculiar. Hasta hace poco se pensaba que un químico que se filtraba por el riñón era el causante, pero ahora se ha demostrado que los que lo huelen eso tienen sensores y fibras olfatorias que otros no; y por ende detectan un olor que les sale a todos, pero no todos lo perciben.
    El punto es que no asuman que estos pacientes estén todos tostados de la cabeza, sino que perciben más que otros, como los buenos catadores de vinos, gourmets, halitosis y perfumes.
    En algunos de mis pacientes asumo que hay bacterias que transforman el sudor ecrino y apocrino y que son tratables con antibióticos / anti bacterianos como el hipoclorito, la clindamicina tópica y con glicopirrolato. A lo mejor es que los convenzo con labia – que incluye magia, hipnotismo y mentirillas; el caso es que muchos mejoran.

  2. Muy bueno Antonio David el caso y el comentario de William.
    Es fama que algunas personas sufren de bromhidrosis la mas de las veces acompañada de hiperhidrosis. Las consultas son mayores en adolescentes, en personas de color y provenientes de paises del mediterraneo.
    La causa mas frecuente es la falta de higiene, o bañarse y colocarsse la misma ropa, pero indudablemente que cambios hormonales ¿feromonas?. o tipo de alimentacion puede ser causante.
    Tengo 2 anecdotas 1.- El paciente con psoriasis que habia decidido comer solo melon para quitarse la Psoriasis, pues el hombre olia a melon (Por cierto que ya no tenia Psoriasis). 2.- El otro el de la madre celta española con el hijo que vido desesperada porque el hijo se quejaba de mal olor y que se queria suicidar y la madre acotaba «Pero es que huele a verraco». Al poco tiempo el joven se lanzo por un segundo piso, con traumatismos pero aun vive.
    Yo indico Succinato de Solifenacina, aseo, Desodorantes con 18% de clorhidrato de aluminio encima de una locion con clindamicina, medidas higienicas y prohibicion de utilizar la misma ropa luego del baño

  3. Rómulo Castellanos

    Buenas tardes y saludos a todos, leo este espléndido escrito y me permite rememorar el caso de un joven adolescente que atendimos hace algunos años en el Servicio de Dermatología del Centro Oncolólogico Estatal. La queja primordial era el fétido olor que emana de su ano, motivo por el cual la gente del transporte público y su propia familia se apartaba por la insoportable pestilencia que emanaba de su cuerpo. A la exploración física no se encuentra algún hallazgo patológico que explicara la molestia. Se decide interconsultar al Servicio de Gastroenterología que tampoco encontró alteración alguna como origen causal de su padecimiento. En conjunto, se refiere a Psiquiatría que concluye en un trastorno de disociación psiconeurótica estableciendo el tratamiento oportuno y apropiado para su progresiva mejoría, haciendo la alusión a una homosexualidad reprimida y delirantemente somatizada.

    Muchas Gracias a este medio de comunicación siempre de excelencia y de aprendizaje constante; ni conocíamos el término que documenta el Dr. Pérez Elizondo, ahora aprendimos. De verdad, muchas gracias al Dres. Jaime Piquero, Abramovitz por sus comentarios.

    Una excelente presentación de caso
    Gracias por compartir

Responder a Rómulo Castellanos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies