Inicio / Editorial / ¿Existe el elixir de la juventud?

¿Existe el elixir de la juventud?


La juventud de Baco”
William Adolphe Bouguereau. 1.884

Pertenezco a una generación completamente escéptica referente a las quimeras del elíxir de la juventud y demás ciencia-ficción que ha timado al hombre desde que el mundo es mundo.

Sin embargo en los últimos años, los nuevos conocimientos me permiten tener dudas razonables a la creencia de que el “envejecimiento” es algo natural e invencible, particularmente la lectura de los trabajos y libros de dos científicos respetables, Ray Kurzweil (Estadounidense) y Aubrey de Grey (Inglés), y sobretodo la evidencia, reiteradamente probada en el laboratorio, que la llamada dieta de restricción calórica, extiende la vida de los ratones cerca de un 50% lo que me ha llevado a la conclusión de que si es posible alargar la vida, y además, que con la información derivada de la investigación científica, pienso que dentro de algunos años se logrará enlentecer el proceso de “envejecimiento” en la etapa en que todavía funcionamos razonablemente bien.

Observo la gran paradoja existente al respecto.

Por un lado sabemos de la muerte de millones de personas por hambre y desnutrición cada año que pasa, y por el otro, se nos informa que podemos alargar nuestra existencia con esa dieta de restricción calórica, vale decir, casi muriéndonos de hambre, por cuanto no abrigo dudas de que la experiencia de los ratones se extiende a otras especies animales e incluso al hombre. Y a pesar de la evidencia, nadie la ha intentado repetir en humanos, porque posiblemente “el remedio es peor que la enfermedad”. La verdad, todavía parcialmente oculta a nuestros ojos, es que tardará algún tiempo en dilucidarse, pero es obvio que cuando podemos, comemos mas de lo que debemos.

Hay además otras razones científicas para estar optimistas en este tema, como es por ejemplo, el hallazgo en una lombriz de un “gen maestro”, que regula el comportamiento de muchos otros genes en los cambios metabólicos que conducen a la vejez. Modificando ese gen, el daf-2 se extiende la vida de la lombriz de su rango normal de 20 días, hasta seis veces más de tiempo.

Los avances en cirugía e inmunología hacen presumir que no hay órgano malfuncionante que no pueda ser reemplazado, e incluso hay bases para pensar que podremos construir nuevos órganos a partir de células madre.

Posiblemente el único órgano que no podamos trasplantar nunca sea el cerebro y es que aparte de sus complejas interconexiones, si lográsemos trasplantar un cerebro al cuerpo de otro individuo, la nueva síntesis llevaría el nombre del cerebro y no del cuerpo.

Es una buena noticia para los jóvenes que me oyen, aunque desafortunadamente para mí me llega un poco tarde.

“La vejez es un naufragio”, como bien me dijo hace unos años ese ilustre venezolano Arturo Uslar Pietri, por lo tanto todo intento serio para evitarlo vale la pena y ya que sabemos –probadamente- que la vida puede alargarse considerablemente y quizás en favorables condiciones, es cuestión de escoger a tiempo los medios adecuados, que nos están siendo señalados a diario por novedosas investigaciones científicas.

Hasta el presente se ha creído que el límite de edad de cada especie lo marca el individuo de ella que ha vivido mas, y en los humanos es la Sra. Jeanne Calment del sur de Francia que llego hasta los 122 años de edad en buenas condiciones físicas y mentales… y cuando un reportero le preguntó en su último cumpleaños cuál era el secreto para vivir tanto, de inmediato contestó, con evidente sentido del humor, “creo que Dios se olvidó de mi”.

Pienso que en las próximas décadas Dios se olvidará de muchos seres humanos – por algunos años al menos-, siempre que sepan observar las reglas que se irán determinando a medida que avancemos en esa lucha que estamos librando a diario contra los estragos de la vejez.

Como la edad de cada persona se mide empíricamente, al menos y de primera instancia en la piel, hay buenas razones para pensar en el importante papel del dermatólogo para enlentecer ese proceso, especialmente en la piel del rostro, lo que me recuerda para finalizar, el cuento de la viuda multimillonaria norteamericana que se hospitaliza para una intervención quirúrgica menor y muere por un paro cardíaco al iniciarse la operación. Va al cielo donde Papa Dios le dice que ha habido un error y que todavía su tiempo de vida no ha terminado y por lo tanto regresará al mundo de los vivos. Ella acepta y le pregunta que tiempo le quedará de vida a lo que responde, “un par de décadas”. La señora es resucitada en el pabellón de cirugía y ya en plena recuperación piensa, “Si he de vivir tanto tiempo mas, vale la pena que me haga otros arreglos”, y así procede con múltiples intervenciones cosméticas….usted las nombra y ella se las hizo, se somete a dieta de adelgazamiento, hace todo tipo de fisioterapia, etc y vienen a visitarla y tomarle nuevas medidas los modistos, joyeros, etc., hasta que por fin sale un domingo por la mañana, muy elegante, rejuvenecida y oronda hacia su Roll Royce que la espera en las puertas del hospital. En el momento de abordar su vehículo viene una ambulancia a gran velocidad que choca violentamente al carro de la señora, arrollándola y matándola instantáneamente. La señora vuelve al cielo a la presencia del todopoderoso y le dice, “que pasó; si me ofreciste muchos años de vida”, a lo que Dios respondió: “es que no te reconocí”

Editorial: Invitado Dr. Francisco Kerdel Vegas. Conferencia dictada en Caracas Jornadas de Estetica y antienvejecimiento de la SVDCD el 23 de Abril 2010

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

3 comentarios

  1. antonio clemente

    Si creo, aunque emíricamente que el comer menos es muy saludable, de allí viene la idea de usar “El ayuno como arma terapéutica” saludos

  2. ciro rodriguez aliaga

    Estimados colegas la busqueda del elixir dela juventud en sudamerica y otros lugares continua,la genetica y el estudio de los seres viventes como algas marinas y especies de bacterias ,hongos y protozoos que forman esporas son casi inmotales , pueden vivir miles de años luego de esporularse al faltar condiciones de nutricion, permanecen años , hasta que nuevamente si hay condiciones favorables vuelven a crecer reproducirse …,muy pero muy interesante un abrazo …

  3. Assad Atala Freyat.

    Las cosas bellas de la vejez con todo y sus arrugas, naturales y armónicas.
    Sabiduría, paz, comprensión, bondad, sensibilidad, tranquilidad y, sobre todo, AMOR.
    VIDA CRISTIANA, VIDA SANA, VIDA ETERNA.

Responder a Assad Atala Freyat. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies