Inicio / COLABORADORES / Acné y enfermedades relacionadas / Análisis crítico de la fisiopatología y manejo de la rosácea

Análisis crítico de la fisiopatología y manejo de la rosácea

A nuestra redacción de la mano de la Dra. María Isabel Herane nos hacer llego un articulo de revisión y análisis crítico de la fisiopatología y manejo terapéutico de la Rosácea según las manifestaciones clínicas de cada subtipo clínico, realizado por el Dr. James Del Rosso, favor buscar articulo completo.

James Q. Del Rosso Understanding rosacea?prone skin: Understanding the correlations between clinical manifestations and underlying pathophysiology Dermatological Reviews. 2021;1–5. DOI: 10.1002/der2.70

Aunque la piel de las personas con rosácea se ve igual que las personas con piel «normal» antes de que se desarrollen cambios fijos asociados con la rosácea en el tiempo, existen diferencias fisicoquímicas y estructurales presentes en la piel de las personas con rosácea que parecen explicar por qué tienen manifestaciones visibles de la enfermedad.

Estas diferencias incluyen los nervios y vasos cutáneos superficiales, aumento cuantitativo de los mastocitos dérmicos, actividad aumentada de mediadores neurovasculares específicos que promueven la vasodilatación aguda y la sintomatología neurosensorial, por receptores que responden a exposiciones externas (como calor, luz ultravioleta), aumento de propéptidos de catelicidina cutánea (LL-37) en la piel del rostro y actividad aumentada de varias enzimas que aumentan las vías inflamatorias Muchas de las cascadas que están asociadas con la fisiopatología de la rosácea son vías que operan fisiológicamente en la piel normal, pero están marcadamente reguladas al alza.

Se han asociado múltiples mecanismos fisiopatológicos con manifestaciones clínicas individuales, que se han correlacionado con subtipos específicos de rosácea.

Los subtipos principales son; rosácea eritematotelangiectásica (subtipo 1; ETR) y rosácea papulopustulosa (subtipo 2; PPR) ellas se intensifican durante un brote debido a la vasodilatación facial aguda-subaguda (enrojecimiento). Este último se puede presentar durante un brote con lesiones papulopustulosas localizadas. Los “subtipos” adicionales que pueden o no estar presentes son los cambios fimatosos de la rosácea y la rosácea ocular.

Más recientemente, el concepto de designar la rosácea por subtipos, al menos dentro del entorno del mundo real, ha trascendido a la identificación de los pacientes por su fenotipo actual. Debido a las marcadas variaciones en los fenotipos clínicos de la rosácea (que incluyen tanto la ETR como la PPR), actualmente se cree que ningún mecanismo único es dominante en todos los casos.

Los mecanismos, aunque consistentemente presentes en la mayoría de las presentaciones de rosácea, varían en su magnitud de contribución a las manifestaciones visibles, en un paciente dado.

Algunos mecanismos son más activos en las presentaciones comunes de la rosácea: Las vías o cascadas específicas pueden estar completamente inactivas o nunca operativas en casos individuales. Además, como los brotes repetidos pueden inducir progresivamente cambios estructurales dentro de la piel, especialmente con respecto a cambios en la vasculatura y la matriz dérmica, algunas manifestaciones clínicas pueden volverse más visibles con el tiempo, como PFE, telangiectasias y cambios fimatosos.

Dado que muchas de las manifestaciones clínicas de la rosácea se han correlacionado con mecanismos fisiopatológicos:

  • La educación del paciente y las recomendaciones generales específicas son muy importantes en el manejo general de la rosácea para reducir algunas de las cascadas fisiopatológicas que contribuyen al empeoramiento del trastorno.

  • Evitar los desencadenantes conocidos para reducir los brotes de rosácea.

  • El cuidado adecuado de la piel es un componente integral del manejo de la rosácea para reducir las vías de inflamación que son inducidas por el aumento de la pérdida de agua transepidérmica y la disminución de la hidratación epidérmica.

  • Para la rosácea con lesiones papulopustulosas, se ha demostrado que varias terapias son eficaces, a menudo mediante la inhibición de la vía de la catelicidina, como es el ácido azelaico, la ivermectina tópica y las tetraciclinas orales, incluida la doxiciclina en dosis sub-antibiótica .También se ha demostrado que la ivermectina tópica reduce la cantidad de ácaros Demodex que pueden provocar la exacerbación de la rosácea en algunos pacientes; La Doxiciclina puede inhibir la migración perifolicular de neutrófilos que conduce al desarrollo de lesiones papulopustulosas e inflamación cutánea general. También se ha informado que las tetraciclinas y el ácido azelaico tópico reducen los efectos de las especies reactivas de oxígeno que pueden ser operativa en rosácea.

Los avances en la comprensión de la fisiopatología de la rosácea y los modos de acción de muchos de los tratamientos utilizados han permitido a los médicos integrar enfoques racionales para el manejo del paciente.

  • Las lesiones vasculares en crisis o fijas como la PFE y las telangiectasias pueden tratarse, las primeras con tópicos alfa-agonistas y / o modalidades físicas y las segundas con modalidades físicas.

  • Los cambios fimatosos fijos justifican el uso de un enfoque de modalidad quirúrgica / física.

En última instancia, el médico debe individualizar el plan de tratamiento para cualquier paciente con rosácea en función de las manifestaciones clínicas presentes y otros factores específicos del paciente que pueden tenerse en cuenta.

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies