Acerca de Jose Rafael Sardi

Médico cirujano. UCV. Docente de la Cátedra de Dermatología. Escuela “Luis Razetti”, Dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Caracas, Dermatovenereólogo de la Unidad de Venereología del Servicio de Dermatología. HUC. Dermatólogo miembro Titular de la Sociedad Venezolana de Dermatología

5 comentarios

  1. Hice Cirugía General toda una vida (50 años), pero esta fotografíias y lo logrado son admirable felicitaciones

  2. Carlos Gutiérrez

    Magnífica síntesis sobre tema de injertos cutáneos.

    En vista de todo lo aquí seÑalado es fundamental que Residentes adquieran conocimiento y habilidad para realización de injertos cutáneos. Técnica quirúrgica es más fácil de lo que pudiese parecer A PRIORI.

    Existe una variedad de situaciones (que no son pocas), en las que están indicados los injertos de piel para Cirugía Reconstructiva: desde pacientes jóvenes con piel menos elástica, otros con múltiples cirugías que agotaron colgajos locales o regionales, o colgajos que produzcan notable distorsión local que asumamos no mejorará posteriormente. También debemos considerar a pacientes con importante comorbilidad que promueva complicación de colgajos, o antecedente de radioterapia regional. Adaptabilidad de los injertos cutáneos a superficies cóncavas, planas o convexas les confiere más versatilidad.

    Aunque utilizamos injertos de espesor parcial para grandes defectos (incluidos pacientes con extensas quemaduras), merecen mención especial los injertos de espesor total en cirugía reconstructiva facial. Son irreemplazables en línea media desde la glabela hasta la punta nasal en muchos casos, y en general son muy útiles en toda la pirámide nasal y en reconstrucción auricular.

    En algunos pacientes debemos combinar colgajos e injertos para optimizar resultados.

    Por último debemos aclarar que en contraste a lo seÑalado, y de acuerdo a la bibliografía especializada y a experiencia propia, bajo un injerto (en especial los de espesor parcial) es más fácil advertir recidiva tumoral local que bajo un colgajo. De hecho, en casos de recidiva local bajo un colgajo recomiendo injerto diferido para reconstrucción siempre que sea posible.

    Felicitaciones.

  3. Carlos Gutiérrez

    Magnífica síntesis sobre importante tema.

    Por todo lo señalado es muy importante que médicos residentes adquieran conocimientos y habilidades para realizar injertos cutáneos. Dicha técnica quirúrgica es más sencilla de lo que pudiese parecer a priori.

    En Cirugía Reconstructiva existen muchas situaciones en que están indicados los injertos cutáneos: desde pacientes jóvenes con piel poco elástica, pacientes con múltiples intervenciones que agotaron colgajos locales o regionales, y otros con importante comorbilidad que promueva complicación de colgajos (incluidos aquellos con radioterapia regional). También debe ser considerado en casos de colgajos que produzcan notable “distorsión” local y que asumamos no mejorará posteriormente.

    Aunque en grandes defectos (en especial en pacientes con extensas quemaduras) realizamos injertos de espesor parcial, en Cirugía Reconstructiva Facial merecen mención especial los injertos de espesor total, los cuales son irreemplazables en la linea media desde la glabela hasta la punta nasal en muchos casos, y son muy útiles en toda la pirámide nasal y en reconstrucción auricular.

    Aunque existan preferencias de acuerdo a experiencia particular; realización o no de injertos no debe estar sujeta al “no me gusta” como he escuchado en varias oportunidades. Debe estar reglada por criterios bien establecidos en muchas publicaciones de Cirugía Reconstructiva. Aprovecho para recordar importancia de bases y aplicación del concepto de la ESCALERA RECONSTRUCTIVA.

    Por último es necesario aclarar que en contraste a lo señalado, y según bibliografía especializada y experiencia propia, es más fácil y rápido advertir recidiva tumoral local bajo un injerto (particularmente de espesor parcial) que bajo un colgajo. De hecho en pacientes con tumores de peor pronóstico y mayor posibilidad de recidiva local siempre prefiero un injerto a un colgajo, mientras sea posible. Mismo caso en pacientes que deben ser tratados por recidiva local bajo un colgajo o incluso bajo injerto previo.

    Saludos cordiales.

  4. Si, hay un error en el texto, como dice el Dr. Gutierres, es mucho más fácil detectar una recidiva debajo de un injerto que debajo de un colgajo. Este error lo había corregido, pero evidentemente se envió la preparación que tenía el error. OFREZCO DISCULPAS.
    Dr. José R. Sardi B.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies