Inicio / Colaboradores / Inmunodermatología / La Piel es un órgano inmunológico

La Piel es un órgano inmunológico

inmu1.jpgLos avances de la investigación dermatológica siempre han ido más allá de los confines de la piel. El descubrimiento de las células de Langerhans, su posterior reconocimiento como células inmunocompetentes, y la intensa investigación alrededor de estas células, han permitido reconocer su papel crucial en el sistema inmunológico. Las células dendríticas son las células presentadoras de antígenos (CPA) más eficientes en la activación de linfocitos T quiescentes, y las más eficaces en la estimulación de linfocitos T vírgenes in vivo y por lo tanto en la inducción de respuestas inmunitarias primarias.  

Las células de Langerhans son capaces de capturar antígenos en la epidermis o su cercanía,  transportar estos antígenos a los ganglios linfáticos circunvecinos, donde transforman linfocitos T vírgenes en T memoria efectores con capacidad de anidamiento en piel. Estas evidencias permitieron demostrar los siguientes aspectos: 1) La piel, más que una barrera física, es un componente determinante del sistema inmunológico; 2) El brazo efector de la respuesta inmunitaria ocurre en los órganos linfoides secundarios y no en la sangre; 3) El sistema inmunitario periférico o difuso, se caracteriza por una dinámica comunicación entre los epitelios y los órganos linfoides secundarios.  
Las células dendríticas, como CPA profesionales, poseen propiedades de migración y anidamiento; captura, procesamiento y presentación de antígenos; y coestimulación de  linfocitos T1. Estas células son capaces de estimular o tolerizar  a linfocitos T vírgenes en una proporción 100 a 300 veces superior a la de otras CPA2-6.  Además, las células dendríticas no pierden sus características funcionales durante los eficientes procedimientos de aislamiento y purificación7-10, ni en cultivos estables con citocinas11-13. Todas estas propiedades las convierten en excelentes candidatas para el desarrollo de estrategias terapéuticas en diversas enfermedades.

Bibliografía.
1.    Steinman RM, Pack M, Inaba K. Dendritic cells in the T-cell areas of lymphoid organs. Immunol Revs 1997; 156:25-37.

2.    Steinman R M. The dendritic cell system and its role in immunogenicity. Ann Rev Immunol 1991; 9:271-296.

3.    Krasteva M, Kehren J, Horand F, Akiba H, Choquet G, Ducluzeau MT, Tèdone R, Garrigue JL, Kaiserlian D, Nicolas JF. Dual role of dendritic cells in the induction and down-regulation of antigen-specific cutaneous inflammation. J Immunol 1998; 160:1181-1190.

4.    Viney JL, Mowat AM, O`Malley JM, Williamson E, Fanger NA. Expanding dendritic cells in vivo enhances the induction of oral tolerance. J  Immunol 1998; 160:5815-5825.

5.    Inaba K, Metlay JP, Crowley MT, Steinman RM. Dendriric celld pulsed with protein antigens in vitro can prime antigen-specific, MHC-restricted T cells in situ.  J Exp Med 1990; 172:631-640.

6.    Palucka K, Banchereau J. Dendritic celld: A link  between innate and adaptative immunity. J Clin Immunol 1999; 19:12-25.

7.    Romani N, Reider D, Heuer M, Ebner S, Kämpgen E, Eibl B, Niederwieser D, Schuler G.  Generation of mature dendritic cells from human blood. An improved method with special regard to clinical applicability. J Immunol Methods 1996; 196:137-151.

8.    Vakkila J, Lethonen E, Koskimies S, Hurme M. Dendritic cells in human peripheral blood: Effective enrichment from the nonadherent cells. Immunol Lett 1987; 15:229-236.

9.    Mclellan AD, Starling GC, Hart DNJ. Isolation of human dendritic cells by discontinuos Nycodenz gradient centrifugation. 1995;184:81-89.

10.    Thurner B, Roder C, Dieckmann D, Heuer M, Glaser A, Keikavoussi P, Kampgen E, Bender A, Schuler G. Generation of large numbers of fully mature and stable dendritic cells from leukapheresis products for clinical application. J Immunol Methods. 1999. 223:1-15.

11.    Caux C, Dezutter-Dambuyant C, Xchmitt D, Banchereau J. GM-CSF and TNF cooperate in the generation of dendritic Langerhans cells. Nature1996; 360:258-261.

12.    Caux C, Vanbervliet B, Massacrier C, Dezutter-Dambuyant-C, de Saint-Vis B, Jacquet K, Yoneda S, Imamura D, Schmitt D, Banchereau J.  CD34+ hematopoietic progenitors from human cord blood differentiate along two independent dendritic cell pathways in response to GM-CSF + TNF. J Exp Med 1996; 184:695-706.

13.    Lotze M. Not just an antigen-presenting cell: 5th International symposium on dendritic cells in fundamental and clinical immunology. J Leuk Biol 1999; 66:195-200.

Acerca de Felix J. Tapia

Profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Jefe del Laboratorio de Biología Molecular, Instituto de Biomedicina, UCV. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y capítulos en libros. Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” 2005. Miembro de varios comités editoriales de revistas. Activo en el ciberespacio con publicaciones en Blog Felix J. Tapia, Piel Latinoamericana, Mirador Salud, Código Venezuela, RunRunes y DermPathPro.

2 comentarios

  1. Pienso que unos de los modelos de dermatosis más emblemáticos donde ocurren toda esa serie de eventos moleculares e inmunológicos condensados con gran capacidad de síntesis por nuestro amigo cuasi-dermatólogo, Dr. Félix J. Tapia en sus comentarios sobre la pertinencia de la piel como órgano inmunológico, son los linfomas de células “T” y entre ellos la Micosis Fungoides, y el Sindrome de Sézary, ampliamente estudiadas desde el punto etiopatogénico y su repercución en tejidos y en sangre.
    A mí, personalmente siempre me ha llamado mucho la atención la migración cutánea y la anidación de estas células con la cooperación de las células presentadoras de antígenos (CPA), las interacciones con los queratinocitos (la afinidad de las células linfoides por las células epidérmicas está representada porlos grupos celulares alrededor de las células de Langerhans, que forman al final los clásicos microabscesos de Pautrier), de las células endoteliales capilares y las células de Langerhans, son factores que le permiten a estas células (linfocitos “T”) alcanzar el epitelio (bien sea folicular, sudoríparo y/o superficial) y convertirse en residentes cutáneos, después de haber adquirido esta propensión de “hospederos cutáneos” por la intermediación de las células CPA a nivel ganglionar. De modo que el circuito tegumento-vía adenoide, es impresindible para que se conforme la enfermedad, lo que ha llevado a muchos autores a afirmar que todas las manifestaciones clínicas de la MF, trátese de las más insignificantes como puede ser una erupción en pequeñas placas, una dermatosis digitata,así como las formas mas avanzdas, son Linfoma desde el comienzo, esto es linfoma de células “T”.En otras palabras, cuando estamos hablando de MF estamos aceptando tácitamente que es un linfoma. Naturalmente de linfocitos que expresen expansión clonal con mutaciones y anormalidades cromosómicas.
    El reconocimiento clínico de las diveras manifestaciones de MF, publicados por la “Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cancer” (Willeemze et al (1997) y Sander et al (2001)y la de la WHO, es vital para los dermatólogos que tenemos que lidiar con la enfermedad en toda su complejidad (clínica, histología, inmunocitoquímica y tratamiento)
    Otra afección que siempre ha despertado mi curiosidad y que experimenta una migración celular embrionaria para hospedarse en última instancia y permanecer en el epitelio, es el melanoma maligno.Aunque de un linaje totalmente diferente a la MF, pero con ciertas características en común, nuevamente los queratinocitos ayudan a formar los que se conoce como “Unidad Melánica Epidérmica”, pero esto es otro tema y tal vez algún día lo ventilaremos.
    Mi agradecimiento al Dr. Tapia, por sus periódicas contribuciones a los dermatólogos, que nos ayudan a comprender mejor la patogenia de las enfermedades cutáneas.
    Dr. Guillermo Planas G. Dermatología-Dermopatología. Ccs- Venezuela.

  2. Estimado Guillermo, Gracias por tu interesante comentario. Siempre certero y estimulante. Me alegra mucho saber que sigues tan activo y agudo como siempre. Tu amigo, Felix

Responder a Dr. Guillermo Planas Girón Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies