Inicio / Colaboradores / Museo Olavide / Nevus vascularis, úlcera varicosa y callosa de la pierna izquierda

Nevus vascularis, úlcera varicosa y callosa de la pierna izquierda

Actas Dermosifiliogr. 2008;99:657-8
MUSEO OLAVIDE
Nevus vascularis, úlcera varicosa y callosa de la pierna izquierda
Autor de la figura: Enrique Zofío. Clínica del Dr. Olavide. Hospital de San Juan de Dios. Sala 7.ª, cama n.º 14.

Figura del Museo Olavide n.º 32387, descargue a continuación:

museo-olavide-2009.pdf

Esta publicación tiene el permiso del Dr. Esteban Dauden Director de Actas Dermosifilograficas, de donde fueron extraidas las fotos y el comentario del Prof. DR, Luis Conde Salazar

Acerca de Luis Conde Salazar

4 comentarios

  1. Dr. Luis Conde Salazar:

    Resulta realmente reconfortante encontrarse con esta detallada y muy bien elaborada descripción semiológica, -a finales del siglo XIX- de una extensa úlcera, secuela de una fuerte contusión seguida de formación de absceso local en la cara externa de la pierna izquierda, en un vaquero de 43 años, de temperamento sanguíneo y morigeradas (sobrias, moderadas, comedidas) costumbres, quien ingresó el día 13 de octubre de1879 al hospital regional.

    Igualmente , la descripción de la terapéutica local con los medicamentos existentes para la época, que contribuyeron para la cicatrización casi “ad integrum” de la úlcera. No se contaba con las técnicas modernas de limpieza quirúrgica y colocación de injertos dermo-epidérmicos y otros estudios modernos no invasivos que nos miden el estado de la circulación venosa y arterial.

    Hoy día por las exigencias de la agitada vida que llevamos y los sacrificos en aras de la velocidad, nos hemos olvidados de buenas descripciones semiológicas y la riqueza del idioma castellano la hemos reducido a simples signos de un lenguaje telegráfico.

    Buen tema para reflexionar.

    Un saludo cordial
    Dr. Guillermo Planas Girón
    Ccs-Venezuela

  2. Guillermo participo en la admiración a estos médicos que eran clínicos de excepción, lejos de algunos modernos que presentan el caso con frialdad y economía en palabras.

    La riqueza del verbo de ese medico del Hospital San Juan de Dios de mediados del siglo XIX, dan fé no solo del nivel cultural, sino de la dedicación al paciente, eran lo que se llamaría observadores clínicos mas que mirones totalmente alejados de la problemática del paciente y su entorno.

    Recomiendo leer en esta misma edición en el módulo Comunicaciones de interés el boletín de la academia de Medicina al Dr. Rafael Muci Mendoza individuo de número de la academia nacional de Medicina quien escribe el editorial, ¿Por qué Sherlock Holmes?, ahi expresa lo que tú comentas.

    Sobre este paciente se demuestra la ley de las ulceras de estasis en miembros inferiores, donde con limpieza y reposo cicatrizan y me hizo recordar a una paciente también ( yo creo que el de la pieza de Zofio lo tiene), con Síndrome de Klippel-Trenaunay-Weber en una pierna, enfermera, la cual ha comprendido su problemática y juntos, la hemos mantenido sin grandes problemas, ya que se la cuida, guarda reposo cuando lo necesita, usa medias de compresión suave, (no puede de compresión moderada por el dolor), se mantiene limpia el área y cumple con la humectación y emoliencia para evitar pequeñas fisuras.

    Finalmente quiero agradecer al Dr. Luis Conde Salazar no solo por la titánica tarea de crear el museo de cera Olavide, sino también por permitir que este blog pueda ser testigo de esa labor extraordinaria.

  3. Indudablemente entrar a un museo, me ha puesto siempre a reflexionar como se han desarrollado los recursos humanos y como ha sido la creatividad en cada época para crecer y crecer; no conozco el museo de los Drs Conde y Heras; lo imagino similar al del Hospital San Luis de Paris; linda pieza, doctores… parece una fotografía que hoy se hace en medio minuto, pero que en su momento demandó otras ideas y un arte manual asombroso.

    Cordialmente,

    Jairo Mesa Cock.
    Manizales, Colombia

  4. Dr Conde:
    Quiero felicitarlo por excelente trabajo, me impresiona la descripción de la patología que se hacía mejor que hoy, la forma que ha logrado recuperar las piezas que logramos ver en sus entrevistas, ya revisé los videos de you tube, y la manera de tratar dichas patologías, ya que salian adelante con los tratamientos de la época .
    Gracias por compartir su trabajo con el mundo.
    Saludos, su ex alumna
    Dra. Francisca Flores -El Salvador CA

Responder a Jaime Piquero Martin Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies